ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2008

Historias

Ahtisaari enorgullece a las operaciones de paz de la ONU con el Premio Nobel de 2008

Marttu Ahtisaari (centro), participa en una reunión con Jordan Ryan (derecha)

Marttu Ahtisaari (centro), ex Enviado Especial de las Naciones Unidas y premiado con el Nobel de la Paz de 2008, participa en una reunión con Jordan Ryan (derecha), REASG de Liberia. Monrovia, Liberia. 28 de noviembre de 2008 Foto de la ONU de Christopher Herwig.

Cuando el 10 de diciembre el ex- enviado especial y funcionario superior de las Naciones Unidas Martti Ahtisaari recibió el Premio Nobel de la Paz en Oslo, fue elogiado en todo el mundo por las tres décadas que ha dedicado a la búsqueda de la paz. El periódico Seattle Times declaró que «podría decirse que él ha sido responsable de negociar más acuerdos de paz permanentes que ninguna otra persona viva».

Gran parte de su trabajo estuvo relacionado con dirigir operaciones de paz y negociaciones de las Naciones Unidas. De 1987 a 1991, el Sr. Ahtisaari ejerció de Secretario General Adjunto de Administración y Gestión.

Desempeñó un papel crucial en la solución del conflicto en Namibia colaborando en la independencia del país en 1990 con un tratado de paz que precedió el fin del apartheid en la vecina Sudáfrica. El año siguiente, dirigió una misión de evaluación de las Naciones Unidas para estudiar el estado de la infraestructura iraquí tras la primera Guerra del Golfo y apoyó el envío de ayuda humanitaria al destrozado país.

Fue luego Presidente de Finlandia de 1994 a 2000 y, como tal, participó en la ayuda prestada a las partes del conflicto que afectaba a la antigua Yugoslavia a llegar al Acuerdo de Dayton en 1995. En noviembre de 2006, el Secretario General de las Naciones Unidas nombró al Sr. Ahtisaari Enviado Especial para el proceso relativo al estatuto de Kosovo, que determinaría si la provincia, que había estado administrada por las Naciones Unidas desde 1991, asumiría la independencia o seguiría formando parte de Serbia.

La Propuesta integral de Acuerdo sobre el Estatuto de Kosovo del Sr. Ahtisaari, que abogaba por una independencia supervisada de Kosovo, no recibió apoyo formal del Consejo de Seguridad y Kosovo declaró su independencia a principios del año 2008. Una misión de las Naciones Unidas, la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK), permanece en la zona y una misión de la Unión Europea recientemente desplegada, la Misión de la Unión Europea por el Estado de Derecho en Kosovo (EULEX), ha asumido la dirección de la policía y del sistema jurídico.

El Sr. Ahtisaari reunió al separatista Movimiento de Liberación de Aceh y al Gobierno de Indonesia en 2005 para que firmasen un acuerdo de paz, poniendo fin a 29 años de conflicto que se había cobrado alrededor de 15.000 vidas.

En su discurso de recepción del premio, se mostró modesto en cuanto al papel de mediador: «Las partes son las responsables del desastre que han creado. Debería reconocérseles su éxito». No obstante, también reconoció que hay muchos actores implicados en el establecimiento de una paz próspera: «En un conflicto, una de las partes siempre puede atribuirse la victoria, pero, para establecer la paz, en necesario que se involucren todos: Los débiles y los poderosos, los vencedores y los vencidos, hombres y mujeres, los jóvenes y los viejos». Pero añadió la advertencia de que: «Hay que hablar con aquellos que tienen el poder».

Recordó a los implicados en apoyar procesos de paz que la asistencia posterior a un conflicto debe continuar años después de la cesación de las hostilidades, y que esta asistencia debería incluir la creación de empleo para los jóvenes y ofrecer a todos la esperanza como estrategia para el mantenimiento de la paz. De manera más específica, señaló a los líderes mundiales, junto con los Israelís y los Palestinos, como responsables de la falta de paz en Oriente Medio. «La paz es una cuestión de voluntad. Todos los conflictos pueden ser resueltos, por lo que no hay excusas para permitir que se conviertan en eternos».

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010