Paz y seguridad

El mantenimiento de la paz es una de las actividades que llevan a cabo las Naciones Unidas para mantener la paz y la seguridad internacionales en todo el mundo.

A peacekeeper in uniform standing with children in a camp.

Foto: Naciones Unidas/Olivier Chassot

Un miembro de la unidad de policía constituida de Indonesia patrulla en el Sudán.



Entre otras actividades pueden mencionarse las siguientes:

  • prevención de conflictos y mediación
  • establecimiento de la paz
  • imposición de la paz
  • consolidación de la paz

La prevención de conflictos y el establecimiento, la consolidación y la imposición de la paz rara vez se dan de forma lineal o secuencial. La experiencia ha demostrado que deben percibirse como procesos que se refuerzan mutuamente. Si se aplican de manera poco sistemática o aislada, no ofrecen el enfoque exhaustivo requerido para abordar las causas profundas del conflicto y, en consecuencia, para reducir el riesgo de que se reproduzcan.

Prevención de conflictos

La prevención de conflictos comporta medidas diplomáticas para gestionar las tensiones y litigios intraestatales o interestatales y evitar que se conviertan en conflictos violentos.

Incluye la alerta temprana, la recopilación de información y un análisis cuidadoso de los factores que causan el conflicto. Estas actividades de prevención de conflictos también pueden comprender el uso de los «buenos oficios» del Secretario General, el despliegue preventivo de misiones de las Naciones Unidas o la mediación de conflictos Disponible en inglés dirigida por el Departamento de Asuntos Políticos.

Establecimiento de la paz

El establecimiento de la paz generalmente incluye medidas para abordar los conflictos en curso y por lo general supone una acción diplomática para lograr que las partes enfrentadas lleguen a un acuerdo negociado.

El Secretario General puede valerse de sus «buenos oficios» para facilitar la resolución del conflicto. También pueden enviarse, en calidad de pacificadores, a Gobiernos, grupos de Estados, representantes de organizaciones regionales o de las Naciones Unidas. Estos esfuerzos de paz también pueden estar a cargo de grupos no oficiales y no gubernamentales, o de una personalidad destacada que a actúe de forma independiente.

Imposición de la paz

La imposición de la paz consiste en la aplicación de una serie de medidas coercitivas, incluido el uso de la fuerza militar. Se requiere la autorización expresa del Consejo de Seguridad.

Se utiliza para restablecer la paz y la seguridad internacionales en situaciones en las que el Consejo de Seguridad ha decidido actuar frente a una amenaza o quebrantamiento de la paz, o a un acto de agresión. El Consejo puede recurrir, cuando proceda, a organizaciones y organismos regionales para aplicar medidas coercitivas, sujeto a su autoridad y de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas.

Consolidación de la paz

La consolidación de la paz tiene como objetivo reducir el riesgo de caer o recaer en un conflicto, mediante el fortalecimiento de las capacidades nacionales en todos los niveles de la gestión de conflictos, así como sentar las bases para una paz y un desarrollo sostenibles. Se trata de un complejo proceso a largo plazo de creación de las condiciones necesarias para una paz sostenible. Las medidas de consolidación de la paz se dirigen a las cuestiones fundamentales que afectan al funcionamiento de la sociedad y el Estado, y tratan de aumentar la capacidad del Estado para llevar a cabo sus funciones básicas de manera eficaz y legítima.

Papel del mantenimiento de la paz

Los límites entre la prevención de conflictos y el establecimiento, mantenimiento, consolidación e imposición de la paz son cada vez más difusos. Las operaciones en pro de la paz rara vez se limitan a un solo tipo de actividad.

Aunque las misiones de paz consisten, en principio, en un despliegue para apoyar la aplicación de un acuerdo de alto el fuego o de paz, a menudo deben desempeñar un papel activo en la consolidación de la paz, e incluso pueden participar en la etapa inicial de las actividades de consolidación de la paz.

Las actuales operaciones multidimensionales de mantenimiento de la paz también facilitan procesos políticos, protegen a civiles, ayudan en el desarme, la desmovilización y la reintegración de ex combatientes; apoyan la organización de procesos electorales, protegen y promueven los derechos humanos y ayudan a restablecer el estado de derecho.

Las operaciones de paz de las Naciones Unidas puede usar la fuerza para defenderse y defender su mandato y a los civiles, particularmente en situaciones en que el Estado no es capaz de ofrecer la seguridad y mantener el orden público.

 
Sección de Paz y Seguridad del Departamento de Información Pública en cooperación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz