Áreas prioritarias relacionadas con los empleados destinados a las operaciones de paz

Contenido de la página

Aportación de personal militar, policial y tropa en 2003

 

  X. TEMAS RELACIONADOS CON EL DESPLIEGUE DE OPERACIONES DE PAZ

 

Vacíos de compromiso y expectación

 

La contribución de las tropas "espacio de compromiso" siguió constituyendo una gran preocupación durante todo el año. Los estados industrializados politizaron los despliegues de sus tropas en las operaciones lideradas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la Unión Europea y/o coaliciones ad hoc autorizadas por el Consejo de Seguridad. Los países en desarrollo continuaron proporcionando el mayor número de personal de policía civil y militar para las operaciones de paz de las Naciones Unidas, especialmente en África. Ocho de los diez contribuyentes más importantes para las operaciones de las Naciones Unidas en Pakistán, Bangladés, Nigeria, India, Ghana, Nepal, Uruguay, Jordania, Kenia y Sudáfrica, fueron países del Sur asiático o africano. Sin embargo, incluso con su participación, el apoyo ha sido insuficiente para atender las exigencias que van apareciendo, especialmente en África.

 

Una segunda preocupación fue el "espacio de expectativas". En la República Democrática del Congo, por ejemplo, las expectativas sobrepasaron la capacidad y el mandato de las fuerzas de las Naciones Unidas cuando surgió la violencia en el noreste del país. La llegada de una fuerza provisional multinacional, aprobada por el Consejo de Seguridad y liderada por Francia, proporcionó el tiempo necesario a las Naciones Unidas para desplegar fuerzas más extensas y mejor equipadas con un mandato más robusto. Se han llevado a cabo muchos esfuerzos tanto en el Cuartel General como en el terreno para proporcionar a los Estados Miembros información clara sobre los mandatos de las misiones y sobre las tareas que las operaciones de mantenimiento de la paz pueden llevar a cabo con éxito.

 

Mantenimiento de la paz robusto

 

En el informe de 2003 acerca de la puesta en práctica de la Declaración del Milenio, el Secretario General requirió un debate serio sobre el futuro del "robusto" mantenimiento de la paz: si las tropas de la ONU desplegadas para mantener la paz deberían poder usar la fuerza. El Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (DPKO) ha señalado también la necesidad de un entendimiento compartido entre los Estados Miembros en este sentido.

 

El mantenimiento de la paz incluye cada vez más las guerras internas con elementos armados sólo parcialmente bajo el control de aquellos que permiten el despliegue de las Naciones Unidas. En esos casos, puede ser necesario estabilizar la situación antes de que la presencia de las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas pueda desplegarse, como en Liberia y la República Democrática del Congo. En algunas situaciones post-conflicto actuales, las fuerzas de mantenimiento de la paz pueden necesitar la posibilidad de poder usar la fuerza, si fuera necesario, para que la iniciativa del proceso de paz siga su cauce y para defender la misión de mantenimiento de la paz y su mandato.

 

En 2003, las operaciones de mantenimiento de la paz más grandes trabajaron con mandatos que previeron medidas de ejecución, citando el Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas sobre "Medidas con Respecto a las Amenazas a la Paz, Violaciones de la Paz y Actos de Agresión". Éstas incluyeron operaciones en Liberia, la República Democrática del Congo, Sierra Leona y Kosovo.

 

Despliegue rápido

 

El DPKO hizo grandes progresos en despliegue rápido en 2003, especialmente con el lanzamiento de la misión en Liberia. El Departamento incluyó potenciales países que aportan tropas en una primera fase del plan y pudo asegurar 47 millones de dólares en recursos para el pre-mandato y las primeras fases de la misión. La Brigada de Despliegue Rápido (SHIRBRIG) ayudó a asegurar la capacidad del cuartel general de la coyuntura de la UNMIL. También fue clave el Sistema relativo a las fuerzas de reserva de las Naciones Unidas (UNSAS)8 así como las listas de espera de los componentes de la policía civil y militar y otro personal civil.

 

Para acelerar el reclutamiento de personal civil de género y localización geográfica variados, el DPKO proporcionó formación avanzada y asignación de tareas para el personal. El Servicio de Acción de Minas de las Naciones Unidas desarrolló una capacidad de respuesta rápida para emergencias. Gracias a las Reservas de Despliegue Estratégico de Brindisi, Italia, había vehículos, equipo de comunicaciones y ordenadores disponibles en Liberia desde un comienzo, y una estación de radio de emergencia de Naciones Unidas estaba emitiendo en vivo el día de la apertura de la misión.

 

Lecciones aprendidas y prácticas recomendadas

 

Para mejorar el plan y la conducta de las operaciones de mantenimiento de la paz, la Unidad de Prácticas Recomendadas desempeñó un papel primordial en el trabajo del DPKO, especialmente en el planeamiento de programas de desarme, desmovilización y reintegración (DDR) y en políticas de género. La Unidad preparó el lanzamiento de una base de datos online, una biblioteca virtual sobre conocimiento de mantenimiento de la paz para utilizarla en el planeamiento, conducta y gestión de las operaciones de mantenimiento de la paz.

 

Mejora de la capacidad africana de mantenimiento de la paz

 

En el año 2003 se pudieron ver las prioridades y el progreso concentrados en África, donde los esfuerzos por el mantenimiento de la paz, que estaban costando cerca de 2.000 millones de dólares, vieron lo que parecía el final de los mayores conflictos africanos. El DPKO siguió promoviendo la mejora de la capacidad africana de mantenimiento de la paz, incluyendo el apoyo completo para el establecimiento de una Fuerza de Reserva Africana compuesta de brigadas multinacionales organizadas sobre una base sub-regional de acuerdo con los niveles de las Naciones Unidas.

 

Sociedades regionales

 

En 2003, las Naciones Unidas formaron sociedades con un número de organizaciones regionales. En febrero, el Consejo de Seguridad autorizó la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO) y a las fuerzas francesas a desplegarse en Costa de Marfil. De esta forma, el Consejo estableció la Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil (MINUCI), que incluye un componente de unión militar que trabaja en estrecha colaboración con CEDEAO y las fuerzas francesas. En agosto, el Consejo de Seguridad autorizó una fuerza de coyuntura de CEDEAO en Liberia que cedería sus responsabilidades de mantenimiento de la paz a una futura fuerza de estabilización de las Naciones Unidas. Cuando la Misión de Naciones Unidas en Liberia se estableció en octubre, cerca de 3.500 tropas del África occidental fueron reasignadas como "cascos azules" de Naciones Unidas.

 

En junio, el Consejo de Seguridad autorizó una fuerza de la Unión Europea, la Fuerza Provisional Multinacional de Emergencia, para desplegarla en la provincia de Ituri en la República Democrática del Congo hasta que la fuerza de Naciones Unidas estuviera lista para hacerse cargo, después de que su mandato y sus contingentes se reforzaran. En Kosovo, la misión de Naciones Unidas continuó trabajando estrechamente con la fuerza de Kosovo liderada por la OTAN; y en Georgia, la misión de Naciones Unidas trabajó junto a la fuerza de mantenimiento de la paz de los Comunidad de Estados Independientes. En agosto, la Organización del Tratado del Atlántico Norte acordó asumir el liderazgo de la Fuerza de Asistencia de Seguridad Internacional en Afganistán, bajo el mandato del Consejo de Seguridad. El mandato se extendió el 13 de octubre para posibilitar el despliegue fuera de Kabul para mejorar la seguridad en todo el país y permitir a las Naciones Unidas completar sus tareas.

 

Las Naciones Unidas también aumentaron la cooperación en temas relacionados con la paz y seguridad regionales con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, mientras en Latinoamérica, la Organización apoyó los esfuerzos de mediación de la Organización de Estados Americanos acerca de Venezuela y Haití. Las Naciones Unidas también reforzaron la cooperación con el Foro de las Islas del Pacífico sobre temas de paz y seguridad.

 

 


8 Establecido en 1993, el Sistema relativo a las fuerzas de reserva de las Naciones Unidas (UNSAS) proporciona a las Naciones Unidas una base de datos que detalla las unidades militares y el equipo que algunos Estados Miembros quieren, en principio, aportar a la Organización con poca antelación. Protección del personal de Naciones Unidas.

 

Página principal de las operaciones de mantenimiento de la paz      


Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU de la División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública. El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca. - © Naciones Unidas 2004