Informe Anual 2004 - Operaciones de Paz de las Naciones Unidas
 
Anterior
Siguiente

V. Dos misiones en el Oriente Medio: UNSCO y UNAMI



UNSCO: El Coordinador Especial de las Naciones Unidas se esfuerza en apoyar el proceso de paz

El Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Oriente Medio (UNSCO) siguió coordinando la contribución de las Naciones Unidas en el Oriente Medio al proceso de paz de la región. La UNSCO tiene sus oficinas centrales en Gaza y oficinas locales en Jerusalén y Ramallah.

En 2004, el incremento de la violencia en Israel y el territorio palestino ocupado dejó un saldo de muerte entre un gran número de civiles de ambas partes y causó la destrucción de inmuebles palestinos. Siguió construyéndose la barrera dentro del territorio palestino ocupado, pese a una opinión consultiva emitida por la Corte Internacional de Justicia en julio, que dictaminó que la labor de construcción actual contraviene el derecho internacional.

En vista de que las actividades de desarrollo seguían cediendo espacio a las actividades humanitarias y de emergencia, la UNSCO coordinó la labor con el sistema de las Naciones Unidas para asegurarse de que se atendieran debidamente las necesidades de la población palestina y se movilizara la asistencia financiera, técnica, económica y de otra índole. No obstante, hacia finales del año, la UNSCO hizo hincapié en la necesidad de centrarse en cuestiones relacionadas con el desarrollo y la reforma.

En un gesto que pudiera ser positivo, el Gobierno de Israel, en su Plan de separación, proponía la evacuación de los asentamientos israelíes de la Franja de Gaza y de partes de la zona septentrional de la Ribera Occidental. La UNSCO acogió complacida la iniciativa como una apertura para reanudar el proceso de paz con arreglo al Plan, plan de paz presentado en 2003 a las partes por el Cuarteto, agrupación diplomática integrada por las Naciones Unidas, la Unión Europea, Rusia y los Estados Unidos.

El Cuarteto estableció cuatro condiciones para hacer suyo el Plan de separación: primera, la retirada de Israel debe ser total y completa; segunda, debe llevar al fin de la ocupación de la Franja de Gaza e ir acompañada de una acción similar en la Ribera Occidental; tercera, debe llevarse a cabo en el marco del Plan y la visión de dos Estados; y, por último, debe ser plenamente coordinada con la Autoridad Palestina y el Cuarteto.

Durante el año, para apoyar la aplicación de las resoluciones del Consejo de Seguridad 242, 338 y 1397, la UNSCO mantuvo sus esfuerzos de mediación, bilateralmente con las partes en el proceso de paz y también como parte de la comunidad internacional más amplia. En particular, las Naciones Unidas examinaron posibilidades de restablecer la confianza entre las partes y acelerar el regreso a la mesa de negociaciones. Las Naciones Unidas, tanto por separado como en el Cuarteto, reafirmaron la visión de la creación de dos Estados uno al lado del otro que coexistan en paz y seguridad, y exhortaron a ambas partes a que hagan lo posible para lograr ese fin cumpliendo las obligaciones establecidas en el Plan.

Arriba

UNAMI: Un año de tensiones en el Iraq

Pese a que su personal de contratación internacional ha estado fuera del Iraq desde los ataques con bombas a la sede de las Naciones Unidas en Bagdad en agosto de 2003, las Naciones Unidas comenzaron a desempeñar una función decisiva prestando asistencia al proceso de transición política en el Iraq desde el 15 de enero, en que el Secretario General nombró a Lakhdar Brahimi su Asesor Especial sobre el Iraq. La Autoridad Provisional de Coalición y el Consejo de Gobierno del Iraq pidieron a las Naciones Unidas ayuda para promover el diálogo y crear consenso entre los iraquíes para asegurar una transición política pacífica y satisfactoria.

Familiares y amigos encienden velas durante la observancia del primer aniversario del ataque contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, en el que perecieron 22 personas
Familiares y amigos encienden velas durante la observancia del primer aniversario del ataque contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, en el que perecieron 22 personas, Nueva York, 19 de agosto de 2004, Foto ONU por Evan Schneider

De febrero a junio de 2004, el Sr. Brahimi desempeñó una función fundamental en la facilitación de la formación del gobierno provisional iraquí dirigido por el Primer Ministro Ayad Allawi. Tras la devolución oficial de la soberanía a un gobierno provisional iraquí el 28 de junio, las Naciones Unidas ayudaron a preparar la Conferencia Nacional del 15 al 18 de agosto, que pidió que se asegurara la amplia participación de un gran número de partidos políticos y personalidades iraquíes en el proceso de transición.

Mientras el Sr. Brahimi viajaba desde y hacia Bagdad para recabar y coordinar las opiniones de muy diversos sectores iraquíes sobre la transición política, los equipos de asesores de las Naciones Unidas sobre elecciones efectuaron visitas durante todo el año. En vista del constante deterioro de la situación de seguridad, se aplazaron las elecciones a la asamblea constituyente hasta el 30 de enero de 2005.

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Iraq (UNAMI) siguió realizando sus actividades desde Ammán (Jordania) y la ciudad de Kuwait, con un pequeño equipo estacionado en la "Zona Verde" de Bagdad desde los primeros meses del año. En junio, el Consejo de Seguridad (resolución 1546) confirió a la UNAMI un mandato más firme, pero condicionó la aplicación a las circunstancias imperantes sobre el terreno.

El 13 de agosto, casi un año después del ataque en que pereció el Representante Especial del Secretario General Sergio Vieira de Mello y otras 21 personas, entre ellas sus más cercanos colaboradores, llegó a Bagdad Ashraf Jehangir Qazi, el nuevo Representante Especial del Secretario General. Mientras las Naciones Unidas procuraban y elaboraban arreglos de seguridad para el personal en el Iraq, el autoimpuesto "límite" al número de efectivos desplegados en Bagdad aumentó a unos 250 en diciembre, incluida la unidad de guardia de las Naciones Unidas con 134 efectivos. También en diciembre, el Secretario General aprobó la creación de oficinas dotadas de personal de contratación internacional en Basora y Erbil.

La UNAMI es una misión política orientada por el Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas y apoyada por el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Según la resolución 1546, las Naciones Unidas proporcionarían apoyo estratégico y técnico a la Comisión Electoral Independiente del Iraq (IECI); asesorarían al Gobierno del Iraq en la prestación de servicios civiles y sociales eficaces; contribuirían a la coordinación y ejecución de las actividades de reconstrucción, desarrollo y asistencia humanitaria y promoverían la protección de los derechos humanos, la reconciliación nacional y la reforma judicial y jurídica.

Durante el año, la labor humanitaria, de desarrollo y reconstrucción continuó en el Iraq, llevada a cabo por distintos colaboradores en la ejecución y por personal nacional iraquí, estuvo bajo la orientación de la UNAMI en Amman. En 2004 la labor se centró también en actividades de creación de capacidad para los iraquíes que se habían trasladado a Jordania y a otros países para capacitación y conferencias. A medida que aumentaba la dotación de la oficina de la UNAMI en Bagdad, aumentaba también su asistencia a los ministerios e instituciones iraquíes mediante un sistema de 11 agrupaciones sectoriales.

La UNAMI y el Representante Especial del Secretario General pusieron empeño en crear contactos con el Gobierno provisional y una amplia gama de dirigentes políticos, religiosos y cívicos del Iraq, con el objetivo de promover un proceso político incluyente, participativo y transparente en el Iraq y, en particular, alentar a la reconciliación nacional.

Al propio tiempo, un número cada vez mayor de expertos electorales de las Naciones Unidas prestaron asistencia y asesoramiento técnicos a la IECI, el órgano designado para llevar a cabo las elecciones de enero a una asamblea constituyente. Las Naciones Unidas también entrenaron a los miembros de la Comisión y a miles de trabajadores electorales, dentro y fuera del Iraq.

Pese a que las elecciones iraquíes serían un proceso nacional, la UNAMI tenía el compromiso de prestar asistencia activa a la Comisión Electoral iraquí en su preparación.


“Que los iraquíes se reúnan como un solo pueblo. Que las naciones de esta región y el mundo se reúnan para ayudarlos. Y que todos trabajemos para lograr un solo objetivo: un Iraq estable, un Iraq pacífico, un Iraq democrático - un nuevo Iraq.”
Discurso del Secretario General Kofi Annan
ante la Conferencia Internacional sobre el Iraq,
Sharm el Sheikh (Egipto), 23 de noviembre de 2004

El principio rector de que los iraquíes debían asumir la responsabilidad de su propio proceso político significaba que las Naciones Unidas apenas dejarían huellas en el Iraq en 2004. Claro está que el endeble clima de seguridad así lo confirmaba. A fines de 2004, las Naciones Unidas todavía estaban buscando países dispuestos a aportar personal de seguridad para proteger sus operaciones en el Iraq. En diciembre, sólo Fiji se había comprometido a enviar 134 guardias que formarían un "círculo interno" del destacamento de seguridad para los locales de la UNAMI en Bagdad. Las Naciones Unidas siguieron apoyando también las actividades de las fuerzas multinacionales dirigidas por los Estados Unidos para alentar a los Estados Miembros a que aportaran efectivos o contribuciones financieras para la creación de una fuerza aparte que se encargara de la seguridad general de la presencia de las Naciones Unidas en el Iraq.

A finales del año, las Naciones Unidas habían determinado que los preparativos técnicos para las elecciones iban por buen camino. Se confeccionó una lista de votantes a partir de la base de datos de distribución del Programa de petróleo por alimentos de las Naciones Unidas, ya que el Programa, que terminó a fines de 2003, había atendido beneficiado prácticamente a todos los iraquíes. Unas 223 entidades políticas y 34 coaliciones habían presentado 19.000 candidatos para las elecciones del 30 de enero a la asamblea nacional, los gobiernos locales y la Asamblea Nacional del Kurdistán.

Arriba
 
Portada Página principal de Operaciones de mantenimiento de la Paz Página principal de la ONU en español