La consolidación de la paz - Mujeres para mantener la paz

Côte d'Ivoire: un año más de prórroga a la transición hacia la paz

Tras una serie de arrancadas en falso, estancamientos y bloqueos registrados durante todo el año, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la Unión Africana (UA) y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se vieron obligados a conceder un año más a los dirigentes de Côte d’Ivoire para organizar como es debido las elecciones y completar el proceso de paz, después del plazo fijado por la comunidad internacional para el 31 de octubre de 2006. Por otra parte, hubo que prorrogar el mandato de la Operación de las Naciones Unidas en Côte d’Ivoire (UNOCI) otros seis meses hasta finales de junio de 2007.

Las elecciones habrían sido el punto final de los principales procesos acordados entre las partes de Côte d’Ivoire, incluido el desarme de los ex combatientes. Las personas sin documentos de identidad, cerca de 3 millones, debían recibir sus certificados de nacimiento en “audiences foraines” (juzgados móviles), que también expedirían certificados de nacionalidad a los nacionales y permisos de residencia a los extranjeros. Sin embargo, ambos procesos se vieron afectados por las peleas constantes entre los dos bloques políticos principales del país.

Gracias a un proyecto piloto llevado a cabo con éxito en mayo, 5.000 personas recibieron duplicados de sus certificados de nacimiento. Sin embargo, cuando comenzaron en julio las audiencias en todo el país, el Front Populaire Ivoirien (FPI) del Presidente Laurent Gbagbo y los grupos de presión aliados, conocidos colectivamente como la Galaxia Patriótica, obstruyeron la labor de los juzgados móviles. Esto dio lugar a enfrentamientos entre los Jóvenes Patriotas y la sección juvenil de Rally of Houphouëtistes for Democracy and Peace (RDHP), una alianza de partidos opuestos al bando del Presidente, durante los cuales perecieron al menos cinco personas. Los enfrentamientos terminaron a finales de julio, cuando las dos partes firmaron un acuerdo para hacer las paces.

Jóvenes votando
Miembros del batallón de Bangladesh celebran la reconciliación entre los jefes de aldea en la Zona de Confianza el 15 de marzo de 2006.
(Foto de la UNOCI tomada por Paulo Ferreira)

El Primer Ministro, Charles Konan Banny, impartió posteriormente nuevas directrices, como había exigido el FPI, según las cuales, los juzgados móviles ya no tendrían facultades para expedir certificados de nacionalidad. Pese a que en las nuevas directrices se disponía el levantamiento del boicot del FPI a las audiencias de los juzgados móviles, tanto la oposición política como las antiguas Forces Nouvelles (FN) rebeldes protestaron airadamente. El Presidente Gbagbo confirmó el Día de la Independencia (7 agosto) que los tribunales expedirían sólo duplicados de las certificados de nacimiento. Entonces dictó un decreto por el que sustituía a todos los magistrados, incluso los que habían presidido los tribunales. De resultas de ello, pocas personas comparecieron ante los juzgados móviles y, a la larga, se suspendió la operación.

Las conversaciones sobre desarme, desmovilización y reintegración (DDR) se celebraron de manera irregular, y en ellas participaron, por una parte, el brazo armado de las Forces Nouvelles (FAFN) y, por el otro, las Forces de Défense et de Sécurité (FDS), bajo la supervisión de la UNOCI y la Force Licorne francesa.

En mayo, parecía inminente que se lograría un avance importante cuando las dos partes empezaron a retirar a sus combatientes de la línea del frente. Pero en agosto, las FAFN reaccionaron a la declaración de Gbagbo del Día de la Independencia y a las nuevas directrices sobre la cuestión de la identificación del Primer Ministro suspendiendo su participación en las conversaciones sobre DDR.

En diciembre se iniciaron conversaciones sobre la reestructuración del ejército, pero se avanzó muy poco en las dos primeras sesiones. Tampoco se llegó muy lejos en el desarme y la desmovilización de las milicias. Unos mil milicianos se habían desmovilizado en agosto, pero el proceso estuvo plagado de demandas de inclusión de más presuntos milicianos y a la larga se suspendió debido a que se entregaron muy pocas armas.

El proceso de paz en Côte d’Ivoire también quedó atascado por un altercado sobre la duración del mandato de la Asamblea General. En enero, los Jóvenes Patriotas expresaron su oposición a una declaración del Grupo de Trabajo Internacional sobre Côte d’Ivoire, en que se señalaba que ya había llegado a su fin el mandato de la Asamblea. Atacaron las instalaciones de las Naciones Unidas en Abidján y en el oeste y saquearon las residencias del personal de la Organización en las ciudades occidentales de Guiglo y Daloa, que obligó a reubicar al personal y a las unidades militares de las Naciones Unidas, así como al refuerzo temporal de la misión mediante la transferencia de efectivos de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL).

Mujeres votando
El Primer Ministro de Côte d’Ivoire, Charles Konan Banny, y la Ministra de Desarrollo y Francofonía de Francia, Brigitte Girardin, visitan un vertimiento de desechos tóxicos ilícitos en Abidján (Côte d’Ivoire) el 8 de septiembre de 2006.
(Foto de la UNOCI tomada por Ky Chung)

Tras una reunión celebrada entre el entonces Presidente de la UA y Presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, y los dirigentes de Côte d’Ivoire todo volvió a la calma. Desde entonces hay polémica acerca de la situación de la antigua Asamblea Nacional.

Durante el resto del año se escucharon las denuncias hechas durante los incidentes de enero por la Galaxia Patriótica de que la comunidad internacional estaba pasando por encima de la soberanía, la constitución y las instituciones públicas del país.

El redespliegue de los administradores desplazados durante el conflicto, que comenzaron a regresar en agosto hacia las zonas de las FN con la ayuda de la UNOCI, fue un aspecto en el que se logró avanzar, aunque de forma limitada debido al proceso de identificación.

La UNOCI ayudó también a que los estudiantes de las zonas de las FN se presentaran a los exámenes finales por primera vez en dos años con el transporte de los exámenes y los funcionarios y velando por la seguridad en general del proceso.

El personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas siguió salvaguardando la cesación del fuego que ya se mantenía por tres años, y prestando asistencia al Estado por otras vías, como el transporte y la escolta de funcionarios por la Zona de Confianza, una zona controlada por la UNOCI y la Force Licorne que separa el sur controlado por el Gobierno del norte controlado por las FN.

Los contingentes de mantenimiento de la paz de la UNOCI siguieron prestando servicios de atención de la salud a las poblaciones vulnerables y ocupándose de otras tareas humanitarias y de desarrollo, como la construcción de carreteras y la rehabilitación de escuelas y centros de salud.

Si Côte d’Ivoire no avanzó hacia la paz en 2006, no fue por falta de contactos entre los principales líderes políticos, conocidos como los “Cinco grandes”: el Presidente Gbagbo, el Primer Ministro Banny, el líder de las FN, Guillaume Soro, y los dos líderes principales de RHDP, el que fuera Primer Ministro, Alassane Ouattara, y el ex Presidente Henri Konan Bédié.

Entre marzo y septiembre, los Cinco grandes se reunieron cinco veces en la capital política, Yamusukro, y en Abidján, la capital económica de Côte d’Ivoire. En su tercera reunión, celebrada en julio bajo los auspicios del Secretario General, Kofi Annan, se aprobó un calendario para cumplir los compromisos contraídos en relación con la DDR, el desarme de las milicias, la identificación, el código electoral y un código de conducta para los medios de información. Sin embargo, la mayoría de esos plazos no se cumplieron.

Como parte de los esfuerzos del Secretario General para restablecer el diálogo entre las partes y reiniciar los principales procesos previstos en el plan general, se organizó también una minicumbre en Nueva York en septiembre, paralelamente al sexagésimo primer período de sesiones de la Asamblea General, para hacer un balance de los adelantos logrados. Pese a que asistieron numerosos dirigentes regionales y de Côte d’Ivoire, el Presidente Gbagbo boicoteó la reunión.

El Presidente de la República del Congo, Denis Sassou-Nguesso, viajó a Abidján en dos ocasiones en su condición de Presidente de la UA para tratar de romper el estancamiento. Otros esfuerzos de mediación fueron los llamamientos de los obispos católicos de Côte d’Ivoire para que las partes dialogaran, así como numerosas iniciativas de la sociedad civil.

La resolución 1721 del Consejo de Seguridad fue aprobada el 1º de noviembre, tras la remisión por el Consejo de Paz y Seguridad de la UA de un conjunto de decisiones adoptadas durante su reunión en la cumbre de Addis Abeba (Etiopía) en octubre, y se inspiraba en las recomendaciones de una reunión anterior de la CEDEAO celebrada en Abuja (Nigeria). La resolución añadía nuevas dimensiones a la transición, incluso una función más importante a la UA, junto a la UNOCI, en la mediación diaria con las partes de Côte d’Ivoire.

En la resolución 1721 se encargaba también al Alto Representante para las Elecciones que verificara si las medidas adoptadas en cada etapa del proceso electoral se ajustaban a las normas internacionales. Confería al Primer Ministro Konan Banny mayor poder ejecutivo para que pudiera llevar adelante el proceso de paz, incluso le otorgaba facultades para emitir decretos.

Sin embargo, a medida que avanzaba el año, se desató otra gran crisis cuando el Presidente dictó decretos por los que se restituía en sus cargos a los funcionarios públicos a quienes Banny había separado de sus cargos en relación con el vertimiento de desechos tóxicos en Abidján en agosto, que dejó un saldo de al menos 10 muertos y 100.000 enfermos. Gbagbo también destituyó a los directores del periódico estatal Fraternité Matin.

Esto dio lugar a un enfrentamiento abierto entre el Presidente y el Primer Ministro. Cuando Banny criticó las medidas en la televisión estatal, el Presidente destituyó de inmediato a los directores de las teleemisoras. En diciembre la juventud de RHDP organizó protestas en el interior del país y en los suburbios de Abidján. Banny se retiró a Yamusukro, su lugar de origen.

En medio de estos esfuerzos para mediar entre ambos, Gbagbo propuso en un discurso televisado el 19 de diciembre que se celebraran negociaciones directas entre sus correligionarios y las FN, se eliminara la Zona de Confianza y se adoptaran otras medidas para poner fin a la crisis. Dijo que había llegado la hora de que los nacionales de Côte d’Ivoire asumieran la responsabilidad del proceso de paz, en vista de que la comunidad internacional no había podido hacerlo.

La oposición, por otra parte, subrayó la necesidad de mantenerse dentro de los límites de la resolución 1721, al tiempo que el Secretario General instaba a Gbagbo y a Banny a que iniciaran un diálogo político contínuo con todos los dirigentes políticos del país para hallar puntos de acuerdo comunes.

Los elementos constantes del proceso de paz durante el año indican que las actividades son viables, que existen los recursos y que la comunidad internacional presta su apoyo. Dependerá en gran medida de los políticos de Côte d’Ivoire que la transición iniciada en noviembre sea o no la definitiva.


Portada  /  Página principal de las Naciones Unidas  /  Mantenimiento de la paz de la ONU


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública © Naciones Unidas 2007