Operaciones de paz en el Oriente Medio

Contenido de la página

Operaciones de paz en Europa

 

  V. IRAQ

 

El Iraq rigió el orden del día de las Naciones unidas durante el 2003. El año comenzó en el Consejo de Seguridad con acalorados debates sobre cómo asegurar el desarme en el Iraq, incluyendo las armas de destrucción en masa, y concluyó con intensas deliberaciones sobre el papel que deberían adoptar las Naciones unidas en la reconstrucción del país y en su transición política. En agosto, las propias Naciones Unidas fueron víctima de un atroz atentado en Bagdad. Durante ese mismo año, se cancelaron dos operaciones de la ONU, la Misión de Observación de las Naciones Unidas para el Iraq y Kuwait (UNIKOM) y el Programa Petróleo por Alimentos; y se creó una nueva operación, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para el Iraq (UNAMI). Esta organización estuvo involucrada de forma continua en campañas de socorro humanitario por todo el país.

 

Inspección de armas y acción militar

 

Las inspecciones de las Naciones Unidas en busca de programas de armas iraquíes2 se reanudaron en noviembre de 2002, pero fue en 2003 cuando el Consejo de Seguridad experimentó una división de opiniones con respecto a cómo garantizar que el Iraq cumpliera sus obligaciones internacionales según lo establecido por una serie de resoluciones enunciadas por el propio Consejo de Seguridad. Los Estados Unidos, el Reino Unido y España le propusieron al Iraq el 17 de marzo como fecha límite para alcanzar el desarme completo. Tres días después, una coalición entre el Reino Unido y los Estados Unidos emprendió acciones militares, lo que llevó al desmoronamiento del régimen de Saddam Hussein. En mayo, el Consejo de Seguridad reconoció como "Autoridad" en el Iraq a las potencias ocupantes bajo el mando unificado de los Estados Unidos y del Reino Unido, quedando pendiente el establecimiento de un gobierno reconocido internacionalmente.

 

Programa de asistencia de las Naciones Unidas

 

No surgieron importantes desacuerdos entre los miembros sobre el uso de la fuerza, de hecho, el Consejo de Seguridad determinó de manera unánime las principales necesidades humanitarias de la población iraquí durante la acción militar y después de ésta. En marzo, el Consejo modificó el programa de socorro humanitario de las Naciones Unidas, conocido como Programa Petróleo por Alimentos, y le otorgó la competencia de facilitar la distribución de suministros médicos y alimentos. Los organismos humanitarios de las Naciones Unidas también colaboraron en la asistencia de emergencia. Basándose en la planificación de contingencia extensiva, habían recibido la preparación adecuada para una posible catástrofe humanitaria. Esta asistencia humanitaria, que incluía el reparto de alimentos, agua y atención sanitaria, fue realizada por el personal iraquí de las Naciones Unidas, puesto que el Secretario General había ordenado al personal internacional que se retirara a causa de la acción militar inminente. En la resolución 1483 del 22 de mayo, el Consejo de Seguridad levantó las sanciones internacionales y estableció una base jurídica para el trabajo de las Naciones Unidas en el Iraq durante la ocupación. La resolución solicitaba el nombramiento de un Representante Especial del Secretario General que asistiría a la población iraquí, colaborando con la Autoridad Provisional de Coalición en una amplia variedad de ámbitos, incluyendo el socorro humanitario, la reconstrucción, la rehabilitación de la infraestructura, la reforma jurídica y judicial, los derechos humanos y el regreso de refugiados. El Representante Especial también trabajaría con la Autoridad Provisional de Coalición y la población iraquí para reinstaurar y establecer las instituciones locales y nacionales que favorecerían la formación de un gobierno representativo.

 

Con intención de poner en práctica las tareas esbozadas en la resolución 1483, el Consejo Seguridad, creó el UNAMI con un mandato inicial de 12 meses, mediante la resolución 1500 del 14 de agosto. Unos días después, el 19 de agosto, el cuartel general de las Naciones Unidas en Bagdad fue objeto de un atentado terrorista que causó 22 muertos y más de 150 heridos. Quince de los fallecidos formaban parte del personal de las Naciones Unidas y entre ellos se encontraba el Representante Especial del Secretario General para el Iraq, Sergio Vieira de Mello.

 

El Secretario General retiró a la mayor parte del personal internacional de las Naciones Unidas con base en Bagdad, manteniendo allí exclusivamente a un pequeño equipo para proporcionar asistencia humanitaria esencial. También designó a un grupo independiente de expertos para que revisara las medidas de seguridad adoptadas antes del 19 de agosto y realizara recomendaciones para mejorar el sistema de seguridad del personal de las Naciones Unidas en el Iraq y en zonas similares de alto riesgo.

 

Se dirigió un nuevo atentado contra el cuartel general de las Naciones Unidas en Bagdad el 22 de septiembre, así como al cuartel general del Comité Internacional de la Cruz Roja en Bagdad. Como consecuencia, el Secretario General redujo aún más el número de personal internacional en el Iraq. Estos atentados supusieron un duro golpe para los esfuerzos que se estaban realizando con el objetivo de que el Iraq volviera a la normalidad, pero el personal local iraquí de las Naciones Unidas siguió llevando a cabo, una vez más, labores de asistencia.

 

Con el comienzo de la acción militar en el Iraq, las operaciones de la UNIKOM y el propósito subyacente de la misión se vieron afectados. A mediados de marzo, la UNIKOM dejó de supervisar la zona desmilitarizada entre el Iraq y el Kuwait y comenzó a proporcionar apoyo a la labor humanitaria. El 6 de octubre, tras 12 años de operaciones, la función de la UNIKOM llegó a su fin.

 

Nuevas medidas de las Naciones Unidas

 

Al finalizar el año 2003, la situación general en lo que se refiere a seguridad había mostrado escasos signos de mejora. En octubre, mientras debatía una futura internacionalización de la fuerza de coalición liderada por los Estados Unidos, el Consejo autorizó la creación de una fuerza multinacional bajo mando unificado con el objetivo de contribuir al mantenimiento de la seguridad y la estabilidad en el Iraq. La resolución 1511 del Consejo solicitaba específicamente a esta fuerza que contribuyera a la seguridad de la UNAMI y del Consejo de Administración Iraquí, un organismo establecido en julio por la Autoridad Provisional de Coalición y formado por representantes iraquíes. La creación de este organismo fue vista con buenos ojos por el Consejo de Seguridad que lo consideró un gran paso adelante para la formación de un gobierno soberano. El Consejo de Seguridad solicitó al Consejo de Administración que estableciera una agenda y un programa para redactar el borrador de una nueva constitución y convocar elecciones democráticas en virtud de ésta.

 

En diciembre, el Secretario General nombró como su Representante Especial interino para el Iraq y Jefe de la UNAMI a un alto funcionario de las Naciones Unidas para el socorro, Ross Mountain. Un equipo central de la UNAMI, que operaba de manera temporal desde Chipre, Jordania y Kuwait, tuvo como principales objetivos iniciales el planificar un posible despliegue de vuelta al Iraq y coordinar las actividades de las Naciones Unidas de socorro, recuperación y reconstrucción, así como fomentar el diálogo con los Estados clave de la región.

 

Un paso definitivo en el proceso de transición política del Iraq fue la aceptación, el 15 de noviembre, de un acuerdo entre el Consejo de Administración del Iraq y la Autoridad Provisional de Coalición, que estableció una agenda con intención de redactar el borrador de una nueva constitución y convocar elecciones3. Aunque este acuerdo no determinaba específicamente el papel que desempeñarían las Naciones Unidas, el Consejo de Administración expresó su deseo de que la organización participara de manera activa en su aplicación. En diciembre de 2003, ese papel aún no había sido definido.

 


2 Fueron la Comisión de las Naciones Unidas de Vigilancia, Verificación e Inspección (UNMOVIC) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) los que llevaron a cabo estas inspecciones. La UNMOVIC, creada en 1999 para reemplazar a la Comisión Especial de las Naciones Unidas (UNSCOM), estaba autorizada para llevar a cabo inspecciones in situ sobre la capacidad biológica, química y misilística del Iraq, supervisar la eliminación de armas de destrucción en masa y de las instalaciones en las que se construían, así como verificar la conformidad del Iraq con respecto a su obligación de no volver a adquirir armas prohibidas por el Consejo de Seguridad.

 

3 Los objetivos clave establecidos en este acuerdo incluían la formación de una asamblea nacional de transición antes del 31 de marzo de 2004 y el establecimiento de un gobierno soberano de transición en el Iraq antes del 30 de junio de 2004, teniendo en perspectiva el convocar las elecciones para un nuevo gobierno en el año 2005.

 

Página principal de las operaciones de mantenimiento de la paz      


Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU de la División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública. El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca. - © Naciones Unidas 2004