Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2011

Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS)

El país más joven de la historia

El año 2011 ha sido testigo del nacimiento de la República de Sudán del Sur. El 8 de Julio, la resolución 1996 del Consejo de Seguridad de la ONU autorizó a la Misión de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS) a comenzar sus actividades al día siguiente, Día de la Independencia de Sudán del Sur.

El Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, el Sr. Joseph Deiss, Presidente de la Asamblea General de la ONU, y la Sra. Hilde F. Johnson, Representante Especial del Secretario General para Sudán del Sur, acudieron a la ceremonia de independencia de Sudán del Sur celebrada en Juba, capital del país. Treinta Jefes de Estado, Ministros y dignatarios de todo el mundo, incluido el Sr. Omar Al-Bashir, Presidente del Sudán, presenciaron la toma de posesión del Presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, así como la firma y promulgación de la Constitución de Transición de Sudán del Sur y la declaración de amnistía para todos los grupos de milicianos.

El Presidente Al-Bashir reafirmó el reconocimiento de Sudán del Sur por parte de su Gobierno y se comprometió a trabajar en estrecha colaboración con el Presidente Kiir para resolver asuntos pendientes y construir una fuerte alianza de cara al futuro.

Establecer prioridades

La UNMISS ha contado con la colaboración del personal de la Misión de las Naciones Unidas en el Sudán y otros recursos de esta misión más antigua, pero, aun así, tuvo que hacer frente a la necesidad de establecer una planificación operacional y estratégica.

En su primera rueda de prensa, la Sra. Johnson (RESG) señaló las prioridades estratégicas de los 7000 soldados y 900 agentes de policía que componen la UNMISS. Comunicó a los reporteros que se encontraban en Juba que la máxima prioridad es la consolidación de la paz, en la que se incluye la diversidad política y el principio de inclusión. Prosiguió informando de que la segunda prioridad, destacada en la resolución, se trata de la gestión y solución de los conflictos y la protección de los civiles. Finalmente, indicó que la tercera prioridad es apoyar al Estado sursudanés en materia de seguridad, estado de derecho, justicia, derechos humanos y respeto a las leyes y normas internacionales.

>La UNMISS envía personal de mantenimiento de la paz a Jonglei, estado afectado por el conflicto. Likuangole (Sudán del Sur), 1 de septiembre de 2011. (UNMIS/Timothy Mckulka)

La UNMISS envía personal de mantenimiento de la paz a Jonglei, estado afectado por el conflicto. Likuangole (Sudán del Sur), 1 de septiembre de 2011. (UNMIS/Timothy Mckulka)

Logros más importantes

Tras independizarse, Sudán del Sur formó un Gobierno más representativo. La RESG, la Sra. Johnson, destacó la creación de una asamblea legislativa y un consejo de los estados. Además, añadió que, aunque es evidente que aun queda mucho por hacer para reforzar y mejorar estas instituciones democráticas, es importante mencionar que ya han sido instauradas.

También se iniciaron consultas tanto sobre nuevas leyes por las que se rijan los partidos políticos y las elecciones como sobre una revisión constitucional.

El Presidente Salva Kiir, tras haber formado el primer Gobierno del país en septiembre, ya ha tomado cinco medidas anticorrupción. En diciembre, un decreto presidencial promulgaba que los funcionarios púbicos deben declarar sus bienes y que no pueden dedicarse a negocios privados mientras estén en el cargo.

La UNMISS recibió la noticia de la obligación de que Sudán del Sur se una a la Iniciativa para la transparencia en las industrias extractivas como un importante avance hacia una mejor gobernanza.

La Sra. Johnson anunció que el Gobierno ha insistido en su fuerte compromiso de luchar contra la corrupción e instaurar instituciones con rapidez. Considera que se trata de procesos decisivos que pondrán al Gobierno en la situación adecuada para atraer a los inversores.

Cientos de miles de sursudaneses han estado volviendo al nuevo país con la ayuda de los organismos de la ONU y otras organizaciones humanitarias. Además, el Gobierno ha conseguido que importantes grupos paramilitares renegados se integren en el ejército nacional, el Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés (SPLA), lo que supone un gran logro.

Problemas de seguridad

A pesar del importante esfuerzo para estableces instituciones estatales e integrar a los grupos paramilitares en el ejército nacional, la protección de los civiles y el mantenimiento de una coexistencia pacífica entre tribus enfrentadas se han convertido en grandes retos.

La seguridad en el estado de Jonglei ha sido un tema especialmente problemático para el nuevo Gobierno. La UNMISS, cuya principal responsabilidad es la protección de los civiles, ha instado al Gobierno a que aliente a las comunidades involucradas en el ciclo de violencia de ese estado a que respeten sus primeras medidas y resuelvan sus diferencias a través del diálogo. La Sra. Johnson sostiene que las matanzas masivas deben parar y la gente de la zona necesitan unirse para poner fin a este despiadado y letal ciclo de violencia de una vez por todas.

La Misión ha estado trabajando activamente para ayudar a combatir los ataques de represalia, especialmente tras el sangriento enfrentamiento que tuvo lugar en agosto entre las comunidades Murle y Nou Luer. Ha continuado facilitando recursos, incrementando esfuerzos para prevenir y mitigar el conflicto entre las comunidades y, en diciembre, envió patrullas a la zona de Jonglei tras un nuevo brote de violencia.

La UNMISS ha coordinado, junto con el Gobierno de Sudán del Sur, el despliegue de fuerzas adicionales en las zonas en las que la tensión sigue siendo alta; además, a llevado a elaborado un exhaustivo y complejo plan de acercamiento para facilitar un proceso de reconciliación.

La Representante Especial del Secretario General añadió que este es el momento para que todos los sursudaneses impongan la paz en su nuevo e independiente país, por encima de otras preocupaciones e intereses.

Dicho plan apoya el proceso de paz inclusivo llevado a cabo por el Consejo de Inglesias del Sudán, además del despliegue del SPLA en Jonglei, que tiene órdenes de dar prioridad a la protección de los civiles.

Acuerdo de paz

Para que la paz y la estabilidad entre el Sudán y Sudán del Sur se asienten, es crucial que se resuelvan pacíficamente las cuestiones pendientes del Acuerdo General de Paz, que ha allanado el camino para la independencia del nuevo Estado.

El estancamiento del progreso del Acuerdo General de Paz y de las negociaciones posteriores a la independencia sobre acuerdos fienancieros y la cuestión de Abyei y la demarcazión fronteriza, han contribuído a la paralización de las relaciones entre el Norte y el Sur. En vista del recrudecimiento de los conflictos en los estados del Kordofán Meridional y del Nilo Azul, las tensiones se han agravado con las denuncias de Jartum. En dichas denuncias se mantiene que el Movimiento de Liberación del Pueblo Sudanés, sector septentrional, recibió ayuda de Sudán del Sur, algo que el Gobierno de Sudán del Sur niega.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la
Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2012.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2012