Cuando Angola dejó de ser colonia portuguesa, en 1975, la guerra de guerrillas en pro de la independencia se había librado ya durante casi 15 años. En enero de 1975, el Gobierno portugués intentó establecer un programa para la transición hacia la independencia en conversaciones en Alvor, Portugal, con tres movimientos de liberación angoleños diferentes: el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), el Frente Nacional para la Liberación de Angola (FNLA) y la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA).

El acuerdo alcanzado en Alvor pronto fracasó, y los tres grupos se enfrentaron entre sí con diferentes apoyos de procedencia internacional, entre los que se encontraban Cuba, Sudáfrica, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y los Estados Unidos de América. Sudáfrica envió tropas a Angola a que luchasen contra el MPLA; el MPLA, a su vez, estaba respaldado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y Cuba. El MPLA resultó ser el más fuerte de los tres grupos y, el 11 de noviembre de 1975, declaró la República Popular de Angola. El peso militar del FNLA disminuyó ulteriormente, pero la UNITA continuó desplegando tropas, especialmente en el interior del país. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y Cuba mantuvieron su apoyo al MPLA, mientras que la UNITA recibió el respaldo de Sudáfrica y los Estados Unidos de América.

La primera Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Angola (UNAVEM), posteriormente conocida como UNAVEM I, se desarrolló en un clima de rivalidades propias de la Guerra Fría, ya en decadencia, como parte de las complejas negociaciones internacionales sobre acuerdos políticos para la región. Aunque las negociaciones fueron largas y difíciles y se ocuparon de una gran variedad de asuntos, la UNAVEM I llevó a cabo su mandato en una atmósfera de cooperación. El mandato que el Consejo de Seguridad le había encomendado consistía en una misión relativamente sencilla: supervisar el retiro de las fuerzas cubanas de Angola.

1. Establecimiento de la UNAVEM

El establecimiento de la UNAVEM I en diciembre de 1988 fue el resultado de un complejo proceso diplomático internacional que culminó en acuerdos sobre la aplicación de la resolución 435 (1978) del Consejo de Seguridad, conducente a la independencia de Namibia, y sobre el retiro de las tropas cubanas de Angola. El 22 de diciembre de 1988, Angola, Cuba y Sudáfrica firmaron, en una ceremonia en la Sede de las Naciones Unidas, un acuerdo encaminado a llevar la paz al sudoeste de África. El acuerdo preveía la aplicación de un plan de las Naciones Unidas para la independencia de Namibia, el retiro de las tropas cubanas de Angola y medidas para lograr la paz en la región. Angola y Cuba también firmaron un acuerdo sobre el retiro total, por fases, de los 50.000 soldados cubanos que estaban en Angola -condición ésta para que Sudáfrica aceptase el plan para la independencia de Namibia.

El 17 de diciembre, antes de la firma de los dos acuerdos mencionados arriba, pero dependiendo de la misma, Cuba y Angola pidieron al Secretario General que recomendara al Consejo de Seguridad el establecimiento de un grupo de observadores militares cuya tarea sería la de verificar el cumplimiento del acuerdo bilateral, de conformidad con lo que ya habían convenido ambos países y la Secretaría. Ese mismo día, el Secretario General publicó un informe en el que figuraban sus recomendaciones sobre cómo podía llevarse a cabo este cometido. El 20 de diciembre, en su resolución 626 (1988), el Consejo de Seguridad aprobó el informe del Secretario General y decidió establecer la UNAVEM por un período de 31 meses, esto es, hasta un mes después de la fecha prevista para la finalización del retiro de las tropas cubanas el 1 de julio de 1991. Las disposiciones necesarias entraron en vigor el 22 de diciembre al firmarse los acuerdos bilaterales y tripartitos entre Angola, Cuba y Sudáfrica. Poco después, en una decisión paralela, el Consejo de Seguridad estableció el Grupo de Asistencia de las Naciones Unidas para el Período de Transición de Namibia.

2. Verificación del retiro

La UNAVEM I comenzó su tarea el 3 de enero de 1989, cuando un grupo de avanzada de 18 observadores militares llegó a Luanda para verificar la salida el 10 de enero de los primeros 450 soldados cubanos. Posteriormente los efectivos de la Misión aumentaron a 70 observadores militares. Los equipos de observadores militares verificaron y registraron todos los movimientos de entrada y salida de Angola de equipo y personal militar cubano, en particular en los puertos de Cabinda, Lobito, Luanda y Namibe, y en el aeropuerto de Luanda. Los equipos móviles de la UNAVEM I también confirmaron el traslado, de conformidad con el plan acordado, de las tropas cubanas hacia el norte desde todos los puestos situados al sur del paralelo 13 modificado. Después de completarse el traslado desde el sur de Angola, los efectivos fueron reducidos a 60 observadores.

En general, se cumplieron escrupulosamente las disposiciones del acuerdo entre Cuba y Angola, y el retiro tuvo lugar a un ritmo ligeramente superior al previsto. El 22 de mayo de 1991, el Secretario General fue notificado de la decisión tomada por los Gobiernos de Angola y Cuba de finalizar el retiro más de un mes antes de la fecha prevista. Por consiguiente, el 25 de mayo, la UNAVEM I fue testigo de la ceremonia que marcaba la finalización del retiro de Angola de todas las tropas cubanas y del equipo militar concomitante.

OEl 6 de junio de 1991, el Secretario General informó al Consejo de Seguridad de que la UNAVEM había llevado a cabo su mandato completa y eficientemente. Agradeció a los Gobiernos de Angola y Cuba su decisión de finalizar el retiro antes de lo programado, permitiendo de esta manera a la UNAVEM concentrar sus recursos en los nuevos cometidos encomendados por el Consejo de Seguridad en su resolución 696 (1991) de 30 de mayo de 1991. El Secretario General señaló que "el éxito de la UNAVEM de nuevo demuestra lo que puede lograr una operación de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas cuando cuenta con la total cooperación de las partes interesadas".

 

Preparado y mantenido en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU de la División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Pública, en colaboración con el Departamento de Operaciones de Paz.
El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca. © Las Naciones Unidas 2003
.
 
 
| Portada.| Las Naciones Unidas |