English
Français
Español

BOSNIA Y HERZEGOVINA

- Panorama
- Un nuevo futuro para el Afganistán
- Aumenta la estabilidad en Sierra Leona
- Independencia para Timor-Leste
- Misión cumplida en Bosnia y Herzegovina
- Los países que contribuyen con tropas
- Las operaciones de mantenimientode la paz (Mapa)
- Las misiones políticas y de consolidaciónde la paz (Mapa)

La reforma de la policía en Bosnia y Herzegovina marca la culminación de un mandato

Fotografía UNMIBH
Un oficial de la Fuerza de Tarea Internacional de Policía muestra material instructivo sobre minas terrestres a alumnos de una escuela elemental de la República Srpska oriental

El último día de 2002 representa un hito en las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz: esa fecha marca la culminación con éxito del encargo de la Misión de las Naciones Unidas en Bosnia y Herzegovina (UNMIBH): la mayor reforma y reestructuración policial de la historia de las Naciones Unidas.

Casi siete anos de trabajo de policías y civiles de casi 100 países han dado como resultado el establecimiento de organismos de represión del delito que cumplen con las normas internacionales por las que se rige una actividad policial democrática. Ello ha hecho posible que las Naciones Unidas traspasen la responsabilidad a largo plazo de supervisar la reforma j, policial a la Misión de Policía de la Unión Europea (EUPM).

Construir a partir del caos

Fotografía UNMIBH
Oficiales locales serbo-bosnios de visita con retornados de Bosnia y Herzegovina en la aldea de Jelac. Las familias retornados se alojan en tiendas de campana cerca de sus casas de antes de la guerra, las cuales están siendo reconstruidas con el apoyo de varias organizaciones de las Naciones Unidas.

La UNMIBH ha desempeñado un papel clave en la creación de unas fuerzas de policía que difieren ostensiblemente de las que existían inmediatamente después de la guerra de 1992-1995.

Cuando terminó el conflicto -dejando más de 200.000 muertos y un número de desplazados equivalente a la mitad de una población de cuatro millones- el sistema nacional de represión del delito se encontraba en situación caótica. Los grupos contendientes se enfrentaban a través de líneas de conflicto que atravesaban la nación en todas direcciones y una fuerza policial desmesurada de unos 44.000 efectivos mal entrenados se hallaba dividida en función de diferencias étnicas.

Las raíces del problema al que se enfrentaba la UNMIBH eran más hondas que el conflicto mismo, isegún el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Bosnia y Herzegovina, Jacques Paul Klein.

En opinión del Representante Especial, el país se enfrentaba no sólo al legado de la guerra, sino a una tradición de 50 anos de gestión policial consistente en servir al Estado a expensas del individuo. En esencia, imperaba la represión del delito en lugar de existir una función democrática de policía al servicio del imperio de la ley.

Cumplir el mandato

De conformidad con los Acuerdos de Paz de Dayton de 1995, las Naciones Unidas recibieron el mandato de supervisar la reforma y reestructuración de las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley, mientras otras organizaciones internacionales se ocupaban de la seguridad, el retorno de los refugiados y la reforma jurídica y económica.

Los cambios producidos en la esfera de responsabilidad de la UNMIBH han sido profundos. Cabe señalar entre sus logros:

  • Las fuerzas policiales se ha reducido cerca de dos tercios, hasta quedar en 17.000 efectivos de personal uniformado, todos ellos formados con arreglo a las normas internacionales por las que se rige una policía democrática y convenientemente seleccionados para eliminar aquellos que hubieran participado en crímenes de guerra u otros delitos;

  • La instituciones encargadas de hacer cumplir la ley han sido despolitizadas y se ha certificado que actúan de conformidad con las normas internacionales de procedimiento y organización;

  • Se ha establecido un servicio de vigilancia fronteriza que es uno de los más modernos en los Balcanes; el número de inmigrantes ilegales que entran en el país se ha reducido de 25.000 en el ano 2000, a unos pocos centenares en 2002;

  • Se ha creado el Organismo Estatal de Información y Protección;
  • Una nueva generación de oficiales de policía, entre los que cada vez es mayor la proporción de mujeres y miembros de las minorías, se está graduando en dos academias de policía de gran nivel;

  • El programa más ambicioso de toda la región para atacar el insidioso problema de la trata de blancas ha permitido la clausura de un importante número de burdeles del país y la repatriación de más de 200 víctimas.

El alto nivel de seguridad alcanzado está dando a los refugiados y a las personas desplazadas dentro del propio país la confianza necesaria para regresar a sus casas.Tan sólo durante el primer semestre de 2002 se registró el retorno de 60.000 miembros de las minorías, más que en el mismo período de los dos anos anteriores juntos.

Esfuerzo multinacional

Fotografía UNMIBH
Instructores de la Fuerza de Tarea Internacional de Policía acompañan a oficiales de la policía multiétnica de Brcko durante una actuación policial intercomunitaria en el mercado de Arizoa, en Bosnia septentrional. Las Naciones Unidas asisten a la policía y al público de Bosnia y Herzegovina a tomar conciencia de sus derechos y deberes como miembros de una sociedad cívica

Todo esto es fruto de un esfuerzo auténticamente internacional en el que participan unos 10.000 oficiales de policía de todo el mundo que desde 1996 han prestado sus servicios en la Fuerza de Tarea Internacional de Policía de la UNMIBH. Más de 50 naciones han aportado contingentes de oficiales de policía experimentados y especialistas en la lucha contra la delincuencia.

La reforma de los organismos de represión del delito ha aportado una amplia gama de beneficios. El país cuenta actualmente con las estructuras policiales que necesita para contribuir a la lucha internacional y regional contra el terrorismo, el delito organizado y el tráfico de personas.

El Representante Especial del Secretario General, Sr. Klein, dice que la UNMIBH deja establecidos todos los mecanismos de lucha contra la delincuencia propios de un Estado moderno, listos para desempenar su papel en el seno de la comunidad internacional.

Además, dos fondos fiduciarios de las Naciones Unidas proporcionaron más de 35 millones de dólares de los Estados Unidos para unos 500 proyectos destinados a restaurar servicios e infraestructuras fundamentales y a formar y equipar al servicio de policía y de fronteras. Centenares de miles de personas de Bosnia y Herzegovina han sido beneficiarios directos de estos proyectos, que van desde la renovación de instalaciones escolares y comunitarias dañadas por la guerra hasta la restauración de santuarios y obras de arte religioso de incalculable valor.

En cooperación con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la UNMIBH puso también en marcha un programa para la recuperación económica y social de la región de Srebrenica, lugar de la matanza de 1995, que ha sido la más terrible ocurrida en Europa desde la segunda guerra mundial.

El traspaso de las funciones de las Naciones Unidas a la Misión de Policía de la Unión Europea cierra una transición que destaca como modelo de cooperación entre la organización mundial de paz y un órgano regional.

La UNMIBH ha demostrado que una operación de paz puede alcanzar sus objetivos y marcharse con tranquilidad dejando, en este caso, a la población de Bosnia y Herzegovina disfrutando de uno de los índices cotidianos de delincuencia más bajos de toda Europa.



Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas
DPI/2286—02-61112—Enero de 2003—7.5M
© 2002-2003 Naciones Unidas

Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU. División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública.