Durante el año 2001 las Naciones Unidas mantuvieron operaciones de paz en casi todas partes del mundo. En África, funcionaron cuatro misiones de mantenimiento de la paz, mientras que en Europa fueron cinco. En Asia y el Pacífico, tres. En el Oriente Medio, las Naciones Unidas mantuvieron tres operaciones de mantenimiento de la paz de largo plazo. Las Naciones Unidas también mantuvieron cuatro oficinas de enlace en los Balcanes para contribuir a las actividades de mantenimiento de la paz. Además, en África, Asia y el Pacífico, así como en América Central, funcionaron cuatro oficinas de las Naciones Unidas de apoyo a la consolidación de la paz y nueve oficinas políticas de las Naciones Unidas.

Para fines de 2001, las Naciones Unidas habían desplegado unos 39.500 soldados y oficiales, así como 7.500 policías civiles en el marco de las operaciones para el mantenimiento de la paz. En la Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL) participaron hasta 17.500 funcionarios uniformados, lo que la convierte en la más grande de las 15 misiones de mantenimiento de la paz. Hace algunos meses, el número de Estados que contribuyeron a las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz llegó a la cifra de 90. Junto con el personal uniformado, trabajaron por lo menos 4.300 civiles de contratación internacional y 8.500 civiles contratados localmente. El personal de las 13 oficinas de apoyo a la consolidación de la paz y oficinas políticas, estuvo integrado por unos 600 funcionarios, la mayor parte de los cuales eran civiles de contratación internacional y local.

El personal de las operaciones de mantenimiento y consolidación de la paz realizó tareas muy diversas. Algunos de estos hombres y mujeres eran observadores militares, otros ingenieros viales o desminadores. Otros se desempeñaron como analistas políticos, especialistas en medios de comunicación, funcionarios encargados de protección de menores y trabajadores encargados de cuestiones relativas a los derechos humanos. Otros ayudaron a un nuevo país a prepararse para la independencia, estableciendo la infraestructura de la administración provincial o apoyando programas de desarme y desmovilización. También hubo conductores, intérpretes, doctores y diplomáticos. Lamentablemente, en lo que va del año, 58 de ellos perdieron la vida.

En este informe, se presenta el análisis de la experiencia adquirida por algunos de los integrantes de las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento y consolidación de la paz y los logros alcanzados en 2001.

Volver al comienzo  Derechos Reservados . Página preparada y diseñada por la Sección de Paz y Seguridad, Departamento de Información Pública, ©derechos de autor 2002
Diseño y realización