English
Français
Español

Asia y el Pacífico

- Panorama
 África
 Las Américas
 Asia y el Pacífico
 Europa
 Oriente Medio
- Un nuevo futuro para el Afganistán
- Aumenta la estabilidad en Sierra Leona
- Independencia para Timor-Leste
- Misión cumplida en Bosnia y Herzegovina
- Los países que contribuyen con tropas
- Las operaciones de mantenimientode la paz (Mapa)
- Las misiones políticas y de consolidaciónde la paz (Mapa)

La Administración de Transición de las Naciones Unidas en Timor Oriental (UNTAET) llevó a cabo con éxito en abril las elecciones presidenciales en Timor Oriental -rebautizado desde entonces como Timor-Leste- y traspasó el poder administrativo a un nuevo país independiente el día 20 de mayo. El país fue admitido oficialmente como miembro de las Naciones Unidas el 27 de septiembre. La UNTAET fue reemplazada por una operación de mantenimiento de la paz más reducida: la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Timor Oriental (UNMISET). El mandato de la UNMISET no incluye responsabilidades administrativas plenas. La Misión tiene la responsabilidad de desempeñar funciones ejecutivas de policía, aunque cuenta también con varios asesores civiles en esferas vitales para el mantenimiento de la estabilidad y para la viabilidad del nuevo gobierno y mantiene un componente militar sustancial para garantizar la seguridad.

Fotografía UNHCR: Luke Powell, 2001
Refugiados afganos encuentran cobijo en un campamento en Pakistán, diciembre de 2001

En el Afganistán, el Acuerdo de Bonn, a cuya negociación contribuyeron las Naciones Unidas, condujo al establecimiento de una Autoridad Provisional y una Administración de Transición. La Misión de Asistencia las Naciones Unidas para el Afganistán (UNAMA) hizo una contribución decisiva en coordinación con los donantes y otros participantes.

La escalada de la tensión entre la India y el Pakistán -naciones vecinas dotadas de capacidad nuclear- creó considerable inquietud en la comunidad internacional. Entretanto, la segunda operación más antigua de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, el Grupo de Observadores Militares de las Naciones Unidas en la India y el Pakistán (UNMOGIP), siguió vigilando el cumplimiento del acuerdo de cesación del fuego y la inestable situación de Jammu y Cachemira.

En Tayikistán la situación política mejoró considerablemente. No obstante, las causas fundamentales de la devastadora guerra civil, incluido el regionalismo, el extremismo religioso y la marginación política de minorías étnicas, no se han erradicado todavía. Por consiguiente, la Oficina de las Naciones Unidas de Apoyo a la Consolidación de la Paz en Tayikistán (UNTOP) siguió trabajando con el equipo de las Naciones Unidas destinado en el país a fin de facilitar el fomento de instituciones democráticas, la defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento del imperio de la ley y de la sociedad civil.

La Oficina Política de las Naciones Unidas en Bougainville (UNPOB) siguió trabajando con las partes en el Acuerdo de Paz de Bougainville. A petición de unos y otros, la UNPOB tomó la iniciativa en la tarea de la eliminación de armas. En mayo de 2002 se envió a Bougainville una misión conjunta de las Naciones Unidas para buscar el modo de intensificar los esfuerzos de desarme.



Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas
DPI/2286—02-61112—Enero de 2003—7.5M
© 2002-2003 Naciones Unidas

Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU. División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública.