ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2008

Historias

El nuevo Representante Especial del Secretario General continúa con el sólido mandato de la ONU en la asistencia electoral, la reconstrucción y el diálogo político en Iraq

Con un mandato de las Naciones Unidas reforzado por las resoluciones 1770 (2007) y 1830 (2008) del Consejo de Seguridad, así como con el nombramiento en noviembre de 2007 de Staffan de Mistura como Representante Especial del Secretario General para Iraq, las Naciones Unidas emplearon el pasado año para aumentar su presencia en el país y los esfuerzos orientados a promover la paz y la reconstrucción en el país. El nuevo mandato, a la par que sigue desarrollando algunas actividades anteriores tales como el apoyo electoral y constitucional, o la asistencia humanitaria y en materia de derechos humanos, también pone de manifiesto el papel que las Naciones Unidas tienen que desempeñar para lograr avances en el diálogo político y en la reconciliación entre los diferentes grupos y comunidades políticas del país. En un informe de 14 de diciembre de 2008 al Consejo de Seguridad, Staffan de Mistura destacó los principales esfuerzos realizados por las Naciones Unidas durante el pasado año y recalcó la importancia de la necesidad de contar con un compromiso internacional constante para el crítico período que había por delante. La siguiente es una versión abreviada de su declaración:

«Con un mandato sólido, confirmado nuevamente en la resolución 1830 (2008) y a solicitud del Gobierno del Iraq, en 2008 la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para el Iraq (UNAMI) se concentró en los ámbitos que podrían respaldar los esfuerzos del Iraq a favor del diálogo político y la reconciliación nacional. Ello se logró en gran medida en los meses recientes apoyando los preparativos de las elecciones, sentando las bases de una solución respecto de las fronteras internas objeto de controversia, respaldando las estrategias de desarrollo nacional y facilitando la alianza del Iraq con la comunidad internacional y, de hecho, con sus vecinos.

«Durante el año transcurrido se centró la atención en determinar las oportunidades en las esferas prioritarias en que habría más posibilidades de lograr resultados oportunos de manera conjunta. El año próximo será el momento de consolidar los progresos que hemos alcanzado hasta ahora. «En el verano y el otoño hemos observado, a pesar de cierta intensificación ocasional, una reducción sostenida del nivel de violencia en el Iraq. Algunos sectores de las fuerzas de seguridad iraquíes han mejorado notablemente su profesionalidad y su desempeño.

«El Iraq ahora inicia un período electoral muy delicado, en el cual debe aprovecharse todo pequeño logro en materia de seguridad que pueda propiciar el diálogo político, a fin de evitar todo acto de violencia relacionado con las elecciones provinciales que se celebrarán el 31 de enero de 2009. «En los últimos meses la asistencia electoral ha sido nuestra tarea principal. Tenemos el firme deber como Naciones Unidas, que forma parte integrante de nuestro mandato, de ayudar a los iraquíes y a la Comisión Electoral Independiente de Alto Nivel, institución iraquí encargada de preparar y celebrar las elecciones, mediante una serie de acontecimientos electorales, que comenzarán con elecciones provinciales en el futuro inmediato, en enero de 2009, y culminarán con las elecciones parlamentarias entre finales de 2009 y principios de 2010. Las próximas elecciones se consideran, con razón, una oportunidad de establecer un equilibrio confesional más abierto y conformar un nuevo panorama político y son el acontecimiento político más importante de los próximos meses.

«La UNAMI sigue apoyando a la Comisión Electoral en los preparativos técnicos, como la impresión y la adquisición de materiales; la planificación y la logística; la difusión pública; las consultas con las fuerzas de seguridad para velar por que las elecciones provinciales se efectúen en condiciones seguras, mediante el establecimiento de medidas antifraude y la capacitación del personal nacional.

«La UNAMI apoya los esfuerzos renovados del Comité de Revisión de la Constitución encaminados a consagrar un acuerdo sobre las visiones encontradas del marco federal iraquí, así como sobre los hidrocarburos, y acuerdos viables sobre los ingresos y el reparto del agua.

«La Oficina de Derechos Humanos de la UNAMI sigue equilibrando sus actividades de vigilancia y protección en curso con los nuevos retos a los derechos humanos que plantean las elecciones, la resolución de las controversias territoriales. Seguiremos prestando considerable atención al proceso legislativo relativo a los derechos humanos y el estado de derecho, y la creación de instituciones importantes relacionadas con los derechos humanos, como una comisión nacional de derechos humanos en el Iraq.

«El Iraq también ha avanzado de manera importante respecto del restablecimiento de las relaciones con la comunidad internacional, en particular por medio del Pacto Internacional con el Iraq. La exitosa reunión de Estocolmo finalizó con un mensaje sobre la necesidad de asociación y cofinanciación. El hecho de que el Iraq haya hecho suyo el proceso, de que el Pacto haya captado la atención del Primer Ministro y de que el Primer Ministro haya nombrado a su propio Asesor como parte del Comité Asesor ha generado un nuevo impulso.

«El Iraq ha entrado en un nuevo marco de cooperación para la asistencia de las Naciones Unidas hasta 2010, con lo cual pasa de centrar su atención en las inversiones en infraestructura a ayudar a movilizar sus propios recursos esenciales.

«La UNAMI ha estudiado formas de aumentar su nivel de apoyo a las autoridades provinciales mediante la aplicación de los principios de las misiones integradas de las Naciones Unidas y una presencia mejorada en todo el país. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) son los organismos más recientes que cuentan con una presencia de personal internacional de categoría superior en el país, lo cual ha hecho que el número de organismos presentes sea nueve (hay que incluir el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat).

«Para mantener el nivel de su presencia y el alcance de sus actividades la UNAMI necesita apoyo y protección en materia de seguridad de parte del país anfitrión y apoyo financiero y logístico continuado de los Estados Miembros.

«El Iraq tiene ante sí unos meses críticos. La comunidad internacional debe mantenerse firme en su apoyo y renovar su compromiso constructivo en este período crítico y las Naciones Unidas continuarán estando al lado de los iraquíes en esta transición delicada y complicada hacia la estabilidad».

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010