Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2012

Oficina de las Naciones Unidas en Burundi (BNUB)

Consolidar la paz a través del diálogo político

A finales de octubre de 2012, el Gobierno de Burundi (con apoyo de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo, la Unión Europea y asociados bilaterales) organizó una importante conferencia en Ginebra, reuniendo a todos los asociados del desarrollo de Burundi para movilizar apoyos para implementar su estrategia de reducción de la pobreza. A pesar de que las cifras oficiales están aun por confirmar, los participantes prometieron más de 2.600 millones de USD. Con este gesto alabaron al Gobierno y al pueblo de Burundi, por su compromiso de apoyar la buena gobernanza y el fortalecimiento de la lucha contra la pobreza. Éste fue un segundo año de impresionantes avances para Burundi en los indicadores «Doing Business» del Banco Mundial, donde Burundi se situó como el país «Más Mejorado» de 2012 y, entre los 10 países que se considera que más han mejorado en el mismo año a nivel mundial, el único de bajos ingresos. Gracias a los esfuerzos de la Dirección de Recaudación de Burundi, los impuestos han seguido una tendencia drásticamente creciente, a partir de una base muy pobre.

La Oficina de las Naciones Unidas en Burundi (BNUB) apoyó firmemente y dio la bienvenida a este compromiso por parte tanto de los inversores nacionales como de los asociados internacionales. «La historia mundial reciente nos enseña una clara lección: la etapa final de la consolidación de la paz es especialmente determinante en el proceso de recuperación de un país después del conflicto. Y es en esta encrucijada donde se encuentra ahora mismo Burundi», declaró el Representante Especial del Secretario General de BNUB Onanga-Anyanga en la Conferencia de Ginebra. «Por eso necesitamos ahora más que nunca el apoyo firme de asociados internos e internacionales», añadió.

RESG Onanga-Anyanga durante la Conferencia de Socios por el Desarrollo de Burundi, Ginebra, octubre de 2012.(Foto de la ONU/Jean-Marc Ferré)

RESG Onanga-Anyanga durante la Conferencia de Socios por el Desarrollo de Burundi, Ginebra, octubre de 2012.(Foto de la ONU/Jean-Marc Ferré)

Burundi presenció otros avances positivos en 2012. BNUB siguió apoyando los intentos de fortalecer el diálogo político. Se han celebrado dos reuniones formales entre el Gobierno y los partidos de la oposición, y un miembro de la oposición extraparlamentaria ha regresado del exilio a tiempo para celebrar el quincuagésimo aniversario de la independencia. Al mismo tiempo, el número de ejecuciones extrajudiciales y de otras violaciones de los derechos humanos recopilado por las Naciones Unidas disminuyó en 2012 en comparación con el año anterior. La Comisión Nacional Independiente de Derechos Humanos, que se fundó en 2012 con el apoyo de la ONU y siguió beneficiándose de apoyo de creación de capacidad, extendió sus operaciones a diferentes regiones.

Siguiendo los Acuerdos de Arusha

Sin embargo, el camino no está exento de retos. Por tanto, las Naciones Unidas continuarán apoyando a Burundi para cumplir los objetivos establecidos en los Acuerdos de Arusha hace más de 10 años: consolidar una democracia viva donde todos los ciudadanos puedan vivir pacíficamente, construir una sociedad que respete la diversidad y los derechos humanos y crear instituciones que luchen por una buena gobernanza y crecimiento sostenido. La ONU seguirá apoyando los intentos para promocionar un amplio diálogo político que allane el camino para unas elecciones pacíficas e inclusivas, planeadas para 2015.

En colaboración con sus asociados en Burundi, la ONU también centrará sus esfuerzos para fortalecer la independencia del poder judicial y el seguimiento judicial de las violaciones de los derechos humanos y otros crímenes, para abordar la impunidad, un problema recurrente.

Antes de las elecciones de 2015, uno de los mayores desafíos en Burundi será convertir en sostenibles los avances ya conseguidos, que la paz se instale firmemente a la sociedad burundesa y que todos los ciudadanos puedan unirse y participar libremente en el proceso democrático.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la
Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2013.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2014