Chipre - Afganistán

UNAMI: Entre bastidores por un Iraq mejor

Pese a que la violencia permanente en el Iraq acaparó los titulares de muchos periódicos en 2006, las Naciones Unidas seguían promoviendo, en secreto, la estabilidad en el país. Aunque, por razones de seguridad y de otra índole, estas actividades no podían ser de conocimiento público, contribuyeron, no obstante, a los adelantos que se lograron en medio del nefasto telón de fondo del conflicto.

Durante 2006, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para el Iraq (UNAMI) mantuvo su apoyo y asistencia a la población y al Gobierno del Iraq con medidas políticas y económicas para lograr un Iraq pacífico, estable y próspero, con arreglo a su mandato.

A raíz de la celebración exitosa de las elecciones generales de diciembre de 2005, la UNAMI prosiguió sus esfuerzos para promover el diálogo nacional y la reconciliación mediante un proceso político incluyente, participativo y transparente que respondiera a los legítimos intereses y a las necesidades de todos los iraquíes. Con este fin, el Representante Especial del Secretario General para el Iraq, Ashraf Jehangir Qazi, se mantuvo en contacto permanente con las autoridades y los dirigentes iraquíes de todos los sectores de la sociedad, así como con representantes de países de la región y de la comunidad internacional en general.

La UNAMI apoyó al Consejo de Representantes en los preparativos para un proceso de revisión de la constitución y la aplicación de la Constitución del Iraq. La misión prestó asistencia al Comité de Revisión de la Constitución en aspectos de fondo y de procedimiento del proceso de revisión de la constitución. Por medio de una serie de seminarios, cursillos prácticos y cursos de capacitación, la misión promovió el diálogo encaminado a lograr el consenso tras la revisión de la Constitución. La UNAMI siguió coordinando también la asistencia de los donantes para apoyar al Consejo y al Gobierno del Iraq en cuestiones relacionadas con la Constitución.

Durante este período, la UNAMI mantuvo su apoyo a la Comisión Electoral Independiente del Iraq, prestando asistencia al fortalecimiento de la capacidad de la Comisión en aspectos logísticos, financieros y técnicos. La UNAMI también prestó asistencia al Consejo en el establecimiento de la Comisión Superior Electoral Independiente de carácter profesional. La misión siguió coordinando el apoyo internacional a las elecciones y la ejecución de programas de asistencia electoral financiados por medio del Mecanismo de los Fondos Internacionales para la Reconstrucción del Iraq.

La UNAMI ha estado colaborando directamente con los ministerios, las instituciones judiciales y la sociedad civil del Iraq para promover el establecimiento de un sistema sólido de protección de los derechos humanos, incluida una comisión nacional dedicada a este asunto. La misión publica actualmente un informe todos los bimestres sobre la situación de derechos humanos en el país.

Durante el pasado año, los programas, fondos y organismos de las Naciones Unidas trabajaron de consuno, tanto dentro como fuera de las fronteras del Iraq, para mejorar las condiciones de vida y las oportunidades económicas para todos los iraquíes. En cooperación con las autoridades iraquíes, el equipo de las Naciones Unidas en el país trabajó incansablemente para mejorar la calidad de vida en aspectos decisivos como la salud, la educación, el agua y el saneamiento.

En un país con 1,7 millones de desplazados internos y casi dos millones que han huido a países vecinos, el equipo en el país también prestó asistencia inmediata e importante. La UNAMI apoyó el fortalecimiento de las capacidades de los ministerios y las instituciones iraquíes y dirigió la coordinación de los programas de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas y la asistencia financiera de la comunidad internacional de donantes. En particular, el Fondo Fiduciario para el Iraq que forma parte del Mecanismo de Fondos para la Reconstrucción que administra el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, proporcionó a los donantes un mecanismo para asignar recursos a prioridades asignadas conjuntamente por el Gobierno del Iraq y las Naciones Unidas. Casi a punto de terminar el año, 26 donantes prometieron contribuciones y depositaron más de 1.100 millones de dólares en el Mecanismo de Fondos Fiduciarios. Por su parte, los organismos de ejecución de las Naciones Unidas habían comprometido legalmente 688 millones de dólares y desembolsado 586 millones de dólares de los EE.UU. del total aprobado para proyectos por la suma de 886 millones de dólares de los EE.UU.

Otra importante iniciativa para promover los esfuerzos económicos y de reconstrucción fue la elaboración del Pacto Internacional con el Iraq. El Pacto es un proyecto copresidido por el Gobierno y las Naciones Unidas para establecer una nueva modalidad de asociación con la comunidad internacional. Con el apoyo del Banco Mundial, en el transcurso de cinco años hará que la comunidad internacional y las organizaciones multilaterales juntas ayuden al Iraq a lograr su Visión nacional, con arreglo a prioridades, parámetros y compromisos claramente definidos.


Portada  /  Página principal de las Naciones Unidas  /  Mantenimiento de la paz de la ONU


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública © Naciones Unidas 2007