MINUEE - Información Pública

El Sahara occidental en un callejón sin salida

Políticamente, 2006 resultó ser otro frustrante año “monótono” para la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO), con la búsqueda de una solución política duradera a un conflicto ya viejo en un callejón sin salida.

Impresionados por el interés de la misión en la justicia, la firmeza y la imparcialidad, el Gobierno de Marruecos y el Frente Polisario han permitido a la MINURSO, en sentido general, prestarles asistencia en el mantenimiento de la cesación del fuego. Sin embargo, sus posiciones siguen muy distantes, por lo que han resultado inútiles todas las gestiones realizadas por el Secretario General y por su Enviado Personal, Peter van Walsum, en los últimos tiempos para iniciar negociaciones directas entre ambos.

Entretanto, se han introducido profundos cambios en la MINURSO que han permitido mejorar su estructura orgánica y los resultados de su actividad. El cierre de dos cuarteles generales a finales de 2005 posibilitó el reforzamiento de las posiciones de nueve equipos con más observadores militares de las Naciones Unidas que llevan a cabo las primeras operaciones nocturnas de la misión. El número de patrullas de día ha aumentado en 30 a 40% en comparación con los primeros años.

La introducción de operaciones nocturnas en zonas sumamente plagadas de artefactos sin estallar llevó a la creación de un centro de remoción de minas. Destinado a aumentar la seguridad de la misión y de las poblaciones que viven en su zona de operaciones y responsabilidad o que regresan a ella, el centro de remoción de minas organizó lecciones sobre el riesgo que representan las minas en los campamentos de refugiados de Tindouf (Argelia). También se estableció la cooperación con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP) y las autoridades mauritanas para facilitar las actividades de remoción de minas a lo largo de la frontera del Sahara occidental con Mauritania y ejecutar programas regionales de sensibilización sobre las minas.

El apoyo de la MINURSO al programa de medidas de fomento de la confianza de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se mantuvo con algunas interrupciones durante el año. Los vuelos CBM reúnen a familias de los campamentos de refugiados de Tindouf y la parte del Sahara occidental controlada por Marruecos, que en algunos casos no se han visto en casi 30 años.


Portada  /  Página principal de las Naciones Unidas  /  Mantenimiento de la paz de la ONU


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública © Naciones Unidas 2007