Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Antecedentes sobre la MONUSCO

Tras el genocidio de Rwanda en 1994 y el establecimiento de un nuevo gobierno en el país, alrededor de 1,2 millones de rwandeses de la etnia hutu —incluidas personas que habían participado en el genocidio— huyeron a las regiones vecinas de Kivu en el este de la República Democrática del Congo (antiguo Zaire), un área habitada por personas de la etnia tutsi y otros. Allí se inició una rebelión en 1996, que enfrentó a las fuerzas lideradas por Laurent Désiré Kabila contra el ejército del Presidente Mobutu Sese Seko. Las fuerzas de Kabila, apoyadas por Rwanda y Uganda, tomaron la capital, Kinshasa, en 1997 y cambiaron el nombre del país, que pasó a llamarse República Democrática del Congo.

En 1998, se inició una rebelión contra el gobierno de Kabila en las regiones de Kivu. En pocas semanas, los rebeldes se habían apoderado de grandes áreas del país. Angola, el Chad, Namibia y Zimbabwe prometieron ayuda militar al Presidente Kabila, pero los rebeldes mantuvieron su control sobre las regiones orientales. Rwanda y Uganda apoyaron el movimiento rebelde, la Coalición Congoleña para la Democracia (CCD). El Consejo de Seguridad exhortó Documento PDF en inglés a una cesación del fuego y la retirada de las fuerzas extranjeras, e instó a los Estados a no interferir en los asuntos internos del país.

MONUC

Tras la firma del Acuerdo de Cesación de Fuego de Lusaka entre la República Democrática del Congo y cinco Estados de la región (Angola, Namibia, Rwanda, Uganda y Zimbabwe) en julio de 1999, el Consejo de Seguridad, en su resolución 1279 (1999) Documento PDF de 30 de noviembre de 1999, estableció la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC), cuyo objetivo inicial consistía en planificar la observancia de la cesación del fuego y la separación de las fuerzas y mantener un enlace con todas las partes en el Acuerdo de Cesación del Fuego. Posteriormente, en una serie de resoluciones, el Consejo amplió el mandato de la MONUC a la supervisión de la aplicación del Acuerdo de Cesación del Fuego y le asignó varias tareas adicionales conexas.

Las primeras elecciones libres y limpias en el país en 46 años se celebraron el 30 de julio de 2006. Los votantes eligieron una Asamblea Nacional con 500 escaños. Después de una segunda vuelta electoral para elegir al Presidente, celebrada el 29 de octubre, y tras la decisión sobre un recurso posterior, el Presidente Joseph Kabila (hijo de Laurent Désiré Kabila, asesinado en 2001) fue proclamado vencedor. El proceso electoral en su conjunto representó una de las votaciones más complejas que las Naciones Unidas hayan ayudado a organizar en su historia.

Después de las elecciones, la MONUC se mantuvo sobre el terreno y siguió desempeñando múltiples tareas en las esferas política, militar, del estado de derecho y de creación de capacidad conforme a lo dispuesto en las resoluciones del Consejo de Seguridad relativas a su mandato y, entre otras cosas, trató de resolver los conflictos en curso en varias provincias de la República Democrática del Congo.

Establecimiento de la MONUSCO

El 1 de julio de 2010, el Consejo de Seguridad, en su resolución 1925 (2010) Documento PDF, decidió que la MONUC pasase a denominarse Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) para reflejar la nueva fase a que se había llegado en el país.

La nueva misión fue autorizada a utilizar todos los medios necesarios para llevar a cabo su mandato en relación, entre otras cosas, con la protección de los civiles, el personal humanitario y los defensores de los derechos humanos que se encuentren en peligro inminente de sufrir violencia física y para apoyar al Gobierno de la República Democrática del Congo en sus esfuerzos de estabilización y consolidación de la paz.

El Consejo decidió que la MONUSCO tuviese, además de los componentes civil, judicial y penitenciario correspondientes, una dotación máxima de 19.815 efectivos militares, 760 observadores militares, 391 agentes de policía y 1.050 agentes de unidades de policía constituidas. Las futuras reconfiguraciones de la MONUSCO se decidirían teniendo en cuenta la evolución de la situación sobre el terreno, incluidos factores como la finalización de las operaciones militares en Kivu del Norte y Kivu del Sur así como en la Provincia Oriental, el aumento de la capacidad del Gobierno para proteger eficazmente a la población, y la consolidación de la autoridad del Estado en todo el territorio.

La brigada de intervención es aprobada

Aunque se han logrado considerables avances en la República Democrática del Congo desde el establecimiento de la operación de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz y la situación en muchas regiones del país se ha estabilizado en general, la zona oriental continúa sufriendo recurrentes ciclos de conflicto, crisis humanitarias crónicas y graves violaciones de derechos humanos, incluso violencia sexual y por razón de género. A estos ciclos de violencia han contribuido la continua presencia de grupos armados congoleños y extranjeros que se aprovechan del vacío de seguridad y poder en la zona oriental del país; la explotación ilegal de los recursos; la injerencia de países vecinos; la impunidad generalizada; las luchas entre las distintas comunidades y la débil capacidad de las fuerzas nacionales del ejército y la policía para proteger eficazmente a la población civil y el territorio nacional y garantizar la ley y el orden.

La recurrencia de dichos ciclos de violencia, de los que es ejemplo la grave crisis de Kivu del Norte que comenzó en abril de 2012, sigue siendo un obstáculo para la paz en la República Democrática del Congo y amenaza la estabilidad general y el desarrollo de la región de los Grandes Lagos. Con el fin de hacer frente a las causas subyacentes del conflicto y asegurar que la paz sostenible arraigue en el país y en la región, representantes de 11 países de la región, los presidentes de la Unión Africana, la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos, la Comunidad de África Meridional para el Desarrollo y el Secretario General de las Naciones Unidas suscribieron el Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la República Democrática del Congo y la Región Documento PDF el 24 de febrero de 2013, en Addis Ababa, Etiopía.

El 28 de marzo de 2013, en apoyo de los objetivos del Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la República Democrática del Congo, y en respuesta al llamamiento de los Gobiernos de la región africana de los Grandes Lagos, el Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la resolución 2098 (2013) Documento PDF, por la que se prorrogaba hasta el 31 de marzo de 2014 el mandato de la MONUSCO y se establecía una «brigada de intervención» especializada para reforzar la operación de mantenimiento de la paz.

En atención a las recomendaciones formuladas en el informe especial Documento PDF del 27 de febrero, el Consejo decidió que dicha brigada se estableciera por un período inicial de un año y dentro del límite máximo autorizado de 19.815 efectivos, con carácter excepcional, sin sentar precedente y sin perjuicio de los principios convenidos del mantenimiento de la paz. La brigada estaría integrada por tres batallones de infantería, uno de artillería, una fuerza especial y una compañía de reconocimiento con cuartel general en Goma, bajo el mando directo del Comandante de la Fuerza de la MONUSCO. Su misión consistiría en neutralizar a los grupos armados y su objetivo, reducir la amenaza que plantean los grupos armados a la autoridad estatal y la seguridad civil en el este de la República Democrática del Congo y propiciar actividades de estabilización. También decidió que la brigada de intervención tuviera una estrategia de salida clara y que el Consejo considerara prorrogar su mandato a la luz de su desempeño y si la República Democrática del Congo había hecho suficientes avances en el cumplimiento de sus compromisos con arreglo al Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la región.

La resolución condenaba enérgicamente el Movimiento del 23 de marzo (M23), la Fuerzas Democráticas de Liberación de Rwanda (FDLR), el Ejército de Resistencia del Señor (LRA) «y todos los demás grupos armados y los actos de violencia y abusos de los derechos humanos que siguen perpetrando». Encomendó a la nueva brigada realizar operaciones ofensivas, unilateral o conjuntamente con las fuerzas armadas congoleñas, «de manera robusta, sumamente móvil y versátil» para desbaratar las actividades de dichos grupos.

Con respecto al Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la Región, mediado por el Secretario General, el Consejo exigió que todos los Estados signatarios cumplieran sus compromisos de buena fe y alentó el establecimiento de un mecanismo de supervisión en el que participaran los dirigentes de la región, así como de un mecanismo nacional encargado de supervisar el cumplimiento de los compromisos de reforma acordados por la República Democrática del Congo.

El 28 de marzo de 2014, el Consejo de Seguridad, en su resolución 2147 Documento PDF, prorrogó mandato de la MONUSCO en la República Democrática del Congo, incluso, con carácter excepcional y sin que constituya un precedente o sin perjuicio de los principios convenidos del mantenimiento de la paz, el de su Brigada de Intervención, dentro de los límites de la dotación máxima autorizada de 19.815 efectivos militares, 760 observadores militares y oficiales de Estado Mayor, 391 agentes de policía y 1.050 agentes de unidades de policía constituidas, hasta el 31 de marzo de 2015.

Al mismo tiempo, el Consejo señala la necesidad de una estrategia de salida clara y decide que las futuras configuraciones de la MONUSCO y su mandato se determinarán sobre la base de la evolución de la situación sobre el terreno y de los progresos hacia el logro de los objetivos siguientes, de conformidad con las tres prioridades establecidas en el concepto de la misión, a saber, protección de los civiles, estabilización y apoyo a la aplicación del Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la República Democrática del Congo y la Región.

Inicio

 
Sección de Paz y Seguridad del Departamento de Información Pública en cooperación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz