PRINCIPALES OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ

LiberiaHaiti

Burundi: Importantísimo avance en el mantenimiento de la paz

La labor de las Naciones Unidas en Burundi en 2005 se puede considerar un éxito en el mantenimiento de la paz y una demostración vital de la importancia del apoyo internacional firme y sostenido a una democracia que surge después e un conflicto. Establecida en junio de 2004 para apoyar una transición política hacia una era de democracia y reconciliación nacional, la Operación de las Naciones Unidas en Burundi (ONUB) organizó en 2005 intensas actividades de asistencia electoral que culminaron en las elecciones presidenciales del 19 de agosto.

A petición de la Iniciativa de Paz Regional de los Grandes Lagos sobre Burundi, un grupo de mediadores integrado, entre otros, por Uganda, Tanzanía, Rwanda y la República Democrática del Congo, la Comisión Nacional Electoral Independiente elaboró un ambicioso calendario electoral. El maratón electoral de Burundi abarcó seis elecciones distintas durante un período de siete meses, que comenzó con un referendo constitucional en febrero y terminó en septiembre con las elecciones a nivel de aldeas.

Durante el período eleccionario, la ONUB prestó apoyo al proceso electoral en la forma de logística, transporte de las urnas y boletas en todo el país y educación de los votantes mediante actividades de información pública.

Mientras la parte occidental del país seguía siendo objeto de reiterados ataques de los rebeldes de las Palipehutu-FLN (Forces de Liberation Nationale), las Naciones Unidas ayudaban en la organización de las primeras elecciones desde 1993. Tras doce años de guerra civil, que causó gran sufrimiento, la población estaba resuelta a participar y acudió masivamente en febrero para votar mayoritariamente a favor de la constitución después de la transición. De los 3,3 millones de votantes inscritos, 92% ejerció su derecho civil y el 90% emitió su voto favorable.

Tres meses después, el 3 de junio, los votantes acudieron nuevamente en masa para darle una victoria arrolladora al Conseil National pour la Défense de la Démocratie-Forces pour la Défense de la Démocratie (CNDDFDD) de Pierre Nkurunziza en las elecciones comunales, que ganó en 93 de las 129 comunas.

El 4 de julio, los votantes hicieron acto de presencia nuevamente en las urnas para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional. El 29 de julio, un colegio electoral de consejos comunales y provinciales eligió indirectamente a los miembros del Senado. También se seleccionó a legisladores para asegurar un equilibrio en la representación de las mujeres y de las etnias en el Parlamento, como exige la constitución. Cuatro de los ex Jefes de Estado del país y representantes de las comunidades étnicas hutu, tutsi y twa resultaron electos senadores.

El 19 de agosto, una sesión conjunta de los miembros de la Asamblea Nacional y el Senado eligió por aplastante mayoría a Pierre Nkurunziza del CNDD-FDD como nuevo Presidente de Burundi. La última de la serie de elecciones se celebró a nivel de aldeas en septiembre.

El éxito del proceso de paz dio lugar a la llegada en masa de unos 55 000 refugiados burundianos en 2005, fundamentalmente de Tanzanía y a que miles de desplazados internos regresaran también a sus comunidades de origen. Los organismos de las Naciones Unidas aportaron importantes contribuciones para ayudar al país a hacer frente a esta nueva tarea. El organismo de refugiados de las Naciones Unidas, el ACNUR, apoyó el regreso y rehabilitó y construyó escuelas, viviendas y centros de salud.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) prestó asistencia en la forma de artículos de escritorio para las escuelas; el Programa Mundial de Alimentos (PMA) abrió comedores escolares, siguió ejecutando proyectos de trabajo por alimentos y proporcionó ayuda alimentaria a las poblaciones vulnerables de las provincias septentrionales, donde había escasez de alimentos.

La ONUB ha realizado, entre otras, las siguientes actividades: apoyo al desarme y la desmovilización de combatientes; protección de los derechos humanos y fortalecimiento de la policía y el poder judicial. Por medio de sus proyectos de efecto rápido, la misión se ha ocupado de cubrir algunas necesidades locales construyendo centros comunitarios y escuelas y prestando asistencia a los niños necesitados y a niños que fueron soldados.

Con la instauración de un gobierno elegido democráticamente, el mandato de la ONUB cambiará durante 2006. Cabe esperar que continúe la retirada gradual de los miembros de la fuerza de mantenimiento de la paz, que comenzó en diciembre. Con todo, la paz no acaba de asentarse en todo el país, debido a que el grupo rebelde del Palipehutu-FNL todavía no ha consentido en la cesación del fuego ni en iniciar conversaciones de paz.

Por otra parte, el nuevo Gobierno tendrá que lidiar con las agobiantes tareas de reconstruir una economía que ha quedado hecha un desastre tras diez años de guerra y de reconciliar a las comunidades étnicas destrozadas por un conflicto fratricida y por un recelo profundamente arraigado.

Tendrá que poner empeño en integrar la estructura económica y social del país, reasentar la enorme cantidad de refugiados alentados a regresar a sus hogares por las perspectivas de paz, proporcionar empleo a los ex combatientes y a los gardiens de la paix, y encontrar recursos para cumplir la promesa de asegurar la enseñanza primaria gratuita para todos.

La mayoría de estas ingentes tareas se podrán cumplir solamente gracias a la ayuda constante de la comunidad internacional. Para consolidar los logros del proceso de paz, la ONUB seguirá trabajando en estrecha colaboración con el nuevo gobierno, centrando sus actividades de promoción de los derechos humanos y ayudando a establecer una Comisión Nacional de la Verdad y la Reconciliación, una medida vital en el fomento de la reconciliación nacional.

También ayudará a entrenar a la fuerza policial nacional y ayudar a la reforma del sector de seguridad. El Foro de Asociados de Burundi tendrá también una participación importante en la movilización del apoyo internacional a la naciente democracia de Burundi.


Sección de Servicios de Internet | Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2006.