Protección de los civiles

Cada vez más civiles son víctimas de conflictos armados. Como respuesta, el Consejo de Seguridad ha incluido la protección de los civiles de la violencia física en el mandato una serie de operaciones de mantenimiento de la paz.

Miembro del batallón argentino de la MINUSTAH sosteniendo en brazos a un niño haitiano.

Foto: Naciones Unidas/Marco Dormino

Miembro del batallón argentino de la MINUSTAH sosteniendo en brazos a un niño haitiano.

Esta difícil parte del mandato es a menudo el criterio en que se basa la comunidad internacional y los que nos esforzamos en dispensar protección para valorar nuestro trabajo de mantenimiento de la paz. La primera operación de paz que recibió este mandato fue UNAMSIL - Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona - en 1999.

El DOMP y el DAAT han dedicado mucha atención a mejorar su actuación en este ámbito:

  • Hemos trabajado con nuestras operaciones de mantenimiento de la paz para elaborar un marco conceptual para la protección de los civiles;
  • Hemos apoyado a nuestras operaciones para que formulen estrategias integrales de protección de los civiles, ayudándolos a aprovechar todos los recursos disponibles para esta tarea;
  • Estamos preparando cursos de formación sobre la protección de los civiles dirigidos al personal en espera de ser desplegado y el que ya trabaja en las operaciones de mantenimiento de la paz. Estos cursos se dirigen al personal militar, policial y civil.

Un mandato complejo

Las operaciones de mantenimiento de la paz se han enfrentado a innumerables desafíos durante el cumplimiento de este mandato extremadamente complejo, pero de importancia crítica:

  • Protegemos frecuentemente a los civiles en condiciones muy difíciles, con recursos limitados o insuficientes, y junto a socios que a veces no tienen la voluntad o la capacidad de cumplir con su parte.
  • Las operaciones de mantenimiento de la paz a menudo se despliegan en medio de expectativas poco realistas de que se podrá proteger a todos los civiles en todo momento.
  • Por la índole inestable de los lugares en los que operamos, la situación de seguridad pueda cambiar muy rápidamente.

Los fallos en la protección de los civiles dan lugar, con razón, a críticas generalizadas. Sin embargo, es importante tener en cuenta a las decenas de miles de soldados de las Naciones Unidas que cada día arriesgan sus vidas para proteger a los civiles de los efectos de la violencia física.

Acción futura

Es igualmente importante entender que la protección de los civiles no es responsabilidad únicamente de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. Se trata de un esfuerzo sistémico que abarca:

  • al Consejo de Seguridad, que otorga los mandatos de protección a la población civil;
  • al DOMP y al DAAT, que planifican, llevan a la práctica y administran las operaciones de mantenimiento de la paz;
  • a los países que aportan contingentes de soldados y policías, que proporcionan el personal para las operaciones;
  • al personal de paz sobre el terreno, que ejecuta el mandato que se le ha adjudicado;
  • y, más importante aún, al gobierno del país de acogida, que tiene la responsabilidad primordial de proteger a sus ciudadanos.

El mejoramiento de la protección de los civiles en el contexto de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas se debe abordar de manera integral, con miras a aumentar la actuación de todos los agentes unidos en el objetivo común de proteger de la violencia física a los civiles inocentes.

Reuniones del Consejo de Seguridad sobre la protección de los civiles

Desde 1999, el Consejo de Seguridad se ha reunido con regularidad sobre la cuestión de la protección de los civiles. Vea la lista completa PDF Document de estas reuniones, incluidas las resoluciones correspondientes, declaraciones del Presidente, informes del Secretario General y comunicados de prensa.

 
Sección de Paz y Seguridad del Departamento de Información Pública en cooperación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz