Introducción - Líbano

2006: Un año de esperanza para el pueblo congoleño

Para la República Democrática del Congo (RDC), 2006 fue un año decisivo: se celebraron las primeras elecciones democráticas desde que el país se independizó de Bélgica hace más de 40 años. Tras una segunda votación, los contendientes finalmente respetaron los resultados. Este éxito fue calificado de milagroso por los observadores en el Congo, en particular porque la RDC había estado arrostrando años de conflicto que en los últimos seis años ha cobrado unos cuatro millones de vidas.

Para la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC), 2006 fue también un año de grandes retos y logros. La MONUC prestó asistencia a la Comisión Electoral Independiente en la organización del proceso de elecciones más amplio y complejo jamás apoyado por una misión de las Naciones Unidas y probablemente el mayor y más caro en la historia de África, ya que costó unos 500 millones de dólares de los EE.UU. De todas partes del mundo se escucharon alabanzas para la fuerza de las Naciones Unidas, que los oficiales de mantenimiento de la paz se habían empeñado en ampliar en 2004 (hasta su cifra actual de 18.300 efectivos uniformados) y de la cual muchos dudaban que pudiera influir en el destino de un enorme país devastado de unos 60 millones de habitantes.

Jóvenes votando
Jóvenes congoleños muestran sus tarjetas de votante en las primeras elecciones libres celebradas en la RDC en más de 40 años, Kinshasa, junio de 2006.
(Foto de las Naciones Unidas tomada por Myriam Asmani)

Para asegurar que las elecciones se celebraran en condiciones seguras y sin tropiezos, la MONUC llevó a cabo operaciones conjuntas con las fuerzas armadas nacionales. También colaboró con el Gobierno del Congo en la reforma del sector de la seguridad mediante la creación de un ejército nacional integrado y programas de desarme, desmovilización y reintegración (DDR). La misión proporcionó más seguridad y asistencia a las poblaciones locales afectadas por la grave situación humanitaria del país.

Tras aprobar su nueva Constitución el 18 de diciembre de 2005, el pueblo congolés manifestó su deseo de democracia y desarrollo. En 2006 acudieron en gran número: más de 70% de los 26 millones de votos emitidos registrados en las elecciones presidenciales y a la asamblea nacional, celebradas en julio, así como en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y las elecciones a la asamblea provincial en octubre. Los observadores tanto internacionales como nacionales consideraron en general que las elecciones habían sido técnicamente fiables, transparentes y verosímiles. La investidura el 6 de diciembre de Joseph Kabila como nuevo Presidente puso fin al proceso de transición descrito en el Acuerdo global e inclusivo de 2002 que había establecido un gobierno de transición, encabezado por Joseph Kabila y cuatro vicepresidentes, dos de los cuales habían sido líderes rebeldes.

Con más de 17.000 miembros del personal de paz y unos 100 aviones, la MONUC pudo prestar apoyo logístico y técnico vital en infraestructura a un país que tiene el tamaño de Europa occidental, menos el desierto de Kalahari. La MONUC apoyó la contratación y capacitación de más de 250.000 escrutadores y transportó más de 3.500 toneladas de material electoral de cuatro bases logísticas a más de 200 destinos de todo el país por medio de aeronaves, embarcaciones y otros vehículos. Algunos proveedores locales de material electoral llevaron las papeletas en bicicleta y a pie, tras largas caminatas de hasta 10 días por la selva.

Radio Okapi de la MONUC, administrada con el apoyo de la Fundación suiza Hirondelle, transmitió programas relacionados con las elecciones en cinco idiomas. Se distribuyeron publicaciones especiales a más de un millón de lectores y se transmitieron decenas de programas de vídeo relacionados con las elecciones por las estaciones de la TV local.

Mujeres votando
Mujeres congoleñas votan en Kinshasa el 18 de noviembre de 2006.
(Foto de las Naciones Unidas tomada por Myriam Asmani)

La MONUC ayudó también a remitir los resultados de las elecciones de más de 50.000 colegios electorales a 62 centros donde se realizó el conteo de votos y apoyó también esta labor. Se movilizaron en total 73.000 oficiales de policía congoleños para las elecciones, más de la mitad de los cuales fueron entrenados por la MONUC. El despliegue en agosto de 1.200 efectivos de la Fuerza de la Unión Europea (EUFOR) como refuerzo temporal de la MONUC ayudó además a garantizar el histórico proceso electoral.

Aunque las elecciones se celebraron en una atmósfera de calma general, la violencia estalló en Kinshasa poco antes del anuncio de los resultados provisionales de la elección presidencial el 20 de agosto. Al cabo de dos días se habían producido enfrentamientos entre los guardias de seguridad de los dos candidatos presidenciales más importantes, el Presidente Joseph Kabila y el entonces Vicepresidente Jean-Pierre Bemba. Gracias a la rápida intervención militar de la MONUC y la EUFOR, y a las gestiones diplomáticas, en particular, de William Lacy Swing, Representante Especial del Secretario General para la RDC, se restableció la calma y se recuperó la confianza entre las dos partes, lo que facilitó la celebración de una segunda vuelta en las elecciones, esta vez mucho más pacíficas.

Ninguno de los logros de 2006 hubiera sido posible sin la determinación y el deseo de paz del pueblo congoleño, apoyado por efectivos de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y otros asociados internacionales. El Congo sigue viviendo una situación trágica, ya que, según informes, diariamente mueren 1.000 personas de hambre y enfermedades. Incluso la votación fue difícil, porque las boletas a la Asamblea Nacional contenían información sobre 3.000 candidatos. Los congoleños y la comunidad internacional tienen ahora ante sí la enorme tarea de convertir la euforia de las elecciones en una democracia consolidada y funcional.

Algunos miembros de la fuerza de paz dieron su vida para poner fin al conflicto y garantizar las elecciones: en enero, nueve soldados guatemaltecos perecieron en una emboscada en Ituri. En mayo, un soldado nepalés pereció y otros ocho fueron detenidos durante refriegas entre la MONUC y un grupo de la milicia que fueron finalmente puestos en libertad el 8 de julio.

En el frente humanitario, la MONUC apoyó la formulación, el desarrollo y la coordinación de una estrategia nacional humanitaria, que dio lugar a un plan de acción y proyectos por valor de 681 millones de dólares de los EE.UU. en todo el país. La misión participó también en actividades innovadoras para reconciliar objetivos militares y de seguridad con una mayor protección y asistencia a poblaciones civiles vulnerables. Esto llevó al despliegue de bases operativas móviles en todo el país, y más tarde al regreso y la repatriación de más de medio millón de desplazados internos y 26.000 refugiados. En el transcurso del año, la MONUC organizó más de 350 misiones humanitarias para beneficiar a los habitantes del Congo más aislados y vulnerables; facilitó y llevó a cabo 100 proyectos de efecto rápido, que prestaron asistencia a unos 250.000 congoleños; y también apoyaron el transporte de 206 toneladas de carga humanitaria.

Los cascos azules de las Naciones Unidas llevaron a cabo con toda energía operaciones militares conjuntas con las fuerzas armadas nacionales en el problemático distrito oriental de Ituri, que culminaron con el desarme de 5.000 milicianos. En un año en que se desmovilizó a más de 93.000 ex-combatientes, incluidos 27.346 menores, la MONUC prestó también asistencia en la repatriación de 800 combatientes extranjeros y 700 familiares a cargo a sus países de origen. En Ituri, la MONUC sirvió de moderador en las conversaciones que concluyeron con la firma de acuerdos de desarme con tres grupos armados. En diciembre, el primero de esos grupos se incorporó al proceso de DDR, lo que significó un avance importante en el camino a la paz y la seguridad.

La actuación de la MONUC fue decisiva para poner fin a las violaciones de los derechos humanos y la impunidad en la RDC al encargarse de reunir las pruebas necesarias para la celebración de cinco juicios a personalidades importantes por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. El 17 de marzo, Thomas Lubanga, ex jefe de las milicias, fue entregado al Tribunal Penal Internacional acusado de haber reclutado, llamado a filas y utilizado a menores de 15 años que participaron activamente en las hostilidades (crimen de guerra según el Estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional). Dado que la mayoría de las violaciones de los derechos humanos en la RDC son cometidas por la policía o el ejército, la MONUC entrenó a 1.600 oficiales del ejército, jueces civiles, fiscales, oficiales de la policía nacional y funcionarios electorales congoleños en las normas de derechos humanos, aceptadas internacionalmente.

Prestando oídos a los informes de conducta sexual impropia por parte de personal civil y militar, la MONUC creó una dependencia especial de conducta y disciplina que estableció una red de 24 coordinadores militares y policiales y planes de acción regionales en todo el país. Durante el año, se tramitaron denuncias, se entrenó a 1.469 efectivos y se celebraron reuniones informativas para el personal recién incorporado a la MONUC.

Si 2006 fue un año de esperanza para la RDC, 2007 se dedicará a la consolidación del proceso democrático, el establecimiento de nuevas instituciones, la promoción de la reconciliación nacional y la buena gobernanza con hincapié en la ordenación de los recursos naturales y la lucha contra la corrupción, así como la promoción del desarrollo económico y la reconstrucción. Las necesidades humanitarias siguen siendo extremas. Es natural que los congoleños tengan grandes expectativas, por lo que el país seguirá dependiendo del firme apoyo de las Naciones Unidas y la comunidad internacional más amplia mientras procura una paz sostenible.


Portada  /  Página principal de las Naciones Unidas  /  Mantenimiento de la paz de la ONU


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública © Naciones Unidas 2007