Personal militar

El personal militar de las Naciones Unidas sobre el terreno son los Cascos Azules. Son aportados por los ejércitos nacionales de todo el mundo.

El personal militar es el componente principal y más visible de las operaciones de paz.

Cascos azules uruguayos, que participan en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, patrullan la ciudad de Pinga, en el norte de la provincia de Kivu.

Foto ONU/Sylvain Liechti

Cascos azules uruguayos, que participan en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, patrullan la ciudad de Pinga, en el norte de la provincia de Kivu.

Trabaja junto con la policía y sus colaboradores civiles para proteger el personal y los bienes, mantener una estrecha cooperación con otras entidades militares en la zona de la misión y promover la estabilidad y la seguridad.

Trabajamos con la comunidad local y el personal militar del lugar para fomentar una mayor comprensión mutua y trabajar para una paz duradera. La protección de civiles es muy a menudo el aspecto principal de nuestro mandato, y los Cascos Azules son fundamentales para garantizarla.

Conferencia de Jefes de Estado Mayor

El 7 de julio, se celebró la Segunda Conferencia de Jefes del Estado Mayor en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Asistieron alrededor de 100 jefes del Estado Mayor de distintos países, junto con representantes militares de la Unión Africana, la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Asimismo, estuvieron presentes los comandantes de las fuerzas de las misiones de mantenimiento de la paz en Malí, la República Centroafricana, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.

En el marco del tema del afrontamiento de los desafíos, en la Conferencia se abordaron diversos aspectos políticos, estratégicos, operacionales y de apoyo relacionados con las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, como la rapidez de los despliegues, la solidez de las medidas, la instrucción, la participación de mujeres militares, y la conducta y la disciplina. La Conferencia de Jefes de Estado Mayor forma parte de un proceso más amplio para mejorar el desempeño general de nuestras misiones de mantenimiento de la paz en estrecha colaboración con los Estados Miembros.

La apertura de la Conferencia se celebró a las 10.00 horas y su clausura, de la cual se encargó la Sra. Amina Mohammed, Vicesecretaria General, tuvo lugar justo antes de las 16.30 horas.

El Sr. Jean-Pierre Lacroix, Secretario General Adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, habla sobre la importancia de este encuentro: https://youtu.be/SHm8_OYisrs Disponible en inglés

Aquí puede leer la nota de la Presidencia emitida al término de la Conferencia: Sr. Jean-Pierre Lacroix, Secretario General Adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Conferencia de Jefes de Estado: Nota de la Presidencia, Sede de las Naciones Unidas, sala de conferencias 2 Documento PDF en inglés

Contribución mundial por la paz

Todo el personal militar que trabaja como casco azul es, en primer lugar miembro de su propio ejército nacional y posteriormente adscrito a trabajar con la ONU.

Tenemos más de 100.000 efectivos uniformados de la ONU (militares y de policía) procedentes de más de 120 países. Vienen de países grandes y pequeños, ricos y pobres. Traen diferentes culturas y experiencias al trabajo que realizan, pero están unidos en su determinación de promover la paz. Actualmente la mayoría de las tropas provienen de países africanos y asiáticos, mientras que la contribución de los países occidentales está aumentando.

¿Qué hace el personal militar de las Naciones Unidas?

Las Naciones Unidas despliegan personal militar para operaciones de mantenimiento de la paz desde 1948, año en que el Consejo de Seguridad autorizó el despliegue de observadores militares en el Oriente Medio para vigilar el cumplimiento del Acuerdo de Armisticio entre Israel y sus vecinos árabes.

El personal militar de las Naciones Unidas puede tener, entre sus tareas:

  • Vigilar una frontera en litigio
  • Vigilar y observar los procesos de paz después de un conflicto
  • Ofrecer seguridad en una zona en conflicto
  • Proteger a civiles
  • Prestar ayuda al personal militar del país en forma de capacitación y apoyo
  • Ayudar a los ex combatientes en la aplicación de los acuerdos de paz que puedan haber firmado

Normas para el desempeño de las tareas de los cascos azules

Para llevar a cabo sus tareas, nuestro personal debe contar con una preparación que habitualmente comienza mucho antes del desplazamiento. Este entrenamiento incluye todos los aspectos de las misiones de mantenimiento de la paz, como el equipamiento y formación sobre la protección de civiles, el uso de la fuerza y las reglas de intervención, así como sobre conducta y disciplina.

  • Normas para la preparación operacional, desempeño, mando y control. Disponible en inglés
  • Las Directrices de Aplicación para Componentes Militares de las Misiones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas (febrero 2015) establecen claramente los objetivos en esta esfera de actuación.
  • Las Reglas de Intervención defienen las situaciones en que se autoriza el uso de la fuerza y explica las normas, principios, procedimientos y responsabilidades en estas situaciones. Las reglas de intervención son específicas para cada misión.
  • Nuestras tropas desplegadas en el terreno tiene la obligación de cumplir su mandato con profesionalidad, dedicación y dignidad, a menudo con un sacrificio personal importante. Desafortunadamente, los cascos han sido acusados de conductas indebidas, incluso de explotación y abusos sexuales. Estos actos reprobables van en contra de los valores relativos a la protección deciviles que los cascos azules defienden. Todo tipo de conductas indebidas son inaceptables y están prohibidas. Clique aquí para leer el Código de Conducta de las Naciones Unidas Disponible en inglés.

Participación

La Oficina de Asuntos Militares de las Naciones Unidas busca oficiales militares altamente cualificados procedentes de los Estados Miembros para servir en nuestras misiones de paz en todo el mundo, ya sea como Oficiales de Estado Mayor o como parte de una unidad constituida de un país que aporta contingentes.

Los Cascos Azules forman parte, ante todo, de su ejército nacional, y trabaja como adscrito para las Naciones Unidas por períodos normalmente de hasta un año si están sobre el terreno, o dos o tres, si están en la Sede. Cualquier solicitud de trabajo en un cargo militar en las Naciones Unidas debe presentarse en primer lugar en el país de procedencia del solicitante.

A finales de agosto de 2012, el 3,8% del personal militar de las Naciones Unidas eran mujeres. Una de las prioridades de las Naciones Unidas en este ámbito es aumentar el número de personal militar femenino en las operaciones de mantenimiento de la paz.

¿Qué tipo de cascos azules se necesitan?

El tipo de casco azul más habitual es el soldado de infantería. Sin embargo, cada vez necesitamos más personal especializado conocido como «elementos facilitadores o de apoyo». Estos soldados cualificados incluyen ingenieros que por ejemplo participaron en la reconstrucción de Haití tras el terremoto o la construcción de nuevas carreteras en el Sudán del Sur. También necesitamos helicópteros y sus tripulaciones que nos permiten ampliar el área que cubrimos y ser mucho más visible. Otros facilitadores especializados incluyen empresas de transporte, comunicadores y personal médico.

Las operaciones modernas de mantenimiento de la paz son a menudo muy complejas y exigen mucho del personal que desplegamos. Se necesita un alto nivel de formación antes de poder desplegar estas tropas. La ONU trabaja en estrecha colaboración con los países que aportan contingentes para proporcionar la mejor ayuda y asesoramiento posibles. Las tropas deben saber qué hacer si se encuentran por ejemplo en una emboscada para responder de manera adecuada, incluso con firmeza, si es necesario.

¿Por qué la ONU no tienen una reserva permanente?

Se necesita un tiempo considerable para desplegar las tropas y a menudo nos preguntan por qué no tenemos una reserva permanente.

Las Naciones Unidas sólo pueden desplegar personal militar con la autorización explícita de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que determina cuántas tropas son necesarias. La ONU se pone luego en contacto con los Estados miembros para identificar el personal necesario y desplegarlo. La operación puede tomar tiempo, quizás más de seis meses desde la fecha de la resolución.

Como subrayó el ex Secretario General, Kofi Annan, la ONU es «el único cuerpo de bomberos del mundo que debe esperar a que el fuego se inicie para comprar un coche de bomberos.» Una reserva permanente suena lógico, pero sería inmensamente costoso tener una fuerza de varios miles de personas en estado de alerta permanente. Se necesitaría formación, alojamiento, alimentación, etc. para quizás no desplegarlas nunca. Aunque toma tiempo, es mucho más práctico encontrar el personal militar una vez que se ha dado la luz verde. Esto también permite contratar al personal con las habilidades, antecedentes e idiomas adecuados.

Las Naciones Unidas no cuentan con un ejército propio y son los Estados Miembros los que contribuyen con tropas. Para facilitar la disponibilidad de las tropas que cumplan los requisitos necesarios, la Organización utiliza, entre otros, el Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz. 

 
Sección de Paz y Seguridad del Departamento de Información Pública en cooperación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz