Tayikistán


ALCANZAR UNA PAZ DURADERA
Preparado por la Sección de Paz y Seguridad, DIP

En la ex-república soviética de Tayikistán, las altas montañas representan otra dificultad más para reunir a las facciones políticas. Luego del colapso de la Unión Soviética, "esta sociedad se convirtió en un lugar donde la gente resolvía sus diferencias con peleas y baños de sangre", dijo el representante del Secretario General en Tayikistán, Ivo Petrov, encargado de la Oficina de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz en Tayikistán (UNTOP). "Ahora, la gente está tratando de encontrar otros medios. Desean la paz. Mi trabajo es fortalecer este deseo y convencer a tanta gente como sea posible de que la paz es beneficiosa para ellos."

Pero no es una tarea fácil. "Para empezar", explica Petrov, "algunos de los excombatientes no han sido desarmados y después del acuerdo de paz siguen deambulando por el país, extorsionando a la población civil para obtener dinero. En estas circunstancias, es difícil que la gente se someta al imperio de la ley." Junto con el PNUD, la oficina de apoyo a la consolidación de la paz de Petrov presta ayuda en forma de capacitación laboral a los excombatientes, pero esta oficina no tiene el mandato ni dispone de los recursos para resolver las causas socioeconómicas de este y otros problemas.

Petrov trabajó estrechamente con organismos de las Naciones Unidas en Tayikistán y con el Banco Mundial en la preparación de una reunión de donantes que se celebró en mayo de 2001 y en la que los donantes internacionales prometieron más de 400 millones de dólares estadounidenses para el gobierno y más de cuatro millones para los organismos de las Naciones Unidas. Con miras a consolidar la paz, los organismos han hecho especial hincapié en la generación de empleo para los excombatientes y la creación de instituciones en que la población pueda confiar.

Pero la creación de instituciones lleva tiempo y mientras tanto crece el recelo entre el gobierno y la oposición. "Mi responsabilidad como representante del Secretario General es mantener abiertos los canales de comunicación", declaró Petrov. "Me aseguro de que los actores no reaccionen en forma desproporcionada y que sigan participando en el intercambio político, sin tomar nuevamente las armas."

Sus métodos son creativos y se adaptan a las circunstancias. Por ejemplo, con la asociación nacional de politólogos de ese país, concibió una serie de foros públicos llamados "clubes de discusión política" que tuvieron lugar en varias partes del país. "Los foros constituyeron una oportunidad para que los líderes de los diferentes sectores de la sociedad se reunieran, a veces por primera vez", dijo Petrov. "Es una forma de que consideren cómo van a trabajar realmente juntos."

Los observadores dicen que Petrov oficia de "lubricante político". Dicen que tiene una gran comprensión de la complejidad política de Tayikistán y el instinto político para reconocer lo que ayuda al logro de los objetivos y lo que no. El propio Petrov explica: "Estoy buscando constantemente los eslabones débiles de la cadena."

Hay varios eslabones débiles. Económicamente, el país está luchando por hacer la transición de la economía centralizada de la era soviética a una economía de mercado. A pesar de los enormes esfuerzos de desarme, muchos civiles se han resistido a dejar sus kalashnikovs. "No se les puede culpar", dice Petrov. "La seguridad es un gran problema. La policía no puede proteger a todos los ciudadanos. A veces quedan libres los delincuentes y asesinos políticos."

Según Petrov, había muchos problemas sin resolver cuando la operación de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas estaba allí; hoy en día esos mismos problemas siguen sin resolverse. Lo que sucede en cualquier otra parte de la región también influye en Tayikistán. La frontera permeable que existe entre este país y el Afganistán es desde hace tiempo una de las causas de la inestabilidad de Tayikistán. La guerra en el Afganistán, así como otros acontecimientos que ocurren en la región, tienen enormes consecuencias. "Pero hay motivos para tener esperanzas de que podremos lograr una paz duradera", dice Petrov.

Volver al comienzo    Derechos Reservados. Página preparada y diseñada por la Sección de Paz y Seguridad, Departamento de Información Pública, ©derechos de autor 2002