ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2008

Historias

Luego de ganar terreno en Liberia comienza a reducirse la presencia de los cascos azules de la ONU

Ellen Margrethe Løj (tercera por la izquierda) y Henrik Stiernblad (izquierda), visitan a los recién formados agentes de respuesta de emergencia liberianos durante una patrulla nocturna junto con la Policía de las Naciones Unidas

Ellen Margrethe Løj (tercera por la izquierda), Representante Especial del Secretario General para Liberia, y Henrik Stiernblad (izquierda), Comisionado de Policía de la UNMIL, visitan a los recién formados agentes de respuesta de emergencia liberianos durante una patrulla nocturna junto con la Policía de las Naciones Unidas (UNPOL). Monrovia, Liberia. 9 de noviembre de 2008. Foto de la ONU de Christopher Herwig.

La Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) sigue siendo una de las operaciones más exitosas de las Naciones Unidas durante los últimos años. Gracias en buena parte a los esfuerzos realizados por la UNMIL y los organismos de las Naciones Unidas que operan en el país, Liberia ha disfrutado de su quinto año de paz y estabilidad, un hecho sin precedentes desde el estallido del conflicto hace dos décadas.

En una visita al país durante el mes de abril, el Secretario General Ban Ki-moon elogió los «extraordinarios logros» realizados por el país. Dirigiéndose al Parlamento liberiano, prometió el «inquebrantable compromiso por la paz, la estabilidad y la prosperidad» en el país.

Desde su creación en 2003, la UNMIL, ahora dirigida por la Representante Especial del Secretario General, Ellen Margrethe Løj, ha hecho posible el regreso de cientos de miles de personas desplazadas y de refugiados, ha desarmado a más de 100.000 ex-combatientes y, en 2005, colaboró en la organización y el desarrollo de las históricas elecciones en las que Ellen Johnson-Sirleaf se convirtió en la primera mujer en ser elegida jefa de Estado en África. Asimismo, los componentes militar y policial de la misión han fomentado un ambiente de seguridad que allanó el camino para el largo proceso de reconstrucción, el desarrollo económico y la conciliación política, así como para el retorno de los niños a las escuelas en todo el país.

En agosto, varios meses después de su visita a Liberia, el Secretario General recomendó al Consejo de Seguridad la retirada de 1.460 efectivos militares de la UNMIL, entre los que se incluían tropas, oficiales de personal, observadores y unidades administrativas y de ingeniería –lo que dejará a la UNMIL con poco más de 10.000 efectivos en marzo de 2009. El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la recomendación, que también pedía la racionalización de los sectores de la UNMIL en el país reduciéndolos de cuatro a dos.

Como muestra de su énfasis en el fortalecimiento del estado de derecho en Liberia, el Consejo también aumentó el número de componentes de policía de la UNMIL al autorizar el despliegue de otros 240 efectivos en 2 unidades de policía constituídas «para proporcionar asesoramiento estratégico y conocimientos en esferas especializadas, prestar apoyo operacional a las actividades policiales de rutina y responder a incidentes urgentes de seguridad».

Los futuros cambios en los niveles de la fuerza de la UNMIL estarán relacionados con la capacidad del gobierno para asumir la plena responsabilidad en materia de la seguridad nacional. «Nuestro objetivo estratégico común es el de asegurar que Liberia tenga un sector de seguridad sólido - que sea capaz de valerse por sí mismo antes de que la UNMIL complete su retirada», dijo el Secretario General Ban Ki-moon en un informe al Consejo de Seguridad.

La UNMIL ha ayudado durante cinco años a las fuerzas de seguridad del país para que se valgan por sí mismas reclutando y formando a agentes para el Servicio de Policía de Liberia, que en última instancia será el encargado de mantener la seguridad en el país. Hasta la fecha, la UNMIL ha proporcionado formación básica a más de 3.500 efectivos de policía, incluidos más de 1.000 que recibieron una formación especializada. Las Naciones Unidas, trabajando con sus asociados internacionales, también han contribuido a la construcción de comisarías de policía y cuarteles, así como a la adquisición de vehículos y otros elementos logísticos para la fuerza.

Consciente de la necesidad de fomentar la igualdad entre los géneros, las Naciones Unidas ha aumentado también el nivel de representación de las mujeres en la policía. La unidad de policía constituida aportada por India y que está integrada únicamente por mujeres, la primera de ese tipo en ser desplegada en una operación de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, ha despertado el interés de las mujeres del lugar por dedicarse a la actividad policial.

También se puede apreciar progreso en los esfuerzos del gobierno por retomar el control sobre, así como gestionar de forma eficaz, los recursos naturales de los que dispone Liberia - un requisito fundamental para la seguridad duradera y el bienestar económico del país.

Aunque Liberia, con la ayuda de la UNMIL, ha progresado en muchos aspectos, siguen existiendo serios problemas. El alto índice de desempleo entre la población más joven - pese al crecimiento económico registrado los últimos años - podría debilitar la paz y la seguridad. La crisis económica y alimentaria mundial ha agravado aún más la situación socio-económica, lo cual debilita la seguridad en el país. La situación de los derechos humanos continúa siendo difícil, con la Comisión Nacional Independiente sobre Derechos Humanos fuera de funcionamiento debido a los continuos retrasos del gobierno en el nombramiento de sus miembros.

«Esta es una verdadera historia de éxito para un país que está dejando atrás tanta destrucción en tan poco tiempo», dijo la Presidenta Johnson-Sirleaf ante la Asamblea General en septiembre. «En primer lugar, debemos este extraordinario logro a nuestro pueblo, al pueblo de Liberia, y de forma muy concreta e importante, a la comunidad internacional liderada por las Naciones Unidas».

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010