English
Français
Español

AFGANISTÁN

- Panorama
- Un nuevo futuro para el Afganistán
- Aumenta la estabilidad en Sierra Leona
- Independencia para Timor-Leste
- Misión cumplida en Bosnia y Herzegovina
- Los países que contribuyen con tropas
- Las operaciones de mantenimientode la paz (Mapa)
- Las misiones políticas y de consolidaciónde la paz (Mapa)

La asistencia de las Naciones Unidas abre la puerta a un nuevo futuro para el Afganistán

La caída del régimen de los talibán en noviembre de 2001 abrió las puertas al inicio de un proceso político con asistencia de las Naciones Unidas entre cuyos elementos figuraba el Acuerdo de Bonn y el establecimiento de una Autoridad Provisional y de una Administración de Transición. La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para el Afganistán (UNAMA), establecida en marzo de 2002, prestó un apoyo crucial a los procesos políticos y emprendió una serie de actuaciones humanitarias, de socorro, recuperación y reconstrucción en asociación con la administración afgana y en coordinación con los donantes y con otros interlocutores.

La administración afgana toma las riendas

Fotografía: Eskinder Debebe, Febrero 2002
Residentes del campamento de Maslakh para afganos desplazados dentro del país

A finales de noviembre y principios de diciembre de 2001, las Naciones Unidas organizaron una reunión de representantes afganos en Bonn en la que los participantes acordaron una serie de arreglos provisionales para la gobernación del país y para el despliegue en Kabul de una fuerza multinacional de seguridad.

Una conferencia internacional celebrada en Tokio los días 21 y 22 de enero de 2002 para tratar de las necesidades para reconstruir el Afganistán hizo promesas de contribuciones por 5.000 millones de dólares de los Estados Unidos durante un período de seis años.Tres días después, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, visitó Kabul para reunirse con la nueva Administración Provisional delAfganistán. Durante esa visita se anunció la composición de una Comisión Independiente Especial para la Convocatoria de una Loya Jirga de Emergencia (Gran Consejo de dirigentes representativos de todos los distritos y grupos étnicos).

El Acuerdo de Bonn marca el rumbo

El Acuerdo de Bonn, concluido bajo los auspicios de las Naciones Unidas, senaló el camino por el que el pueblo afgano podrá avanzar hacia la paz, la reconciliación, la reconstrucción y el desarrollo, contando en todo momento con el apoyo de las Naciones Unidas. El 28 de marzo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estableció la Misión deAsistencia de las Naciones Unidas para el Afganistán (UNAMA) bajo la constante dirección del Representante Especial del Secretario General, Lakhdar Brahimi. Colaborando estrechamente con la Autoridad Provisional y luego con la Administración de Transición, la UNAMA aplicó un enfoque integrado a la cuestión de la paz y el desarrollo sostenible con su apoyo al proceso político, de buen gobierno y de fomento de la paz, a la vez que hacía frente a las urgentes necesidades humanitarias y de recuperación. La UNAMA ostenta la responsabilidad global sobre las actividades de las Naciones Unidas en el país.

Se reúne la Loya Jirga

Fotografía ONU Eskinder Debebe, Febrero 2002
Desplazados residentes en el campamento de Maslakh, cerca de la ciudad afgana occidental de Herat, preparan una comida

Del 16 de abril al 6 de junio, una serie de equipos, organizados por la Comisión Independiente Especial para la Convocatoria de una Loya Jirga de Emergencia y acompanados por unos 50 miembros del personal de la UNAMA y por supervisores internacionales, recorrieron el país en todas direcciones con miras a suscitar la conciencia del público y el apoyo a la selección de unos 1.500 delegados de casi 400 distritos a la Loya Jirga. La UNAMA organizó también con el Ministerio de Asuntos de la Mujer (MOWA) un curso introductorio para las 200 mujeres elegidas delegadas al proceso de la Loya Jirga y puso a disposición sus recursos en Kabul (del 12 al 19 de junio) para ayudar en los procedimientos de votación durante la Loya Jirga.

Después de la elección de Hamid Karzai como Presidente de la nueva Administración de Transición, Lakhdar Brahimi senaló que, por primera vez en 23 años, el pueblo afgano había podido votar por su dirigente.

Un proceso dirigido por los propios afganos

Todos los organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas trasladaron nuevamente el centro de sus actividades a Kabul poco después de la instalación de la Autoridad Provisional. Especial importancia reviste el hecho de que la presencia de las Naciones Unidas en el Afganistán se base en la premisa de dar apoyo a un proceso dirigido por los propios afganos en el que la Administración de Transición determina y define las prioridades.

Hay actualmente en el país unos 16 organismos que trabajan con sus homólogos del Gobierno y con las ONG nacionales e internacionales colaboradoras. Los logros de estas organizaciones han sido notables a pesar de la continua inseguridad y, en algunos casos, de ataques directos contra sus instalaciones y su personal.
Entre sus contribuciones y logros durante el último año figuran:

  • El suministro de alimentos, alojamiento, asistencia médica y de otro tipo. A finales de agosto se había prestado asistencia a aproximadamente 1,6 millones de refugiados que retornaban y a 400.000 personas desplazadas dentro del propio país que volvían a sus lugares de origen;El suministro de alimentos, alojamiento, asistencia médica y de otro tipo.
    A finales de agosto se había prestado asistencia a aproximadamente 1,6 millones de refugiados que retornaban y a 400.000 personas desplazadas dentro del propio país que volvían a sus lugares de origen;

  • Distribución de suministros alimentarios de emergencia;
  • Jornadas nacionales de inmunización para vacunar a millones de niños contra la polio y el sarampión;
  • Una campana de vuelta a la escuela para la ensenanza primaria. La especial atención prestada a las necesidades de las mujeres jóvenes ha contribuido a aumentar su nivel de inscripción en la educación en un 90% desde marzo, hasta alcanzar el 30% del total;

  • Asistencia mediante proyectos de obras públicas con alta densidad de mano de obra, incluidas reparaciones de escuelas y hospitales y proyectos de suministro de agua y saneamiento; y pago de sueldos a maestros y funcionarios públicos;

  • Apoyo sustancial al establecimiento, el 6 de junio, de una Comisión afgana independiente de Derechos Humanos formada por expertos de ambos sexos y de todos los grupos étnicos principales;

  • Apoyo activo a la Comisión judicial Afgana para reconstruir el sistema nacional de justicia de con formidad con los principios islámicos, las normas internacionales, el imperio de la ley y las tradiciones jurídicas afganas;

  • Establecimiento del Fondo Fiduciario para la Ley y el Orden en el Afganistán, a fin de hacer frente a los costos de formación de la policía y a los sueldos correspondientes a dos años;

  • Búsqueda y eliminación, para septiembre de 2002, de minas y otras municiones sin estallar en unos 23,8 millones de metros cuadrados de zonas de alta prioridad.
    La actuación en este ámbito se ha concretado también en actividades de capacitación, educación y propaganda.

Atreverse a tener esperanza

Pocos se habrían aventurado a esperar el progreso social logrado en los 12 últimos meses. En la capital, las mujeres no tienen ya miedo de dejarse ver en público, cientos de miles de jóvenes de ambos sexos han vuelto a la escuela y la gente hace ahora planes para un futuro mejor. Aunque los afganos siguen sumidos en una gran pobreza y la inseguridad predomina en el país por falta de un despliegue de las fuerzas de seguridad fuera de Kabul, el Afganistán tiene ahora la oportunidad de llegar a ser una nación en paz con sus vecinos y consigo misma. Habría que resaltar, sin embargo, que, a pesar de que lo logros obtenidos hasta la fecha sobre el terreno son visibles y cuantificables, urge cubrir todavía muchas necesidades vitales, especialmente mediante un apoyo internacional sostenido a las actividades de reconstrucción.



Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas
DPI/2286—02-61112—Enero de 2003—7.5M
© 2002-2003 Naciones Unidas

Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU. División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública.