ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2011

Introducción

Un año destacado pero difícil

En 2011, más de dos docenas de misiones políticas especiales y de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas trabajaron para proporcionar seguridad y estabilidad, facilitar los procesos políticos, proteger a los civiles, ofrecer ayuda para el regreso de los refugiados, apoyar las elecciones, desmovilizar y reintegrar a los antiguos combatientes y promover los derechos humanos y el estado de derecho.

Se exhortó a la ONU a realizar tareas tan variadas como proporcionar apoyo logístico al referendo de enero en el Sudán y, como consecuencia, cerrar la Misión de las Naciones Unidas en el país; establecer y desplegar nuevas misiones en el Sudán del Sur, Abyei y Libia; seguir contribuyendo a la reducción del nivel de inseguridad en Darfur; apoyar las elecciones presidenciales y legislativas en países como Liberia y Côte d'Ivoire y ayudarles a consolidar los logros que han alcanzado hasta ahora; seguir adelante con su tarea de establecer y mantener la paz en Oriente Medio y en Chipre; y preparar la reducción de la misión en Timor-Leste y otras como la de Haití. Además, dado el acuerdo por parte de los agentes políticos de Somalia sobre una hoja de ruta para completar el periodo de transición, el Secretario General Ban Ki-moon realizó una visita sorpresa a Mogadiscio para impulsar el proceso de paz e instar a los partidos a que hagan avanzar dicha hoja de ruta.

El Sr. Ban Ki-moon, Secretario General, y el Sr. Nassir Abdulaziz Al-Nasser, Presidente de la Asamblea General (en el centro), visitando las instalaciones que comparten la ONU y la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) en la capital del país, Mogadiscio. 9 de diciembre de 2011. (Foto ONU/Mark Garten)

El Sr. Ban Ki-moon, Secretario General, y el Sr. Nassir Abdulaziz Al-Nasser, Presidente de la Asamblea General (en el centro), visitando las instalaciones que comparten la ONU y la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) en la capital del país, Mogadiscio. 9 de diciembre de 2011. (Foto ONU/Mark Garten)

Pero el 2011 distó de ser un año tranquilo. Las Naciones Unidas tuvieron que hacer frente al violento periodo posterior a las reñidas elecciones presidenciales celebradas anteriormente ese mismo año en Côte d'Ivoire. La situación en el recientemente independizado Sudán Meridional continuó siendo una cuestión de gran importancia a causa de los enfrentamientos tribales, por no mencionar la falta de instituciones eficaces, tanto políticas como de gestión de los asuntos públicos. Además, hacia finales de año se plantearon algunas dudas sobre la credibilidad de las elecciones en la República Democrática del Congo. Algunas misiones siguieron enfrentándose a una «escasez de capacidades esenciales», incluyendo helicópteros. Poseer estas capacidades era fundamental para proteger a los civiles y garantizar la seguridad del personal de las Naciones Unidas, según declaró uno de sus funcionarios superiores en una sesión celebrada en octubre de 2011.

En diciembre, el Secretario General publicó su segundo informe sobre la marcha de los trabajos correspondientes a la iniciativa Nuevo Horizonte, lanzada en 2009. Este proceso tiene como objetivo evaluar los principales dilemas en materia de políticas y estrategia a los que hacen frente y seguirán haciendo frente en los próximos años las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. También se propone reforzar el diálogo en curso con los Estados Miembros y otras partes interesadas sobre posibles soluciones para calibrar mejor las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas a fin de satisfacer las necesidades actuales y futuras.

Asimismo, en 2011, el Secretario General publicó un importante informe sobre diplomacia preventiva. En él se resaltaban los recientes avances realizados mediante el uso de la diplomacia preventiva y de la mediación como una herramienta rentable para la gestión de las crisis, y se formuló el programa para los próximos cinco años. Tal y como señaló el Secretario General Ban, este nuevo hincapié en la diplomacia preventiva y en la mediación ha dado resultados alentadores en Sierra Leona, Guinea, Kirguistán, Chipre y Nepal.

] La UNAMID organiza actividades de divulgación sobre el desarme, la desmovilización y la reintegración. Darfur septentrional (Sudán), 25 de julio de 2011. (Foto ONU/Albert Gonzalez Ferran)

] La UNAMID organiza actividades de divulgación sobre el desarme, la desmovilización y la reintegración. Darfur septentrional (Sudán), 25 de julio de 2011. (Foto ONU/Albert Gonzalez Ferran)

Una vez más, en 2011, los casos de explotación y abuso sexual contra una parte del personal de mantenimiento de la paz pusieron de manifiesto el desafío que supone aplicar la política de tolerancia cero de la ONU. Como señaló Susana Malcorra, Secretaria General Adjunta de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno, en ninguna parte se demuestra de forma más visible el compromiso con nuestros valores básicos que en el ejercicio del deber fundamental de cuidado que todo el personal uniformado y civil encargado del mantenimiento de la paz debe a la población local a la que sirve y protege. Según la Sra. Malcorra, este historial ejemplar continúa viéndose empañado por las graves faltas de conducta cometidas por unas pocas personas, que incluyen un inaceptable número de actos injustificables de explotación sexual y maltrato. Mientras la Secretaría de las Naciones Unidas realizaba un seguimiento de los casos en los que se veía involucrado personal civil, contactó con países que aportaban contingentes para asegurar que las autoridades respectivas examinasen las denuncias sin demora.

El mantenimiento de la paz es una empresa peligrosa. Un total de 113 miembros pertenecientes al personal de las Naciones Unidas, tanto uniformados como civiles, perdieron trágicamente la vida en 2011 mientras prestaban servicios sobre el terreno. Realizaban dicha labor en zonas del mundo difíciles y adversas, tan lejanas como el Afganistán y Côte d'Ivoire, la República Democrática del Congo y Haití, el Líbano y el Sudán, Chipre y Liberia. En palabras del Secretario General Ban Ki-moon: «Nuestro mejor homenaje hacia ellos... es continuar el trabajo por el que dieron sus vidas, que ha contribuido a salvar y mejorar las de otros».


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la
Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2012.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2012