Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2011

Misión Integrada de las Naciones Unidas en Timor-Leste (UNMIT)

Con vistas a la retirada

En el pasado año tuvieron lugar en Timor-Leste una serie de avances alentadores. El 27 de marzo, en un acontecimiento clave, la Policía Nacional de Timor-Leste (PNTL) reanudó su responsabilidad de llevar a cabo, liderar y controlar todas las operaciones policiales en el país.

El papel policial de la Misión Integrada de las Naciones Unidas en Timor-Leste (UNMIT) se ha centrado desde entonces en prestar apoyo complementario al desarrollo institucional y en la creación de capacidad para la PNTL, con base en el plan conjunto de desarrollo policial de la UNMIT y la PNTL. Sin embargo, mantiene la capacidad de proporcionar apoyo operacional si es necesario y se solicita, también durante el periodo electoral de 2012. Es alentador que, tras la reasunción de las responsabilidades policiales por parte de la PNTL, la tasa de delincuencia, —en general baja— prácticamente no haya cambiado, y que la estabilidad y tranquilidad general hayan predominado en el país. Con las intensas campañas y las crecientes tensiones, las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias de 2012 podrían poner a prueba la capacidad de la PNTL, que continúa afrontando dificultades logísticas. Aun así, es alentador que los líderes timorenses hayan seguido entablando diálogo. Cabe destacar que, en una importante iniciativa de diálogo (“Maubisse II”) promovida por el Obispo de Baucau el 26 de julio de 2011, los líderes políticos convinieron en la importancia de garantizar la estabilidad durante el proceso electoral. Con respecto a los preparativos de las elecciones de 2012, los órganos nacionales de gestión electoral han realizado avances significativos, con la asistencia integrada de la UNMIT y el equipo de las Naciones Unidas en el país.

El Parlamento ha seguido siendo un elemento clave para el debate democrático. El 28 de enero se aprobó en él, tras dos semanas de debate, el presupuesto estatal de 2011, que ascendía a 1.300 millones de dólares. El 11 de julio el Parlamento también aprobó el Plan de Desarrollo Estratégico de Timor-Leste para 2011-2030, que establece estrategias de crecimiento económico y reducción de la pobreza que abarcan los sectores esenciales del capital humano, la infraestructura y el desarrollo económico. En el sector de la justicia se siguieron realizando avances en la transición de los agentes jurídicos internacionales de sus funciones operacionales a funciones de asesoramiento. El 16 de mayo de 2011 tomaron posesión cuatro jueces nacionales (una mujer entre ellos), cinco defensores públicos y cinco fiscales, con lo que el total asciende a 25 jueces (cinco mujeres), 21 fiscales (cinco mujeres) y 18 defensores públicos (tres mujeres). Bajo la supervisión de la Fiscalía General, el Equipo de Investigación de Delitos Graves de la UNMIT continuó sus investigaciones sobre casos relacionados con crímenes de lesa humanidad y otros delitos graves cometidos entre el 1 de enero y el 25 de octubre de 1999.

Con vistas a la retirada

Habida cuenta del ambiente general de calma y seguridad y del clima político positivo, así como de los compromisos contraídos para que el proceso electoral se desarrolle de forma pacífica, la UNMIT, junto con el Gobierno, ha comenzado el proceso de transición, con vistas a la retirada de la Misión para finales de 2012.

La policía de la ONU y sus contrapartes nacionales realizan patrullas a pie en Makadade un día de mercado. Atauro (Timor-Leste), 24 de agosto de 2011. (Foto ONU/Martine Perret)

La policía de la ONU y sus contrapartes nacionales realizan patrullas a pie en Makadade un día de mercado. Atauro (Timor-Leste), 24 de agosto de 2011. (Foto ONU/Martine Perret)

Tal y como se acordó en la reunión del Comité de Alto Nivel sobre la Transición el 2 de febrero de 2011 (en la que estuvieron presentes, entre otros, representantes del Gobierno y de la UNMIT), en febrero de 2011, siete grupos de trabajo técnico mixtos (integrados por el Gobierno y los coordinadores de las Naciones Unidas) comenzaron a desarrollar un plan conjunto de transición. Los grupos de trabajo determinaron, entre otras cosas, qué medidas concretas debían tomarse en las siete esferas de atención prioritaria del plan (a saber, policía y seguridad; justicia, estado de derecho y derechos humanos; gobernanza democrática; desarrollo socioeconómico; apoyo a la misión y logística; capacitación del personal timorense; y efecto en la economía local) hasta la conclusión del mandato de la UNMIT, teniendo en cuenta las prioridades del Gobierno. Además, los grupos de trabajo determinaron qué tipo de apoyo prestado por la UNMIT se necesitaría después de que la Misión concluyera su mandato, y presentaron posibles acuerdos para traspasar responsabilidades a instituciones del Estado, colaboradores bilaterales y multilaterales, el equipo de las Naciones Unidas en el país u otras entidades.

Para prestar apoyo al empleo en el futuro, la UNMIT está impartiendo capacitación a más de 900 funcionarios nacionales.

En la reunión del 19 de septiembre de 2011 el Comité de Alto Nivel aprobó el Plan Conjunto de Transición, que firmaron el Presidente José Manuel Ramos-Horta, el Primer Ministro Xanana Gusmão y la Representante Especial del Secretario General y Jefa de la UNMIT, la Sra. Ameerah Haq. El plan aprovecha la sólida alianza entre Timor-Leste y las Naciones Unidas; una alianza que comenzó con la lucha del país por la libre determinación y la histórica consulta popular de 1999, y que continuó con el apoyo de la ONU a la vez que el pueblo timorense trabajaba por la consolidación de la paz y la seguridad, así como por la creación de instituciones nacionales sólidas y eficaces.

A fin de que los esfuerzos sean lo más eficaces posibles durante el resto del periodo, la UNMIT seguirá concentrándose, en cada una de sus esferas de responsabilidad, en las necesidades y actividades prioritarias determinadas junto con el Gobierno en el contexto del Plan Conjunto de Transición, que está siendo examinado periódicamente teniendo en cuenta la situación reinante.

A fin de mejorar las aptitudes de su personal nacional de forma que puedan gozar de mayores perspectivas de empleo tras la retirada de la Misión, la UNMIT está poniendo en marcha un programa de creación de capacidad de múltiples fases, que impartirá capacitación a más de 900 funcionarios nacionales. Algunas de estas actividades de formación también se ampliarán al personal del Gobierno o de otras instituciones nacionales.

Entretanto, prosiguen las consultas entre el Gobierno, las Naciones Unidas y otros interesados clave, tanto nacionales como internacionales, sobre las diversas opciones respecto a la presencia de las Naciones Unidas en Timor-Leste tras la retirada de la UNMIT.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la
Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2012.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2012