El estado de derecho

La defensa del estado de derecho es esencial para que las actividades de mantenimiento de la paz culminen con éxito. Es preciso fortalecer la confianza en la policía, el sistema judicial y los servicios penitenciarios.

El Comisionado de Policía de la misión UNMIT firma un acuerdo de traspaso de las responsabilidades básicas a la Policía Nacional de Timor-Leste.

Foto: Naciones Unidas/Martine Perret

El Comisionado de Policía de la misión UNMIT firma un acuerdo de traspaso de las responsabilidades básicas a la Policía Nacional de Timor-Leste.

El estado de derecho es el marco legal y político en virtud del cual todas las personas e instituciones, incluido el propio Estado, deben rendir cuentas. Para lograr una paz duradera tras un conflicto es preciso establecer el respeto al estado de derecho.

Las leyes deben ser promulgadas públicamente y aplicadas con equidad e independencia, y ser coherentes con las normas internacionales de derechos humanos. El equipo de mantenimiento de la paz trabaja para fortalecer la policía Disponible en inglés, la justicia y las instituciones penitenciarias, así como las instituciones ante las que deben rendir cuentas.

Desde 1999, la mayoría de las operaciones de mantenimiento de la paz, y muchas de las misiones políticas especiales, han establecidos disposiciones para trabajar junto al país anfitrión para fortalecer el estado de derecho.

Reconstrucción de las instituciones y capacitación del personal

Las comisarías, los tribunales y las cárceles quedan con frecuencia en malas condiciones o totalmente destruidos tras un conflicto. También desaparecen los registros legales y otros materiales importantes.

Por lo general, la independencia del poder judicial es débil y los salarios son bajos, o incluso muchas veces no se pagan, lo que crea un terreno fértil para la corrupción.

Las cárceles a menudo sufren de un hacinamiento extremo, así como de falta de alimentos, atención médica adecuada y unas mínimas condiciones de higiene. La injerencia política suele ser manifiesta y no existen mecanismos de control. O si los hay, son parciales.

El Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (DOMP) tiene como objetivo mejorar simultáneamente la situación de estas tres instituciones mediante el despliegue de oficiales policiales, judiciales y penitenciarios. Como primer paso, el Departamento trabaja para estabilizar la situación de la seguridad, y después elabora planes a corto y medio plazo para reconstruir el sistema de justicia penal.

En Liberia, Timor-Leste, Haití y la República Democrática del Congo, nuestras operaciones de mantenimiento de la paz han trabajado con las autoridades nacionales para elaborar planes integrales que incluyen la construcción o reconstrucción de nuevas comisarías, juzgados y prisiones. Al mismo tiempo, estas misiones han trabajado con los gobiernos locales para contribuir a desarrollar la capacidad y los recursos humanos necesarios para garantizar el funcionamiento de estas instituciones.

Como parte del programa global de reconstrucción, el equipo de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas trabaja con los socios nacionales y los donantes internacionales para supervisar la rehabilitación de los centros de formación, las universidades y la policía, y velar por que puedan capacitar al personal necesario. En la República Democrática del Congo, por ejemplo, agentes de mantenimiento de la paz desarrollaron programas de capacitación paliativos para formar a cientos de policías.

Bases para la asistencia de las Naciones Unidas

La asistencia en materia de estado de derecho toma como base las normas de las Naciones Unidas, que recogen la normativa internacional sobre derechos humanos, el derecho internacional humanitario, el derecho penal internacional y el derecho internacional de los refugiados. Parte siempre de la completa implicación nacional y las necesidades y prioridades identificadas por las autoridades nacionales, y es coherente con la cultura y las tradiciones jurídicas del país anfitrión.

El restablecimiento del estado de derecho es un proceso a largo plazo, por lo que el DOMP está desarrollando la forma de poder desplegarse lo antes posible en entornos de mantenimiento y consolidación de la paz en todo el mundo.

A finales de 2012, personal de paz de las Naciones Unidas asistía en materia de estado de derecho en 16 misiones de paz, lo que incluía aproximadamente a:

  • 315 oficiales de asuntos judiciales
  • 370 funcionarios penitenciarios
  • Más de 13.500 oficiales de policía (el 9,8% mujeres) y 16.300 autorizados para desplegar.

Nuestra capacidad permanente consta de 41 oficiales de policía, tres oficiales de asuntos judiciales y dos funcionarios penitenciarios.

Naciones Unidas, Nueva York , 22 de junio de 2011 - En esta entrevista grabada el 18 de marzo de 2011, Ellen Løj, Jefa de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) explica nuestro trabajo en el área de estado de derecho.

 
Sección de Paz y Seguridad del Departamento de Información Pública en cooperación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz