ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Sistema de justicia interna de las Naciones Unidas

Solución formal de controversias

Si un funcionario de la Organización considera que se ha adoptado una decisión administrativa que viola sus derechos como empleado y no puede resolver la cuestión por vías oficiosas, puede impugnar esa decisión recurriendo al procedimiento formal.

El procedimiento de impugnación de una decisión se compone de varias etapas, con plazos específicos. Es importante que toda persona que desee impugnar una decisión conozca la existencia de esas etapas y plazos.

Evaluación interna

En el sistema formal, el funcionario que desee impugnar una decisión administrativa debe, como primera medida, solicitar una evaluación interna antes de que trascurran 60 días desde que fue notificado de la medida que desea cuestionar. El plazo puede suspenderse si la Oficina del Ombudsman y de Servicios de Mediación está realizando gestiones oficiosas para resolver la controversia.

Este examen inicial, que normalmente debe concluirse en 45 días (30 días si es en la Sede de Nueva York), consiste en una evaluación objetiva y razonada de si la decisión impugnada se adoptó con arreglo a las normas vigentes. Si se llega a la conclusión de que se adoptó una decisión inadecuada, la Administración velará por que la decisión se modifique o por que se dé al asunto una solución adecuada. En algunos casos es posible utilizar medios alternativos para llegar a un acuerdo, como la mediación. En la Secretaría, la Dependencia de Evaluación de la Gestión, que depende de la Oficina del Secretario General Adjunto de Gestión es la encargada de realizar la evaluación interna, mientras que los fondos y programas las realizan por medio de sus propias estructuras administrativas. La finalidad de esta medida es dar a la Administración la oportunidad de corregir su decisión o de ofrecer una solución aceptable en los casos en que la decisión haya sido equivocada y reducir el número de casos en el sistema formal de solución de controversias.

No es necesario realizar una evaluación interna si la decisión que se pretende impugnar consiste en la imposición de una medida disciplinaria, o si fue adoptada por la Administración sobre la base del asesoramiento recibido de un experto o junta consultiva, como la Junta Consultiva de Indemnizaciones. En esos casos, la demanda puede interponerse directamente ante el Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas.

Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas

Cuando no pueda llegarse a una solución por una vía oficiosa o cuando no esté conforme con el resultado de la evaluación interna, el funcionario puede presentar una demanda ante el Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas, como tribunal de primera instancia.

Para más información sobre el Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas.

Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas

El funcionario o la Administración pueden apelar las decisiones del Tribunal Contencioso-Administrativo ante el Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas. El Estatuto de este último Tribunal prevé que se interpongan apelaciones en casos en que se alega que el Tribunal Contencioso-Administrativo se ha extralimitado de su jurisdicción o no la ha ejercido o ha cometido un error de derecho o de procedimiento. El Tribunal de Apelaciones también tiene competencia para entender en demandas presentadas por otras entidades que hayan celebrado un acuerdo especial con el Secretario General.

Para más información sobre el Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas.

Asistencia letrada al personal

La Organización sostiene un principio de larga data por el que los funcionarios que desean apelar una decisión administrativa o contra quienes se ha adoptado una medida disciplinaria tienen derecho a contar con asesoramiento jurídico y representación letrada. Con esa finalidad se creó una Oficina de Asistencia Letrada al Personal, integrada por oficiales jurídicos de dedicación exclusiva en la Sede, y que funciona además en Ginebra, Nairobi, Addis Abeba y Beirut.

Para más información sobre la Oficina de Asistencia Letrada al Personal

Oficina de Administración de Justicia

Una característica distintiva del nuevo sistema es su independencia. Se ha creado una nueva Oficina de Administración de Justicia, encabezada por un Director Ejecutivo nombrado por el Secretario General, que tiene a su cargo la coordinación del funcionamiento del nuevo sistema.

Para más información sobre la Oficina de Administración de Justicia.