Servicio y sacrificio

El personal de paz se separa de sus familias y viaja a los lugares más hostiles del planeta para servir bajo la bandera de las Naciones Unidas.

Responsive image

Desde 1948, año en el que comenzaron las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, más de un millón de mujeres y hombres han participado en ellas. En general, el personal militar y de la policía que forma parte de estas misiones pertenecen a esos cuerpos de seguridad en sus países de origen y son enviados por sus gobiernos para servir bajo la bandera de las Naciones Unidas. Cada vez son más los países, grandes y pequeños, que aportan personal: unos 120. Los profesionales que participan en las operaciones de mantenimiento de la paz provienen de culturas diversas, tienen creencias distintas y hablan lenguas diferentes, pero tienen un propósito común: proteger a los más vulnerables y apoyar a los países en la transición del conflicto a la paz.

António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas | 16 de enero de 2018 
«Agradezco la generosidad de los países que aportan contingentes y fuerzas de policía y rindo homenaje a todas aquellas personas que han perdido la vida en acto de servicio».

Les pedimos grandes sacrificios al personal de mantenimiento de la paz y a sus familias. Llevan a cabo su labor en condiciones muy peligrosas y difíciles. Desgraciadamente, muchos han pagado el más algo precio: más de 3500 cascos azules han perdido la vida por defender la paz.

¿Que países aportan personal militar y policial?

El mantenimiento de la paz es una tarea de colaboración a nivel mundial, que es posible gracias a los países que aportan contingentes y fuerzas de policía. En este mapa puedes localizar esos países y en la sección de datos puedes averiguar en qué misiones específicas participan. 

Pulse sobre el nombre del país para ver la cantidad de personal proporcionado (disponible en inglés).