Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2011

Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL)

Elecciones en una democracia frágil

La UNMIL proporciona apoyo logístico y coordinación internacional durante las elecciones.
Monrovia (Liberia), 11 octubre de 2011.

La UNMIL proporciona apoyo logístico y coordinación internacional durante las elecciones. Monrovia (Liberia), 11 octubre de 2011. (Foto ONU/Staton Winter)

A pesar de la fuerte llovizna de la mañana, Martha Sonpon, de 35 años, esperaba pacientemente en la cola de una mesa electoral de los suburbios de Monrovia, con su hija de dos años a la espalda. En cuanto uno de los observadores la vio, la condujo al principio de la larga cola, ya que las mujeres embarazadas, las madres y las personas con discapacidades físicas tenían prioridad para depositar su voto.

Estas fueron las segundas elecciones democráticas de Liberia desde el final de la guerra civil, pero Sonpon votaba por primera vez. Al igual que miles de liberianos que abandonaron el país huyendo de una guerra civil que duró 14 años, esta mujer pasó más de una década como refugiada en Ghana y volvió a su hogar hace tan solo tres años. Afirma que está contenta de tener la oportunidad de elegir a su gobierno a través de unas elecciones y no a través de la lucha.

Las elecciones fueron la culminación de un enérgico proceso de campaña que duró varias semanas y durante el cual no hubo incidentes de seguridad importantes. Además, estos comicios fueron organizados por instituciones nacionales de Liberia encabezadas por la Comisión Electoral Nacional.

Apoyo de la ONU

Para ayudar en las elecciones, la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) coordinó la asistencia internacional, aportó apoyo logístico y transportó material electoral. Además, varios helicópteros de la ONU llevaron a más de 170 agentes de la Policía Nacional de Liberia a zonas remotas del país. Asimismo, la misión ayudó a la Policía Nacional de Liberia a mantener una atmósfera de paz en el país. La misión también apoyó el despliegue de observadores electorales de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y de la Unión Africana a las regiones de difícil acceso.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, se alegró al recibir la noticia de que los comicios se hubieran celebrado sin problemas y felicitó a los liberianos por ejercer su derecho de voto de una manera tranquila y pacífica. Tanto la misión de observación electoral de la CEDEAO como las misiones de observadores de la Unión Africana y el Centro Carter declararon libre, justa y transparente la primera ronda de las elecciones.

Refugiados de Côte d'Ivoire

Tras la violencia postelectoral que tuvo lugar en Côte d'Ivoire, Liberia recibió durante todo el año una masiva llegada de refugiados procedentes del país vecino. Cuando la afluencia de refugiados, que comenzó en noviembre de 2010, llegó a su punto máximo había en Liberia unas 200.000 personas de Côte d'Ivoire, algo que despertó preocupaciones sobre la seguridad.

La UNMIL ha estado apoyando a la Unidad de Respuesta de Emergencia de la Policía Nacional de Liberia y a los funcionarios de la Oficina de Inmigración y Naturalización. La misión participó en las patrullas regulares que vigilaban la frontera con Côte d'Ivoire y reforzó la vigilancia con patrullas aéreas, incluso en áreas de difícil acceso. La UNMIL también aumentó la cooperación con la Misión de las Naciones Unidas en Côte d'Ivoire (ONUCI) para asegurar un buen intercambio de información, un patrullaje de fronteras coordinado en ambos lados y la realización de operaciones fronterizas conjuntas. Otra de las actividades que llevó a cabo la UNMIL fue el envío de tropas y recursos de aviación a Côte d'Ivoire para ayudar a la ONUCI durante las elecciones de diciembre.

Los cascos azules, en colaboración con las entidades encargadas de hacer cumplir la ley en Liberia, siguen patrullando asentamientos de refugiados en los diferentes condados. También se han encargado de mantener abiertas las vías de abastecimiento, lo que facilitó la llegada de suministros humanitarios. Los ingenieros de la operación de mantenimiento de la paz han estado construyendo y rehabilitando las carreteras de acceso a dos de los campos de refugiados más importantes, situados en Bahn y Little Wlebo.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y otros organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas siguen recibiendo ayuda por parte de la UNMIL a la hora de lidiar con el inesperado problema al que Liberia hace frente desde hace un año. En noviembre de 2011, cuando los liberianos lidiaban con los problemas y las consecuencias políticas de la segunda vuelta de sus elecciones, aun había en Liberia más de 130.000 refugiados de Côte d'Ivoire que huían de la violencia postelectoral de su propio país.

Cuando se anunciaron los resultados, quedó claro que ningún candidato a la presidencia había ganado por mayoría absoluta, por lo que se necesitó una segunda vuelta. En esa segunda vuelta participaron la Sra. Presidenta Ellen Johson Sirleaf, del partido Unity Party ­—que ganó con un 43,9% de los votos— y el Sr. Winston Tubman, del partido Congress for Democratic Change (CDC) —que reunió el 32,7% de los votos. La segunda vuelta de las elecciones tuvo lugar el 8 de noviembre.

Sin embargo, el hecho de que algunos partidos de la oposición, liderados por el CDC, denunciaran irregularidades durante la primera ronda de las elecciones y pidieran la reorganización de la Comisión Electoral Nacional hacía presagiar que una segunda vuelta exenta problemas era poco probable. Se ignoraron las peticiones de la CEDEAO y la Unión Africana, entre otras entidades, para que se solucionaran los problemas legalmente. El CDC anunció un boicot a la segunda vuelta y el día de la víspera una violenta reunión de la oposición acabó cobrándose una vida. Sin embargo, todo salió como se había planeado.

Esta segunda vuelta se desarrolló en un ambiente de intranquilidad y confusión. La participación fue del 37,4% y la Presidenta Sirleaf resultó ganadora con más del 90% de los votos depositados. Los observadores locales e internacionales anunciaron que los comicios fueron transparentes, justos y sin irregularidades.

Una democracia emergente

Las segundas elecciones democráticas desde el fin de la guerra civil, consideradas la prueba definitiva de la democracia emergente del país, han demostrado que la democracia de Liberia se encuentra aun en un estado frágil. Liberia es un país que, tras los conflictos, se enfrenta a una delicada transición. Las discrepancias en torno a la segunda vuelta de las elecciones y los esfuerzos que se han realizado han puesto de manifiesto la importancia de una urgente reconciliación e integración para poder conseguir la paz.

El Presidente de la Comisión de la CEDEAO, el Sr. James Victor Cbeho, destacó la necesidad de aumentar el nivel de la educación política y la defensa legal de la región para asegurarse de que los líderes políticos son conscientes de que hay vida después de perder unas elecciones y que siempre tiene que haber un ganador y un perdedor.

 

 


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la
Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2012.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2012