ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas, Resumen del año 2008

Historias

Progresos en Côte d’Ivoire

Un ciudadano marfileño muestra su resguardo tras completar el proceso de identificación para las próximas elecciones

Un ciudadano marfileño muestra su comprobante tras completar el proceso de identificación para las próximas elecciones. Dabou, Côte d’Ivoire. 15 de septiembre de 2008. Foto de la ONU de Ky Chung.

Desde la firma del Acuerdo de Ouagadougou en marzo de 2007, y pesar del aplazamiento de las elecciones presidenciales que inicialmente estaba previsto se celebrasen en 2008, se ha logrado un importante progreso en la implementación del acuerdo, y la población de Côte d’Ivoire continua disfrutando de una situación de relativa paz y estabilidad. El progreso realizado en la identificación de la población, que es uno de los orígenes de la crisis marfileña y que hasta ahora ha permitido que tres millones de marfileños se inscriban en el registro electoral, es muy alentador, tal y como apuntó el Subsecretario General de Operaciones de Mantenimiento de la Paz Edmon Mulet durante su visita a Côte d’Ivoire en diciembre de 2008. Estas operaciones siguieron a la exitosa finalización, en septiembre, de las actividades de la corte móvil, que expidió alrededor de 750.000 partidas de nacimiento duplicadas a los marfileños como primer paso del proceso de identificación. También fue importante el completo restablecimiento de la libertad de movimiento entre las zonas norte y sur del país, tras el levantamiento en julio de 2008 del último puesto de observación de la Operación de las Naciones Unidas en Côte d’Ivoire (UNOCI) en la antigua zona de confianza que había dividido el país desde 2002.

La UNOCI ayudó a hacer frente a los desafíos logísticos que surgían durante el proceso de identificación llevado a cabo por el gobierno proporcionando, a petición de las instituciones nacionales, una importante capacidad logística de transporte aéreo y transporte de agentes de identificación y de materiales. En agosto, la UNOCI transportó en avión 1.500 de los 6.000 equipos de identificación y de registro electoral desde Europa hasta Côte d’Ivoire con el fin de acelerar el comienzo del proceso. Mientras tanto, desde noviembre, la UNOCI ha ayudado a la Comisión Electoral Independiente a despachar por el país a sus agentes de identificación y de registro electoral. Gracias al apoyo financiero de Fondo para la Consolidación de la Paz, la UNOCI y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) lanzaron también la iniciativa de los «1.000 microproyectos», valorada en cuatro millones de dólares estadounidenses, que tenía por fin facilitar la reinserción en la sociedad marfileña de ex- combatientes y de jóvenes en situación de riesgo, y apoyaron a las instituciones marfileñas en la elaboración de planes de seguridad que serían aplicados durante el proceso electoral.

Los partidos marfileños han acordado recientemente las modalidades para resolver asuntos militares y de seguridad de primer orden, según se formaliza en el cuarto acuerdo adicional al Acuerdo de Ouagadougou. Dado que estos asuntos habían impedido con anterioridad un progreso tangible en el desarme de antiguos combatientes y en el desmantelamiento de las milicias, la firma de este acuerdo adicional supone un acontecimiento alentador que, en el caso de ser cumplido estrictamente por los partidos, no sólo mantendrá el impulso político creado por el Acuerdo de Ouagadougou, sino que también creará las condiciones adecuadas para el desarrollo de unas elecciones seguras, creíbles y transparentes, una vez que los partidos marfileños fijen y acepten una nueva fecha.

Al mismo tiempo, tal y como recalcó el Consejo de Seguridad en noviembre, Côte d’Ivoire sigue enfrentándose a tremendos obstáculos en la consolidación de la paz conseguida con tanto esfuerzo. Expresando su preocupación sobre los retrasos en el proceso electoral y las continuas violaciones de los derechos humanos, el Consejo de Seguridad renovó el régimen de embargo contra Côte d’Ivoire, así como que el régimen de sanciones contra las personas, con el objetivo de proteger al proceso de paz de cualquier amenaza. El Consejo instó a todos los actores políticos marfileños a colaborar de forma plena con el mediador diplomático de la región, el Presidente de la vecina Burkina Faso, Blaise Compaoré - que cuenta con el apoyo del Representante Especial del Secretario General para Côte d’Ivoire, Choi Young- Jin - y a demostrar su determinación política para cumplir con todos los compromisos contraídos en el marco del Acuerdo de Ouagadougou.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010