De conformidad con la resolución 1181 (1998) del Consejo de Seguridad de 13 de julio de 1998,

la función militar de la UNOMSIL era:

  • Vigilar la situación militar y de seguridad en todo el país, en la medida en que las condiciones de seguridad lo permitiesen, y suministrar periódicamente al Representante Especial del Secretario General información al respecto, en particular con miras a determinar en qué momento las condiciones eran suficientemente seguras para que se pudieran desplegar más observadores militares después de la primera etapa.

  • Vigilar el desarme y la desmovilización de los ex-combatientes concentrados en zonas seguras del país, incluida la vigilancia de la función desempeñada por el Grupo de Observadores Militares (ECOMOG) de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) en la creación de condiciones de seguridad y la recolección y destrucción de armas en esas zonas seguras.

  • Ayudar a vigilar el cumplimiento del derecho internacional humanitario, incluso en los puntos de desarme y desmovilización, en los casos en los que las condiciones de seguridad lo permitieran.

  • Vigilar la desmovilización y el desarme voluntarios de los miembros de las Fuerzas de Defensa Civil, en la medida en que las condiciones de seguridad lo permitieran.

la función civil de la UNOMSIL era:

  • Asesorar, en coordinación con otras iniciativas internacionales, al Gobierno de Sierra Leona y a los agentes de policía locales sobre métodos policiales, instrucción, el reequipamiento y el reclutamiento, en particular respecto de la necesidad de respetar las normas internacionalmente reconocidas de comportamiento policial en las sociedades democráticas, y asesorar en relación con la planificación de la reforma y la reestructuración del cuerpo de policía, y vigilar los avances en ese sentido.

  • Informar acerca de las violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos en Sierra Leona, y, en consulta con los organismos competentes de las Naciones Unidas, ayudar al Gobierno de Sierra Leona en sus esfuerzos por satisfacer las necesidades del país en materia de derechos humanos.

 


Éste no es un documento oficial de las Naciones Unidas.
Preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU de la División de Noticias
y Medios de Información del Departamento de Información Pública,
en colaboración con el Departamento de Operaciones de Paz. El contenido de esta página es una traducción no oficial,
elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca. © Las Naciones Unidas 2003

| Portada.| Las Naciones Unidas |