RETOS EN LAS OPERACIONES DE PAZ

DOMPIndice

La igualdad entre los sexos en el mantenimiento de la paz: una práctica en evolución

La participación de la mujer en muchos de los aspectos del mantenimiento de la paz en países que están saliendo de conflictos registró este año un progreso notable.

En el Afganistán, el plan de acción elaborado por la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en el Afganistán (UNAMA) para aumentar la participación de las mujeres afganas en la vida política siguió surtiendo efecto. El Grupo encargado de las elecciones, presidido por el asesor de la UNAMA sobre igualdad de los sexos, trabajó con distintos grupos de mujeres para promover la representación femenina en el período de elecciones como votantes y también como candidatas. En las elecciones parlamentarias de septiembre, el 44% de los votantes inscritos eran mujeres, un aumento de 4% respecto de las elecciones presidenciales de 2004. En la cámara baja del nuevo Parlamento, 68 de los 249 escaños quedaron reservados para mujeres. Además, las mujeres ganaron escaños también por derecho propio en 13 de las 34 provincias.

Desde el nombramiento en 2004 del primer asesor de la Oficina de las Naciones Unidas en Burundi (ONUB) sobre igualdad entre los sexos, se ha hecho hincapié fundamentalmente en el desarme, la desmovilización y la reintegración de las mujeres combatientes. Como resultado de las actuaciones de ese asesor, se volvió a definir la categoría de "mujeres combatientes" para que incluyera no sólo a las que habían participado activamente en los combates sino también a las que apoyaron la guerra desempeñando diferentes funciones, entre ellas cargadoras, cocineras y esclavas sexuales. De las 485 mujeres que rindieron sus armas en Burundi, 231 se incorporaron a la fuerza policial del país. Aplicando este método, la Misión de las Naciones Unidas en Liberia facilitó el desarme y la desmovilización de más de 21 000 mujeres y niñas.

Cuando en una encuesta provisional se determinó que sólo 25 a 30% de las personas que se habían inscrito para votar en las elecciones de Liberia eran mujeres, el gobierno provisional lanzó una campaña nacional de sensibilización para alentar a las mujeres a inscribirse. La UNMIL apoyó iniciativas en que se instaba al gobierno a aprobar leyes que aseguraran una representación de mujeres del 30% entre los candidatos incluidos en las listas de todos los partidos políticos. Aunque la Ley de Reforma Electoral no incluía cuotas, en las directrices de los partidos políticos se estipulaba que el 30% de los candidatos fueran mujeres. En noviembre, Ellen Johnson-Sirleaf fue elegida la primera mujer Jefe de Estado de África.

Más de la tercera parte de los nuevos legisladores del nuevo parlamento de Burundi son mujeres, entre ellas la presidenta del parlamento y varias ministras del gabinete.

Pese a los progresos logrados en la participación de la mujer en las misiones de consolidación de la paz, todavía hay grandes problemas, entre ellos poner fin a la explotación y el abuso sexuales por parte de algunos miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz. La política de tolerancia cero de las Naciones Unidas y las estrategias de prevención, cumplimiento obligatorio de las normas y reglamentos disciplinarios, la capacitación y sensibilización, que las Naciones Unidas comenzaron a aplicar conjuntamente con los Estados Miembros in 2004, han comenzado ha hacerse sentir realmente.

Pese a que es evidente la necesidad de adoptar estas medidas, no se podrá prevenir el abuso sin las mujeres y las niñas carecen del reconocimiento jurídico y social que proporciona la incorporación de las cuestiones de género en las actividades principales y la consideración de la igualdad entre los sexos en todos los aspectos de la labor de las Naciones Unidas. Para promover esos esfuerzos, el Secretario General Adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Jean-Marie Guehénno, dio a conocer en marzo las nuevas directrices normativas sobre la incorporación de las cuestiones de género en las actividades principales, y un plan de acción que quedó ultimado algún tiempo después durante el año.

La adopción de un enfoque que considere las cuestiones de la igualdad entre los sexos en todos los aspectos del mantenimiento de la paz sigue siendo una novedad en las Naciones Unidas. Queda mucho por hacer para asegurar que todo el personal de mantenimiento de la paz y los Estados Miembros reconozcan por igual la incorporación de la igualdad entre los sexos en las actividades principales como estrategia de importancia decisiva para que el mantenimiento de la paz sea más efectivo.


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2006.