Angola - UNAVEM III

Preparado por el Departamento de Información Pública, Naciones Unidas Este texto fue actualizado por última vez de el 30 de junio de 1997;
fecha de finalización de la misión

No es un documento oficial de las Naciones Unidas

MISIÓN DE VERIFICACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS EN ANGOLA III


FUNCIÓN:

Establecida para ayudar al Gobierno de Angola y la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA) a restablecer la paz y lograr la reconciliación nacional sobre la base de los Acuerdos de Paz para Angola, firmados el 31 de mayo de 1991, el Protocolo de Lusaka firmado el 20 de noviembre de 1994, y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad. Algunas de las características principales del mandato de la UNAVEM III son: interponer sus buenos oficios y mediación a las partes angoleñas; vigilar y verificar la extensión de la administración del Estado por todo el país y el proceso de reconciliación nacional; supervisar, controlar y verificar la separación de las fuerzas y vigilar la cesación del fuego; verificar la información recibida del Gobierno y la UNITA sobre sus fuerzas y todos los movimientos de contingentes; ayudar a establecer zonas de acantonamiento; verificar el retiro, acantonamiento y desmovilización de las fuerzas de la UNITA; supervisar la obtención y el almacenamiento del armamento de la UNITA; verificar el movimiento de las fuerzas gubernamentales (FAA) a los cuarteles y la formación definitiva de las FAA; verificar la libre circulación de personas y mercaderías; verificar y controlar la neutralidad de la Policía Nacional Angoleña, el desarme de civiles, el acantonamiento de la Policía de Reacción Rápida, y los mecanismos de seguridad para los dirigentes de la UNITA; coordinar, facilitar y apoyar las actividades humanitarias relacionadas directamente con el proceso de paz, así como la participación en actividades de remoción de minas; declarar formalmente que se han cumplido todos los requisitos necesarios para la celebración de la segunda ronda de las elecciones presidenciales, y apoyar, verificar y vigilar el proceso electoral.

ANTECEDENTES:

La UNAVEM I (enero 1989-mayo 1991) verificó el retiro total de Angola de las tropas cubanas. La UNAVEM II (junio 1991-febrero 1995) verificó las disposiciones de paz convenidas por el Gobierno Angoleño y la UNITA, conforme a los Acuerdos de Paz para Angola, y más tarde se le pidió que observara y verificara las elecciones celebradas en septiembre de 1992. Después de la reanudación de las hostilidades entre el Gobierno y las fuerzas de la UNITA tras las elecciones, la UNAVEM II continuó presente en Angola con efectivos reducidos.

La firma del Protocolo de Lusaka el 20 de noviembre de 1994 marcó una nueva etapa en el proceso de paz angoleño. El Protocolo consistió en una serie de documentos, cada uno relacionado con una determinada cuestión del programa de las conversaciones de paz, que abarcaba temas jurídicos, militares, policiales y políticos, así como el papel destinado a las Naciones Unidas.

El 1 de febrero de 1995, el Secretario General recomendó al Consejo de Seguridad que la UNAVEM III sustituyese a la UNAVEM II para ayudar a las partes a restablecer la paz y lograr la reconciliación nacional. El 8 de febrero, el Consejo de Seguridad autorizó el establecimiento de la UNAVEM III con el despliegue máximo de 7.000 soldados y personal militar de apoyo, 350 observadores militares, 260 observadores de policía y unos 420 funcionarios civiles de contratación internacional, 300 funcionarios de contratación local y 75 Voluntarios de las Naciones Unidas. La fecha prevista por el Consejo para la finalización del mandato de la UNAVEM III fue febrero de 1997.

Pese a los muchos acontecimientos positivos, el proceso de aplicación se retrasó considerablemente, y la falta de confianza mutua entre el Gobierno y la UNITA puso en peligro la consecución de una paz duradera. En su resolución 1075 del 11 de octubre de 1996, el Consejo de Seguridad señaló que los continuos retrasos y promesas incumplidas, especialmente por parte de la UNITA, con respecto a la aplicación de los sucesivos calendarios para resolver definitivamente las cuestiones clave militares y políticas ya no eran aceptables.

Después de que la UNITA presentase una lista de tareas que debía realizar hasta el 15 de noviembre de 1996 (más tarde se amplió hasta el 20 de noviembre), UNAVEM III preparó un exhaustivo calendario de aplicación que comprendía todas las tareas militares, policiales y políticas que las dos partes debían llevar a cabo. En su informe del 19 de noviembre de 1996 dirigido al Consejo, el Secretario General señaló que el acuerdo sobre el calendario consolidado para la realización de las apremiantes tareas había subrayado las cuestiones más urgentes. Se había conseguido algún progreso, pero la aplicación del calendario todavía estaba retrasada con respecto al plan previsto.

Mientras tanto, teniendo en cuenta la fecha prevista para la finalización del mandato, se ultimaban los planes para comenzar el retiro progresivo de la UNAVEM III. Dichos planes incluyen el retiro a finales de diciembre de 1996 de las cuatro unidades de infantería y apoyo de las Naciones Unidas, con un número total de efectivos de entre 600 y 700.

El 30 de junio, el Consejo de Seguridad decidió establecer, a 1 de julio, la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en Angola (MONUA). La nueva misión posterior sustituiría a la UNAVEM III. En una votación unánime el lunes, el Consejo también decidió que el mandato inicial de la nueva misión terminaría el 31 de octubre de 1997. El Consejo instó enérgicamente al Gobierno de Angola y, especialmente, a la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA) a llevar a cabo sin demora los aspectos políticos y militares del proceso de paz pendientes, incluyendo, entre otras cosas, la normalización de la administración del Estado en el territorio de Angola, la conversión de la emisora de radio de la UNITA en un servicio de radiodifusión no partidista, y la transformación de la UNITA en un partido político. Haciendo un llamamiento a ambas partes para que se abstuvieran de cualquier uso de la fuerza que pudiese obstruir la aplicación completa del proceso de paz, el Consejo "instó enérgicamente a las partes a llevar a cabo el registro y desmovilización de los elementos militares pendientes, la eliminación de todos los obstáculos a la libre circulación de personas y mercaderías, y el desarme de la población civil".

EMPLAZAMIENTO: Angola

HSEDE: Luanda

DURACIÓN: de febrero de 1995 a 30 de junio de 1997

EFECTIVOS a 30 de junio de 1997:total de 4.220 efectivos militares por misión, compuestos de: 283 observadores militares, 3.649 soldados y 288 policías civiles

REPRESENTANTE ESPECIAL DEL SECRETARIO GENERAL Y JEFE DE MISIÓN: : Sr. Alioune Blondin Beye (Malí)

COMANDANTE DE LA FUERZA: General de División Phillip Valerio Sibanda (Zimbabwe)

ESTADOS MIEMBROS QUE APORTAN PERSONAL a 30 de junio 1997: Bangladesh, Brasil, Bulgaria, Congo, Egipto, Francia, Guinea Bissau, Hungría, India, Jordania, Kenya, Malasia, Malí, Namibia, Países Bajos, Nueva Zelandia, Nigeria, Noruega, Pakistán, Polonia, Portugal, Rumania, Federación de Rusia, Senegal, Eslovaquia, Suecia, República Unida de Tanzanía, Ucrania, Uruguay, Zambia y Zimbabwe

Ver mapas de despliegue de todas las operaciones en curso *
Regresar al mapa global de operaciones *
Regresar a la lista de operaciones de mantenimiento de la paz