Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2010

Policía de las Naciones Unidas: crece la presencia y el estado de derecho

El primer despliegue

En un soleado día de agosto de 1960, en Leopoldville, Congo, (hoy Kinshasa en la República Democrática del Congo), una unidad de la Policía de Ghana, con cascos azules de acero a la espalda, un fez en la cabeza, pantalones cortos con pliegues y de color caqui, medias largas hasta la rodilla, clavas de madera y escudos de mimbre, desembarcó en un campo de aviación para tomar posesión de su cargo como parte de la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC).

El Secretario General de las Naciones Unidas, Dag Hammarskjöld, había solicitado más efectivos policiales como parte de la misión de mantenimiento de la paz para ayudar al nuevo Gobierno independiente del Congo a entrenar y desarrollar un servicio nacional de policía. La población de Ghana, junto con un destacamento de la policía de Nigeria, se mantuvo en los alrededores de Leopoldville hasta que la misión se retiró en 1964.

La Policía de las Naciones Unidas hoy en día

Medio siglo después, el rol de la Policía de las Naciones Unidas para promocionar la Paz y la Seguridad en las misiones sobre el terreno en todo el mundo ha crecido enormemente. En diciembre de 2010, unos 14.000 policías de las Naciones Unidas se desplegaron en 12 operaciones de mantenimiento de la paz y en cinco misiones políticas especiales. Se autorizó al Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz para que desplegara más de 17.600 Agentes de policía de las Naciones Unidas en 2011.

La policía de las Naciones Unidas cumple funciones de asistencia especializada, puesta en marcha de inspecciones, formación y desarrollo de la capacidad de vigilancia del Estado receptor, desarrollo y revisión de la orientación técnica y asistencia a los servicios nacionales de policía con planificación estratégica. Los efectivos suelen entran en acción en momentos críticos después de los conflictos, cuando la ley y el orden están desorganizados.

A menudo, en la coyuntura posterior a un conflicto, grupos armados llenan el vacío que deja el estado de derecho cuando este desaparece. En estos casos, el despliegue de la policía de las Naciones Unidas se realiza para ayudar en la desmilitarización y la profesionalización de la policía. En otros países, los cuerpos policiales de los Estados receptores están en funcionamiento pero pueden requerir reformas, entrenamiento o ganarse o recuperar la confianza de la población.

Para una mejor respuesta a las crisis, el Departamento de operaciones de Mantenimiento de la Paz (DOMP) cuenta con 41 agentes de policía especializados y cinco asuntos judiciales y funcionarios de prisiones dispuestos a extenderse en el plazo de una semana a cualquier país del mundo. Con sede en la Base Logística de las Naciones Unidas en Brindisi, Italia, estos equipos pueden ayudar a iniciar nuevas misiones o reforzar las operaciones existentes. Son contratados de acuerdo con su profesionalidad para ayudar a cualquier entidad de las Naciones Unidas o a un Estado miembro con problemas específicos.

Un oficial de policía de Ghana de la Misión de las Naciones Unidas en el Congo (MONUC) monta guardia en una calle de Leopoldville

Un oficial de policía de Ghana de la Misión de las Naciones Unidas en el Congo (MONUC) monta guardia en una calle de Leopoldville, Congo, (hoy Kinshasa, en la República Democrática del Congo). 7 de agosto de 1960 (Foto ONU)

Otra área de crecimiento para la Policía de las Naciones Unidas son las unidades de policía constituida, que ahora representan casi la mitad de la Policía desplegada de las Naciones Unidas. Contingentes nacionales de 120 a 160 agentes de policía armados toman el control y proporcionan seguridad en rotaciones de seis a 12 meses. Sus efectivos se han duplicado en 10 años, desde dos unidades a 64 unidades de policía a fecha de diciembre de 2010 al servicio de seis operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.

Cada vez se envían más agentes de policía de las Naciones Unidas para apoyar reformas, la reestructuración y la reconstrucción de la policía nacional y otros órganos aplicadores de la ley para garantizar un servicio policial democrático. Algunos mandatos del Consejo de Seguridad de las Cada vez se envían más agentes de policía de las Naciones Unidas para apoyar reformas, la reestructuración y la reconstrucción de la policía nacional y otros órganos aplicadores de la ley para garantizar un servicio policial democrático. Algunos mandatos del Consejo de Seguridad de las

Selección y contratación

La División de Policía de las Naciones Unidas fomenta orientación, procedimientos, servicios de expertos y alianzas con el fin de dotar con eficacia, dirigir y orientar a los servicios de la misión de la policía. También es responsable de la contratación general de los agentes de policía.

El movimiento y la rotación de agentes de policía es constante. Para garantizar un flujo constante de agentes altamente cualificados y con la experiencia necesaria, la División de Policía ha mejorado su capacidad de contratación, en coordinación países que aportan efectivos y con misiones sobre el terreno. El Departamento de operaciones de Mantenimiento de la Paz ha hablado de las diferencias especializadas que surgen a menudo en las misiones de las Naciones Unidas, el desequilibrio en los grupos nacionales y lingüísticos desplegados, el desequilibrio de género y las dificultades en el reclutamiento de personal de alto nivel.

En 2010, las tasas de vacantes se redujeron de 30 a 18,5 por ciento, aumentó la representación de grupos nacionales y lingüísticos, se avanzó sobre el objetivo mundial de las Naciones Unidas de agregar a un 20 por ciento de mujeres en la fuerza de la Policía de las Naciones Unidas para el año 2014, y se lograron algunos avances sobre la contratación de personal de alto nivel.

La División de Policía de las Naciones Unidas está trabajando a conciencia para aplicar la resolución 1325 (2000) del Consejo de Seguridad. Esta resolución pide al DOMP aumentar el número de mujeres que trabajan en operaciones de mantenimiento de la paz. Cuando se lanzó la «iniciativa global» de la División de Policía en 2009, sólo el ocho por ciento de los 11.000 Policías de las Naciones Unidas que se desplegaron eran mujeres. A finales de 2010, con un incremento de 3.000 nuevos oficiales, las mujeres representaban el 10 por ciento. Esta iniciativa global de las Naciones Unidas es un objetivo no sólo para la policía de las Naciones Unidas, sino también para los servicios nacionales de policía. La División de Policía trabaja con los gobiernos para identificar los obstáculos que disuaden a las mujeres para unirse a las fuerzas del orden, y les solicita que envíen a las Naciones Unidas una proporción de agentes masculinos y femeninos similar a la de sus servicios nacionales.

«Al capacitar a las mujeres en las fuerzas del orden y como tutores de la seguridad pública, no sólo estamos haciendo que los servicios de policía sean más eficaces y representativos, sino también estamos cambiando la idea que se tiene sobre las mujeres: no queremos que se las vea sólo como víctimas, sino como protectoras. Esto tiene un impacto enorme en muchos países alrededor del mundo», dijo la Asesora Policial de las Naciones Unidas, Ann-Marie Orler.

Identidad estandarizada

Dada la naturaleza de sus funciones, la Policía de las Naciones Unidas debe ser reconocida como un contingente oficiales de policía que trabajan en virtud de un mandato de la ONU. En algunas operaciones de paz (más recientemente Kosovo y Timor-Leste), la Policía de las Naciones Unidas ha tenido la autoridad ejecutiva para hacer cumplir la ley y el orden público.

Con el paso de los años, se han utilizado distintos símbolos de identificación sobre los vehículos, uniformes y oficinas en las misiones de las Naciones Unidas. En 2010, la División de Policía junto con el Departamento de Información Pública crearon una identidad común para la Policía de las Naciones Unidas. Después de un amplio estudio de escudos, colores y símbolos, se eligió un único diseño (ver cubierta posterior).

Trabajando juntos en el restablecimiento del estado de derecho.

Ban Ki-moon saluda a agentes de la Policía Nacional de Haití

El Secretario General Ban Ki-moon saluda a agentes de la Policía Nacional de Haití, que son asistidos por la Policía de las Naciones Unidas en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití para proporcionar seguridad a un campamento de personas desplazadas en Puerto Príncipe (Haití). 14 de marzo de 2010 (Foto ONU/Sophia Paris)

Los retos actuales que supone la vigilancia tras los conflictos requieren una estrecha colaboración entre la Policía de las Naciones Unidas y otros sectores sobre el terreno, en particular las organizaciones regionales, tales como la Unión Africana y la Unión Europea. La División de Policía también está en el Equipo Especial sobre la Ejecución de la Lucha contra el Terrorismo de las Naciones Unidas y dirige una armonización de los enfoques internacionales del papel de la policía en el mantenimiento de la paz. La Policía de las Naciones Unidas también trabaja con diversos socios, incluyendo la INTERPOL y la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito, con el fin de incrementar las capacidades nacionales para combatir el crimen organizado.

Las Naciones Unidas han entendido que la paz y el desarrollo a largo plazo después de un conflicto dependen de la restauración de los tres pilares del estado de derecho, es decir, la policía, la judicatura y los procesos de las correcciones.

Desde 2007, la Oficina de Fomento del Estado de Derecho y de las Instituciones de Seguridad del DOMP ha combinado una oficina del Asesor Policial con los asuntos judiciales y los componentes de las correcciones, así como una unidad dedicada a la reforma del sector de seguridad.

En 2011, la división tendrá como objetivo aumentar su efectividad a través de una selección y un reclutamiento mejorados, el desarrollo de un marco estratégico, el fortalecimiento de las alianzas, la formación especializada, directrices y procedimientos y una mayor igualdad de género.

Abordar y mejorar la capacidad en todo el estado de derecho se ha convertido en un enfoque normalizado de las Naciones Unidas. La necesidad de crear servicios nacionales de policías profesionales y responsables se inició hace 50 años en Kinshasa, y sigue siendo una meta primordial del despliegue de policía de las Naciones Unidas bajo el lema «servicio profesional: impacto duradero».


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la
Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Noviembre de 2011.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2012