ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2009

Las mujeres en el mantenimiento de la paz: Poder para dar poder

El papel particular de la mujer

Signe Poulsen (la segunda por la derecha), una oficial de los derechos humanos de la Misión Integrada de las Naciones Unidas en Timor-Leste, y dos agentes de la Dependencia de protección de personas vulnerables de la Policía Nacional de Timor-Leste

Signe Poulsen (la segunda por la derecha), una oficial de los derechos humanos de la Misión Integrada de las Naciones Unidas en Timor-Leste, y dos agentes de la Dependencia de protección de personas vulnerables de la Policía Nacional de Timor-Leste se entrevistan con la madre de una víctima de violencia doméstica. Dili, Timor-Leste. 5 de enero de 2009. (Foto ONU/Martine Perret)

Durante los periodos de guerra, las mujeres son víctimas de atrocidades que abarcan desde el abuso físico al desmoronamiento de la sociedad en la que viven. Durante el mantenimiento de la paz, las mujeres no sólo son beneficiarias esenciales de la presencia de las Naciones Unidas, si no que a menudo son también su mejor capital. La ONU es consciente, y por ello se ha esforzado para contratar a más personal femenino que trabaje en el mantenimiento de la paz en todos los campos y a todos los niveles. Los Departamentos de Operacio-nes de Mantenimiento de la Paz y de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno han unido fuerzas para dar a más mujeres trabajo como soldados, policías, observadoras de derechos humanos, entre otras tareas.

El Secretario General Ban Ki-moon ha continuado esforzándose por aumentar el número de mujeres que ocupan puestos vinculados a la gestión del mantenimiento de la paz. Recientemente ha nombrado a Ameerah Haq de Bangladesh, funcionaria veterana de las Naciones Unidas con gran experiencia en zonas de conflictos, su Representante Especial y responsable de la Misión Integrada de las Naciones Unidas en Timor-Leste.

La experiencia ha demostrado que las mujeres responsables del mantenimiento de la paz pueden desempeñar las mismas tareas con la misma eficacia y bajo las mismas condiciones que sus colegas varones. En muchos casos, las mujeres se encuentran en una situación incluso más adecuada para llevar a cabo misiones de mantenimiento de la paz. Las mujeres se encuentran en mejor situación que los hombres para entrevistarse con las víctimas de violencia de género, trabajar en prisiones de mujeres, ayudar a mujeres excombatientes en los procesos de desmovilización y reintegración en la vida civil y formar a las mujeres cadete en las academias de policía. Además, desarrollan una labor fundamental en lo referente a otorgar poderes a las mujeres para que reconstruyan sus países desolados por la guerra.

«No se trata de de alcanzar la paridad de los géneros por sí misma. Lo fundamental es aprovechar la importante contribución que únicamente las mujeres pueden realizar», apuntó el Secretario General Ban Ki-moon, que ha pedido a los Estados Miembros que aporten más personal femenino a las Naciones Unidas. «En muchas ocasiones, las trabajadoras tienen más facilidad para comunicarse con las mujeres del lugar. Consiguen que se sientan seguras y al mismo tiempo sirven como ejemplo de la autonomía de la mujer».

«Hemos avanzado mucho pero aún queda bastante por hacer», sentencia el responsable de las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, Alain Le Roy. Señaló, además, que las mujeres que trabajan para el mantenimiento de la paz realizan una contribución esencial en ámbitos como la seguridad, la reforma de instituciones estatales o el apoyo a procesos políticos. Y el trabajo que realizan anima a otras mujeres a participar en procesos de paz a nivel local. Susana Malcorra, Secretaria General Adjunta de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno, se mostró de acuerdo: «Tenemos un largo camino por delante tanto en el terreno militar como en el policial».

Personal civil responsable del mantenimiento de la paz

 Dos mujeres responsables del mantenimiento de la paz estrechan la mano de varios niños del lugar durante su patrullaje por Martissant, Puerto del Príncipe, Haití

Dos mujeres responsables del mantenimiento de la paz estrechan la mano de varios niños del lugar durante su patrullaje por Martissant, Port au Prince, Haití. 24 de abril de 2009(Foto ONU/Marco Dormino)

La ONU ha cosechado cierto éxito en la tarea de contratación y promoción de mujeres civiles encargadas del mantenimiento de la paz. Colaboran en sectores de asuntos civiles, derechos humanos, elecciones, reforma del sector de la seguridad, servicio de logística, medicina e información pública, entre otros. El 30 por ciento de estos trabajadores son mujeres. Encontramos un porcentaje de mujeres similar en los Departamentos de Operaciones de Mantenimiento de la Paz y de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno de la sede de la ONU en Nueva York. Han ayudado a que las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU logren resultados sobre el terreno.

«Sé que las mujeres pueden marcar la diferencia en el establecimiento, el mantenimiento y la consolidación de la paz. Lo sé porque lo he visto y he estado involucrada en ello», afirmó Margaret Novicki, una funcionaria superior del Departamento de Información Pública de la ONU y antigua responsable de la información pública de las operaciones de mantenimiento de la paz que la ONU llevó a cabo en Sierra Leona y Liberia.

En una ceremonia en honor de las mujeres responsables del mantenimiento de la paz que se celebró en Nueva York, Novicki habló sobre su experiencia en la misión de mantenimiento de la paz en Sierra Leona, que tuvo lugar hace casi una década:

«Estaba completamente segura de que algo no estaba bien enfocado en la visión del conjunto: los hombres controlaban los instrumentos de paz y de guerra, y las mujeres eran víctimas inocentes e invisibles. No podían opinar acerca de lo que les estaba sucediendo a ellas mismas, a sus familias y a su país. Fue entonces cuando decidí que en la ONU les permitiríamos expresarse por todos los medios posibles».

Junto a Zainab Bangura, una activista local, organizó la primera movilización de mujeres por la paz a nivel nacional, que se celebró el Día Internacional de la Mujer en marzo de 2001.Acudieron mujeres de toda Sierra Leona y se manifestaron para pedir que sus dirigentes regresaran a la mesa de negociaciones.

«Finalmente, volvieron, y con la ayuda de la ONU se reestableció la paz en Sierra Leona», apunta Novicki. Además, Zaina Bangura fue designada responsable del mantenimiento de la paz en la vecina Liberia. Posteriormente, se convirtió en la primera mujer de Sierra Leona en desempeñar el cargo de ministra de asuntos exteriores.

Policía de las Naciones Unidas

Una agente de Tailandia y otra de la Policía Nacional de Timor-Leste visitan a la familia de una víctima de violencia doméstica en Gleno, Timor-Leste

Una agente de Tailandia y otra de la Policía Nacional de Timor-Leste visitan a la familia de una víctima de violencia doméstica en Gleno, Timor-Leste. 16 de diciembre de 2009 (Foto ONU/Martine Perret)

En los últimos tres años, el número de mujeres en la policía de la ONU se ha duplicado hasta alcanzar el 8 por ciento. Sin embargo, el DOMP está lejos de sentirse satisfecho con esta cifra. La ONU necesita más mujeres policías para conseguir una mejor protección y asistencia en cuanto a los abusos sexuales durante los conflictos armados. «Al incluir agentes de sexo femenino en nuestro cuerpo de policía estamos fomentando el clima de seguridad que las víctimas necesitan y merecen», asegura el Secretario General. «Si logramos que las víctimas adquieran suficiente seguridad para presentar cargos contra sus agresores estaremos combatiendo la cultura de impunidad que ha prevalecido durante tanto tiempo».

Anne-Marie Orler, asesora adjunta del cuerpo de policía del DOMP, asegura que la paridad en la ONU entre hombres y mujeres alienta a la población femenina a denunciar los abusos sexuales y los casos de violencia de género. «Si contamos con un mayor número mujeres policía, podremos hacer mucho más», señala.

En siete misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas (Timor-Leste, Liberia, Kosovo, República del Sudán, Burundi y Sierra Leona), las divisiones de policía de la ONU colaboraron en la creación de unidades especializadas nacionales cuyo objetivo era investigar delitos sexuales y de violencia de género, así como ayudar a las víctimas.

La sargento Dora Doroye (a la izquierda), de la misión de la ONU en Liberia, da instrucciones a los miembros del batallón de Ghana

La sargento Dora Doroye (a la izquierda), de la misión de la ONU en Liberia, da instrucciones a los miembros del batallón de Ghana antes de liderar un patrullaje en Buchanan, Liberia. 17 de abril de 2009. (Foto ONU/Christopher Herwig)

Para continuar avanzando en este campo, la policía del DOMP lanzó una campaña para contratar a más agentes de sexo femenino en el cuerpo de policía de la ONU. Pretenden alcanzar el 20% de mujeres en el 2014. «El objetivo a largo plazo es llegar al 50%, por supuesto», apunta Anne-Marie Orler. En septiembre de 2009, una delegación de mujeres policía perteneciente a misiones de mantenimiento de la paz de la ONU y sus equivalentes nacionales, junto a representantes de países que aportan efectivos de policía a la ONU, se dirigieron a cientos de mujeres policía procedente de todo el mundo en una conferencia de formación. El acto estaba organizado por la Asociación Internacional de Mujeres Policía y se celebró en la ciudad estadounidense de Seattle Participaron alrededor de 625 mujeres policía, que mostraron un vivo interés por el ámbito policial de las Naciones Unidas. El mes siguiente, la reunión ministerial de ONU-INTERPOL adoptó una declaración que corroboraba los aspectos positivos de la presencia de agentes de sexo femenino en las operaciones de mantenimiento de la paz.

En 2007 se produjo el despliegue de una unidad de policía constituida femenina de India en la misión de la ONU en Liberia. Este acontecimiento apareció en la prensa de todo el mundo. El mencionado despliegue sigue considerándose un gran éxito: las agentes no sólo ayudaron a aumentar la seguridad en las calles de Monrovia, sino que también sirvieron como ejemplo para las mujeres y niñas de Liberia, que comenzaron a mostrar interés por iniciar una carrera policial en su país. La presencia de las mujeres policía indias en Liberia «demostró que las mujeres tienen una importancia fundamental en el establecimiento del estado de derecho en países recién salidos de un conflicto», afirma la Representante Especial del Secretario General en Liberia, Ellen Margrethe Løj.

«Al contar con mujeres fuertes, competentes y seguras de sí mismas en el cuerpo de policía enviamos un mensaje muy positivo», afirmó Andrew Hughes, asesor policial del DOMP hasta finales de 2009. «Si ellas pueden hacerlo... ¿entonces por qué no van a poder las mujeres pertenecientes a esta sociedad? La respuesta es... pueden y deben hacerlo».

Fuerzas militares

El porcentaje de mujeres en las fuerzas militares de las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU apenas llega al 2 por ciento. Este número tan reducido de mujeres soldado en la ONU se explica con la ausencia de mujeres en el campo militar en todo el mundo, especialmente en unidades de combate. No obstante, numerosos países cuentan con más mujeres entre sus fuerzas militares nacionales de lo que sus aportaciones a la ONU parecen indicar. El DOMP continúa pidiendo a los Estados Miembros que aporten más mujeres a la ONU. Sudáfrica, Ghana y Nigeria son algunos de los países que aportan tropas a la ONU que destacan por el elevado número de mujeres responsables del mantenimiento de la paz que envían, según la asesora adjunta en cuestiones de género del DOMP, «Comfort Lamptey». En un mundo frecuentemente dominado por el sexo masculino, las mujeres responsables del mantenimiento de la paz constituyen un buen ejemplo para las mujeres y las niñas», indicó Claudio Graziano, Comandante de la Fuerza y General de División de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano, institución en la que colaboran numerosas mujeres de Ghana.La sargento Dora Dordoye, que está al frente de nueve soldados ghaneses en Liberia, afirma que ella está allí para ayudar a la población local, exactamente igual que sus colegas varones. «He recibido formación de soldado profesional y estoy preparada para cumplir cualquier misión en cualquier momento».

Divulgación en los Estados Miembros

Los Departamentos de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno y de Información Pública decidieron que el tema del Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas (29 de mayo de 2009) fuera: «Las mujeres en el Mantenimiento de la Paz: Poder para dar poder». Con esto pretendían concienciar a la población sobre la importancia de esta cuestión, agradecer a los Estados Miembros su aportación de mujeres responsables del mantenimiento de la paz y alentarles a continuar contribuyendo: Poder para dar poder». Los tres departamentos, en colaboración con las operaciones sobre el terreno, organizaron diversos actos tanto en la sede principal de Nueva York como en el resto de oficinas que la ONU tiene alrededor del mundo. Se exhibió una importante exposición multimedia en la sede principal de la ONU. Además, diversos países organizaron exposiciones de fotografías, conferencias y mesas redondas. La Televisión de la ONU creó un vídeo (cuyo título original es «Women in Peacekeeping: The Power to Empower»), que puede verse desde cualquier lugar del mundo a través de las páginas de Internet de la ONU y de la página Youtube . Disponible en inglés

El Consejo de Seguridad apoya al personal femenino del mantenimiento de la paz

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó tres resoluciones que subrayan la importancia del personal femenino en el mantenimiento de la paz. La primera de ellas, adoptada el 31 de octubre de 2000, fue la histórica resolución 1325 sobre «La mujer y la paz y la seguridad». En ella se reconoció que las mujeres son las principales damnificadas en los conflictos armados y que, por lo tanto, deberían desempeñar un papel fundamental tanto para prevenirlos como para solucionarlos. La resolución subraya la importancia de lograr que las mujeres participen del mismo modo que los hombres en los procesos de paz y que se involucren plenamente en ellos y en el mantenimiento y la promoción de la paz y de la seguridad. En ella se pedía un aumento de la colaboración de las mujeres en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU en el ámbito militar, policial y civil, sin olvidar los cargos de responsabilidad. El 19 de junio de 2008, el Consejo de Seguridad adoptó la resolución 1820. En ella, se exhortaba a los países que aportan tropas y efectivos de policía a destinar más personal de mantenimiento de la paz o mujeres policía para las misiones de mantenimiento de la paz. Con esto se pretendía proteger a la población civil, incluidos mujeres y niños, y prevenir abusos sexuales hacia mujeres y niñas. Mediante la resolución 1888 (2009), cuyo objetivo fue aumentar los esfuerzos de la comunidad internacional para combatir la violencia de índole sexual durante los conflictos armados, el Consejo de Seguridad reconocía que el personal de mantenimiento femenino alienta a las mujeres de la zona afectada a formar parte de las fuerzas armadas y de seguridad del país, lo que contribuye a consolidar un sector de seguridad al alcance de toda la población.

De cara al futuro

Con el décimo aniversario de la Resolución 1325 (se celebrará en 2010), las Naciones Unidas pueden enorgullecerse de haber fortalecido su compromiso de incrementar la participación femenina en el mantenimiento de la paz de la ONU, así como de haber realizado avances muy significativos en 2009. El Secretario General, los altos funcionarios del mantenimiento de la paz, el Consejo de Seguridad y los Estados Miembros han subrayado la necesidad de aumentar el número de mujeres involucradas en el mantenimiento de la paz. Si se consigue este objetivo, las misiones de mantenimiento de la paz serán más eficaces a la hora de contribuir a la consolidación de una paz duradera en países en proceso de recuperación de un conflicto bélico.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010