ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2008

Historias

La MINURCAT adiestra a los efectivos de la Policía del Chad y se prepara para expandirse

Alain Le Roy, Victor Angelo y Rima Salah, visitan Abéché en compañía de las autoridades chadianas

Alain Le Roy, Secretario General Adjunto para Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Victor Angelo, Representante Especial del Secretario General para el Chad y la República Centroafricana, Rima Salah, Representante Especial Adjunta del Secretario General, visitan Abéché en compañía de las autoridades chadianas. Abéché, Chad. 15 de octubre de 2008. Foto de la ONU de Penangnini Touré.

Durante 2008, la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT) trabajó para atraer la atención y paliar la atroz situación de aproximadamente medio millón de desplazados internos y refugiados, que se encontraban concentrados en la inestable región fronteriza de ambos países con Sudán. El papel de las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas aumentará de forma espectacular en 2009, cuando la MINURCAT se expandirá y asumirá responsabilidades que le serán transferidas por la EUFOR, la Fuerza de la Unión Europea (UE) que se encuentra actualmente desplegada en la zona.

El mandato de la MINURCAT, establecido mediante la resolución 1778 (2008) del Consejo de Seguridad asignó a la misión la tarea de continuar ayudando en la creación de condiciones propicias para el retorno voluntario, seguro y sostenible de los refugiados (57.000 provenientes de la República Centroafricana y 263.000 de Darfur, Sudán) y de 180.000 desplazados internos que actualmente se encuentran en campamentos en la región oriental del Chad.

Sin embargo, la MINURCAT ha sido una misión pequeña, con 863 efectivos a finales de 2008, incluyendo 236 policías de las Naciones Unidas, 46 oficiales de enlace militar, y un componente civil consistente en personal de apoyo a los asuntos civiles, a los derechos humanos, al estado de derecho y a la misión.

Trabajando junto a la EUFOR, la misión se ha centrado de forma especial en la formación y en el despliegue de la policía especial chadiana - Destacamento Integrado de Seguridad (DIS) - con el fin de que prevalezca la ley y el orden tanto en los campamentos de refugiados como para los civiles desplazados dentro de un radio de 10 kilómetros de distancia a los campamentos en la zona oriental del Chad. En diciembre, la MINURCAT ya había adiestrado a más de 400 agentes de la DIS, la mayoría de ellos ya desplegados en la zona oriental del país. Asimismo, la misión está desplazando a un gran número de componentes civiles a la zona oriental del Chad bajo la dirección de la Representante Especial Adjunta del Secretario General (DSRSG) Rima Salah.

El reclutamiento de soldados por parte de los grupos rebeldes de Darfur, la violencia sexual y el bandidaje han asolado los campamentos de refugiados y de desplazados internos, así como a la región en la que están situados, representando «un grave desafío humanitario», informó el Secretario General Ban Ki-moon en diciembre. El Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los Niños y los Conflictos Armados, Radhika Coormaraswamy, visitó en mayo el país y recibió la promesa del Gobierno del Chad de que todos los niños detenidos por su relación con grupos armados serían puestos en libertad.

En su determinación para abordar la violencia sexual dentro de su zona de operaciones, la MINURCAT lanzó una campaña centrada en los derechos de las mujeres y niñas, seguida en octubre de un taller sobre la violencia sexual sufrida por los desplazados internos y los refugiados en la zona oriental del Chad.

La frágil situación en Chad quedó demostrada nada más comenzar el año, cuando en febrero una coalición de los rebeldes chadianos conocida como Resistencia Nacional lanzó un ataque sobre la capital, N´Djamena, el cual dio lugar al aumento de los desplazamientos internos y al traslado temporal del personal humanitario internacional y del de la MINURCAT fuera del país. El ataque fue condenado por el Consejo de Seguridad y por el Secretario General.

El 4 de diciembre de 2008, el Secretario General publicó un informe sobre la MINURCAT en el que recomendaba la noción general de una fuerza de las Naciones Unidas de al menos 4.900 efectivos del personal de paz como relevo de la EUFOR a partir del 15 de marzo de 2009. A principios de enero de 2009, el Consejo de Seguridad, basándose en esas recomendaciones, se disponía a decidir sobre el mandato y el número de efectivos de la nueva fuerza de las Naciones Unidas, pero el Secretario General recomendó que la nueva fuerza tuviera más movilidad, abarcara una zona mayor y asumiera mayores responsabilidades que la EUFOR, así como que debía estar en funcionamiento a partir del próximo año. Con 18 helicópteros, será visible tanto desde el aire como desde la tierra.

Mientras tanto, la creación de la fuerza y los preparativos para la transición siguen su curso. A la vista de las condiciones de seguridad, la naturaleza del medio, que supone un desafío desde el punto de vista logístico, y el poco tiempo restante antes del traspaso de autoridad del EUFOR a la fuerza, es importante que se reciba lo antes posible el compromiso de los Estados Miembros de las Naciones Unidas para prestar apoyo a la fuerza. Para facilitar la transición, las Naciones Unidas están pidiendo a la mayoría de los países que contribuyen a la EUFOR que se "re-adpaten", incluso durante un período de transición.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010