Desarme, desmovilización y reintegración

El tema de desarme, desmovilización y reintegración se ha convertido en parte integrante de la consolidación de la paz después de un conflicto y ha ocupado un lugar destacado en los mandatos de las operaciones de mantenimiento de la paz en los últimos veinte años.

Un miembro de las fuerzas de paz de rodillas frente a las armas recuperadas.

Foto: Naciones Unidas/Martine Perret

Oficiales de la Policía de las Naciones Unidas completan con éxito una operación de recuperación de armas.

Las actividades de desarme, desmovilización y reintegración son un parte esencial de la estabilización inicial de las sociedades destrozadas por la guerra y de su desarrollo a largo plazo. Estas actividades deben integrarse en todo el proceso de paz, desde las negociaciones de paz, el mantenimiento de la paz hasta el seguimiento de las actividades de consolidación de la paz en Timor-Leste.

El desarme consiste en recoger, documentar, controlar y eliminar armas pequeñas, municiones, explosivos y armas ligeras y pesadas en posesión de los combatientes y a menudo de la población civil.

La desmovilización es la baja oficial y controlada de los combatientes activos de las fuerzas y grupos armados, lo que incluye una fase de "reinserción" en que se proporciona asistencia a corto plazo a los ex combatientes.

La reintegración es el proceso por el cual los ex combatientes adquieren la condición de civiles y obtienen un empleo y unos ingresos estables. Se trata de un proceso político, social y económico sin unos plazos establecidos y que tiene lugar sobre todo a nivel de las comunidades locales.

El objetivo del proceso de desarme, desmovilización y reintegración es contribuir a la seguridad y la estabilidad en los entornos, después los-conflictos, para que pueda dar comienzo la recuperación y el desarrollo. De este modo se ayuda a crear un entorno propicio para que se den procesos políticos y pacíficos al abordar el problema de seguridad que aparece cuando los ex combatientes están tratando de adaptarse a la vida normal, durante el período de transición vital desde el conflicto a la paz y el desarrollo.

El desarme, desmovilización y reintegración ayuda a que los ex combatientes participen activamente en el proceso de paz:

  • al retirarse las armas de los combatientes;
  • al apartarse a los combatientes de las estructuras militares;
  • al integrarse a los combatientes en la comunidad desde un punto de vista social y económico.

¿Dónde lo hacemos?

Varias de nuestras misiones apoyan procesos de desarme, desmovilización y reintegración en:

Estamos en fase de planificación para Darfur, en el Sudán - Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur (UNAMID) y para Somalia - Oficina Política de las Naciones Unidas para Somalia (UNPOS) Disponible en inglés *.

También ofrecemos asesoramiento y apoyo operacional a:

* Misiones políticas especiales dirigidas por el Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas.

 
Sección de Paz y Seguridad del Departamento de Información Pública en cooperación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz