Sierra Leona - pbc

Del mantenimiento de la paz a su consolidación en Burundi

La Operación de las Naciones Unidas en Burundi (ONUB) completó su mandato el 31 de diciembre de 2006, tras supervisar las primeras elecciones democráticas en doce años, la investidura de un gobierno nacional y el desarme y la desmovilización de cerca de 22.000 combatientes. En vista de que Burundi ha dado un paso importante hacia la paz y la estabilidad duraderas, las Naciones Unidas se han comprometido a seguir apoyando mediante fondos con cargo al Fondo de Mantenimiento de la paz y el establecimiento el 1º de enero de 2007 de la BINUB, una nueva Oficina Integrada en el país.

La firma del Acuerdo de Paz y Reconciliación de Arusha en 2000 sentó las bases para una cesación del fuego dos años más tarde entre la población hutu y tutsi de Burundi, que puso fin a un antiguo conflicto étnico que había devastado al país. El despliegue de Cascos Azules para asumir las responsabilidades de mantenimiento de la paz se produjo en 2004 y sustituyó a una misión de la UA que duró un año en Burundi.

Parada militar
El Cuerpo de Ingenieros tailandeses de la ONUB durante la parada militar de despedida del contingente y la ceremonia de premiación en Bujumbura (Burundi), el 31 de octubre de 2006. (Foto de la UNOB tomada por Mario Rizzolio)

Durante el mandato de la ONUB, al menos 2.500 miembros de la policía nacional de Burundi se matricularon en el programa de formación de instructores de policía de las Naciones Unidas para intensificar las actividades en aspectos como la lucha contra la corrupción y el terrorismo, la seguridad de las prisiones y la seguridad en fronteras y aeropuertos. La policía de Burundi recibió apoyo de sus colegas de la ONUB en la creación de condiciones adecuadas de seguridad para los votantes durante las seis elecciones que se celebraron en 2006, desde las comunitarias y locales hasta las legislativas y presidenciales, incluido el referéndum para una nueva constitución. En señal de confianza en la fuerza policial de Burundi, un contingente de 39 oficiales se incorporó a la misión de mantenimiento de la paz de la UA en Darfur (Sudán).

La situación general de seguridad mejoró, en particular a raíz de la firma el 7 de septiembre de un acuerdo general de cesación el fuego entre el Gobierno y Palipehutu-FNL, el último grupo armado que quedaba en Burundi. Sin embargo, la lenta marcha de la aplicación causa preocupación, por lo que las Naciones Unidas apoyan los esfuerzos para tratar de buscar rápida solución a los asuntos pendientes.

“Burundi ha avanzado mucho desde los días más negros del conflicto, pero todavía hay mucho camino por recorrer”, dijo Carolyn McAskie, Subsecretaria General de Apoyo a la Consolidación de la Paz y ex Representante Especial del Secretario General para Burundi. “Es fundamental que la comunidad internacional apoye al país ahora que está dejando atrás esta etapa delicada después del conflicto hacia el desarrollo sostenible a largo plazo, basado en un amplio compromiso con la paz”.


Portada  /  Página principal de las Naciones Unidas  /  Mantenimiento de la paz de la ONU


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública © Naciones Unidas 2007