ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Oficina de las Naciones Unidas de Apoyo a la Consolidación de la Paz

La consolidación de la paz y las Naciones Unidas

¿Qué es la consolidación de la paz?

Foto de un hombre sujetando una tarjeta de inscripción. Un hombre que forma parte de un programa de reintegración del servicio nacional del Campamento de Nyala (Darfur del Sur) muestra su tarjeta de registro.

Foto ONU/Albert Gonzalez Farran

Existen numerosas definiciones posibles de la consolidación de la paz y las opiniones sobre lo que abarca son variadas. El término en sí apareció, por primera vez, hace más de 30 años en los trabajos de Johan Galtung, quien defendió la creación de estructuras de consolidación para promover una paz duradera mediante dos estrategias: hacer frente a las «causas profundas» de las guerras y reforzar la capacidad de los autóctonos para administrar la paz y resolver los conflictos ellos mismos.

La consolidación de la paz se convirtió en un concepto familiar en las Naciones Unidas tras la publicación en 1992 de la memoria del entonces Secretario General, Boutros Boutros-Ghali, titulada «An Agenda for Peace» («Un programa de paz» Documento PDF ), que la describía como una labor que pretende afianzar la paz y evitar que se reanude el conflicto.

En el año 2000, el Informe Brahimi Documento PDF la define como «las actividades realizadas al final de un conflicto para restablecer las bases de la paz y ofrecer los instrumentos para construir sobre ellas algo más que la mera ausencia de la guerra». El concepto ha seguido evolucionando desde entonces.

En 2007, el Comité de Políticas del Secretario General también describió la consolidación de la paz. En concreto, afirmó que ésta comprende un abanico de medidas cuyo objetivo es, por un lado, reducir el riesgo de recaer en un conflicto mediante el fortalecimiento, a todos los niveles, de las capacidades nacionales de gestión de crisis, y por otro, establecer los cimientos de una paz y un desarrollo sostenibles. Asimismo, especificó que las estrategias de consolidación de la paz deben ser coherentes, adaptarse a las necesidades específicas de los países y promover la implicación de estos en el proceso. Además, deben incluir un conjunto de medidas enfocadas a la consecución de dichos objetivos, los cuales han de tener muy en cuenta las prioridades, estar lógicamente conectados y ser concretos.»

Principales características de la consolidación de la paz

Implicación nacional
La consolidación de la paz es fundamentalmente un reto y una responsabilidad nacional. Los gobiernos, las instituciones y la población de los países deben asumir la responsabilidad de construir los cimientos de una paz duradera. Dicha implicación nacional en el proceso es indispensable para que este tenga éxito.

Capacidad nacional
El desarrollo de las capacidades nacionales debe estar en el centro de todos los esfuerzos internacionales desde el principio del proceso, no solo al final, pues uno de los objetivos esenciales es alcanzar lo más pronto posible un estadio en el que ya no sea necesaria la ayuda externa.Se trata de un reto, sobre todo, en las primeras etapas del proceso, ya que la paz es frágil y, con frecuencia, las capacidades nacionales están distribuidas de forma desigual o seriamente limitadas. No obstante, la consolidación de la paz debe concentrarse de manera proactiva en su (re)construcció, ya que sin esas capacidades la paz no sería duradera. Para apuntalar ese esfuerzo, es necesario efectuar una evaluación colectiva de las capacidades existentes en el plazo más breve posible.

Estrategia conjunta
Dado el gran número de agentes que participan, la clave del éxito de un proceso eficaz de consolidación de la paz es la existencia de una estrategia conjunta, aceptada por todos, que se beneficie de la implicación nacional y que conste de unas prioridades claras a las que la ONU, la comunidad internacional y los asociados nacionales puedan dedicar sus recursos. Dicha estrategia conjunta debería:

¿Quiénes son los agentes de la consolidación de la paz?

Una mujer en el mercado con paquetes sobre la cabeza habla con un policía. Los policías de las Naciones Unidas patrullan en un mercado de Timor junto con los policías nacionales.

Foto ONU/Martine Perret

En la mayoría de las situaciones posteriores a conflictos, numerosos agentes internacionales contribuyen a la consolidación de la paz. Los organismos humanitarios encargados del desarrollo están a veces presentes en el país antes, durante y después del periodo violento. Estos agentes, que ya están sobre el terreno cuando se acaba la guerra, pueden establecer los fundamentos esenciales del proceso de consolidación de la paz.

Además, los «cascos azules» desempeñan un papel cada vez más importante como primeros agentes de la consolidación de la paz. Los mandatos de las operaciones de mantenimiento de la paz multidimensionales comprenden muchas tareas de consolidación de la paz, entre las cuales están el desarme, la desmovilización y la reintegración (DDR), la reforma del sector de la seguridad (RSS) y el apoyo a los procesos electorales y a la restauración de la autoridad gubernamental. Las Misiones políticas especiales Disponible en inglés y las misiones integradas tienen asimismo mandatos que preven un gran abanico de tareas que conciernen a la consolidación de la paz.

En los países declarados candidatos para recibir financiación proveniente del Fondo para la Consolidación de la Paz Disponible en inglés, el Comité Directivo Conjunto proporciona los ejes para el seguimiento estratégico y reúne a los principales interesados dentro del gobierno nacional y de la comunidad internacional. Es responsable de la planificación, de la aprobación y del seguimiento de la utilización del dinero del Fondo sobre el terreno y de defender el programa global de consolidación de la paz.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación
de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, noviembre de 2012.