English
Français
Español

África

- Panorama
 África
 Las Américas
 Asia y el Pacífico
 Europa
 Oriente Medio
- Un nuevo futuro para el Afganistán
- Aumenta la estabilidad en Sierra Leona
- Independencia para Timor-Leste
- Misión cumplida en Bosnia y Herzegovina
- Los países que contribuyen con tropas
- Las operaciones de mantenimientode la paz (Mapa)
- Las misiones políticas y de consolidaciónde la paz (Mapa)

Fotografía MINUEE: J.Aramburu, Febrero 2001
Convoy de vehículos ligeros de la MINUEE en Eritrea Central

Después de culminar la tercera fase de un proceso de desarme y desmovilización que afectó a unos 47.000 antiguos combatientes entre mayo de 2001 y enero de 2002, la Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL) prestó su apoyo a la exitosa celebración de las elecciones nacionales en mayo, y sigue asistiendo al Gobierno en la labor de extender su autoridad a la totalidad del país. El aumento de la estabilidad permitió que unos 100.000 refugiados de Sierra Leona volvieran a sus hogares.

La Misión de las Naciones Unidas en Etiopía y Eritrea (MINUEE) siguió vigilando la ZonaTemporaria de Seguridad y asistiendo en la aplicación de un acuerdo de paz entre los dos países y proporcionó apoyo logístico a la Comisión de Demarcación de Fronteras entre Eritrea y Etiopía, que emitió un dictamen sobre el trazado fronterizo.

Fotografía MONUC: Andrzej
Jóvenes madres con sus hijos esperan en un centro de nutrición en Nyunzu, República Democrática del Congo

Mientras los observadores, las tropas, el personal de policía y el personal civil de la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC) se desplegaban en nuevos emplazamientos a lo largo del país, se firmaban acuerdos bilaterales entre la República Democrática del Congo y Rwanda y entre la República Democrática del Congo y Uganda, a la vez que proseguía la retirada de tropas extranjeras. La MONUC siguió supervisando el cumplimiento del Acuerdo de cesación del fuego, verificando la retirada de tropas extranjeras y apoyando a tal efecto el desarme, la desmovilización, la repatriación y el reasentamiento y reinserción de los grupos armados, a la espera de que se autoricen las fuerzas de tarea necesarias para llevar a cabo dicho proceso de forma exhaustiva.

La MONUC siguió también adelante con sus actividades de protección de los derechos humanos en relación con la resolución pacífica del conflicto.

En la vecina Angola, las perspectivas de paz aumentaron con la muerte, en febrero, del dirigente del grupo opositor UNITA. En agosto, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorizó el establecimiento de una nueva Misión de las Naciones Unidas en Angola (MNUA), como continuación de la misión de la Oficina de las Naciones Unidas en Angola (UNOA), a fin de apoyar la revigorización del proceso de paz. Una de las iniciativas tomadas en este contexto fue la de asumir la presidencia de la Comisión Conjunta, restablecida en virtud del Memorando de Compromiso firmado el 26 de agosto entre el Gobierno y la UNITA, y participar como observador en la Comisión Militar. Entre otras tareas, se asistió también al Gobierno en el fomento y la protección de los derechos humanos, ayudando a movilizar la asistencia humanitaria y proporcionando asesoramiento técnico en las labores de desminado.

La Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) siguió vigilando el cumplimiento del acuerdo de cesación del fuego y el confinamiento de las tropas marroquíes y del Frente POLISARIO en los emplazamientos designados, además de continuar con la preparación del registro electrónico de las personas con derecho a voto, mientras el Secretario General trataba de encontrar una vía de avance en la cuestión de la libre determinación.

Los progresos hacia la paz en Somalia fueron lentos pese a los esfuerzos desplegados por la Oficina Política de las Naciones Unidas para Somalia (UNPOS) y por los Estados de primera línea (Djibouti, Etiopía y Kenya) de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo para ayudar a las partes somalíes en el conflicto a celebrar una Conferencia de Reconciliación Nacional. A fin de ayudar en el proceso de mediación se constituyó un Grupo de contacto sobre Somalia

La Oficina de las Naciones Unidas en Burundi (ONUB) siguió dando su apoyo a las medidas en pro de la paz y la reconciliación mediante la aplicación del Acuerdo de Paz de Aruba, tal como pone de manifiesto el establecimiento del Gobierno de Transición y el regreso de la Comisión de vigilancia del cumplimiento del Acuerdo. El despliegue de la unidad especial sudafricana de protección permitió que regresaran a Burundi los dirigentes políticos exiliados y participaran en el Gobierno deTransición,en IaAsamblea Nacional y en el Senado. Sin embargo, la situación seguía inestable, pues las negociaciones para la cesación del fuego no habían conseguido poner fin a los combates entre el ejército y los grupos armados.

Las oficinas de las Naciones Unidas de apoyo a la consolidacion de la paz en la República Centroafricana (BONUCA), Guinea Bissau (UNOGBIS) y Liberia (ONUL) continuaron haciendo frente a las prioridades impuestas por la cesación de los conflictos en estos países. Entre las medidas de apoyo cabe citar el fomento de la reconciliación nacional, el establecimiento de procesos democráticos, el fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y los sistemas jurídicos y la movilización de la asistencia económica internacional. Las oficinas trabajaron también estrechamente con los equipos de las Naciones Unidas destinados en los países para incorporar la prevención de conflictos a los planes nacionales de desarrollo. El deterioro de la situación en Liberia era, sin embargo, motivo de preocupación y comprometía las esperanzas de lograr una paz duradera después de casi un decenio de conflicto.



Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas
DPI/2286—02-61112—Enero de 2003—7.5M
© 2002-2003 Naciones Unidas

Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU. División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública.