Naciones UnidasBienvenidos a las Naciones Unidas. ¡Es su mundo!
Volver al inicio
Impulsando los ODM: 1000 días de acción Logo de acabemos con la DEFECACIÓN AL AIRE LIBRE
Youtube Twitter Facebook

Descargo de responsabilidad

Los objetivos de desarrollo del Milenio deben cumplirse, dice el Secretario General de la ONU antes de la Cumbre de septiembre

El informe ofrece la base para las negociaciones de los Gobiernos sobre el plan de acción para la fecha límite de 2015

NACIONES UNIDAS, NUEVA YORK, 16 de marzo – Cuando sólo faltan cinco años para la fecha límite de 2015 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon solicita la adopción de una agenda de medidas globales para acelerar los avances hacia los Objetivos, cuando los líderes mundiales se reúnan en la Cumbre de la ONU a celebrar en Nueva York en septiembre.

No debemos fallar a los miles de millones de personas que esperan que la comunidad internacional cumpla la promesa de la Declaración del Milenio para un mundo mejor. Reunámonos en septiembre para mantener la promesa», dice el Sr. Ban en su informe Keeping the Promise (Mantener la promesa), publicado hoy.

El informe — que servirá de base para las deliberaciones de los Gobiernos sobre la obtención de un documento de resultados orientados hacia la adopción de medidas concretas en la Cumbre del 20 al 22 de septiembre sobre los ODM— identifica los factores de éxito y las lecciones aprendidas, destaca los desfases, los desafíos emergentes y las oportunidades, y establece recomendaciones específicas de medidas para impulsar avances hacia los Objetivos a lo largo de los cinco años que faltan. Se aguardan informes adicionales, entre ellos el Anexo estadístico al informe del Secretario General, en abril; las últimas estadísticas oficiales sobre el avance hacia el cumplimiento de los Objetivos, a finales de junio; y una evaluación más profunda de los desfases en cooperación internacional, a principios de septiembre.

«Nuestro mundo cuenta con los conocimientos y recursos necesarios para alcanzar los ODM», dice en el informe el Sr. Ban, refiriéndose a los objetivos basados en la Declaración del Milenio de 2000, dirigidos a reducir en gran medida la pobreza, el hambre, las enfermedades, las muertes de madres y niños, y otros males para 2015.

El incumplimiento de los objetivos «constituiría un fracaso inaceptable, a nivel moral y práctico», dice el Secretario General. «Si fracasamos, las amenazas del mundo —inestabilidad, violencia, enfermedades epidémicas, degradación del medio ambiente, aumento de las poblaciones desplazadas— se multiplicarán».

Un panorama heterogéneo

El informe destaca que una serie de países han logrado éxitos importantes a la hora de combatir la pobreza extrema y el hambre, Mejorar la escolarización y la salud infantil, ampliar el acceso al agua potable, reforzar el control de la malaria, la tuberculosis y las enfermedades tropicales desatendidas, y ofrecer un mayor acceso al tratamiento del VIH. (Consulte la hoja de datos Millennium Development Goals: At a Glance [Objetivos de Desarrollo del Milenio: enfoque resumido]).

Estos éxitos se lograron en algunos de los países más pobres, lo que demuestra que los ODM son alcanzables contando con las políticas correctas, los niveles adecuados de inversión y el apoyo internacional.

No obstante, el progreso no ha sido uniforme y —sin esfuerzos adicionales— es probable que muchos países no alcancen varios Objetivos, según el informe. Los desafíos son más importantes en los países menos desarrollados, en los países en desarrollo sin litoral, en algunos estados en desarrollo que son pequeñas islas, en los lugares vulnerables a los desastres naturales, y en países que se encuentran inmersos en conflictos o que acaban de salir de uno.

Según indica el informe, los déficits en el avance hacia los ODM no se deben a que sean inalcanzables, ni a que el tiempo disponible sea demasiado corto, sino más bien a los compromisos incumplidos, los recursos inadecuados y la falta de atención y responsabilidad. Esto ha generado el incumplimiento de las asociaciones y el apoyo financiero, técnico y de servicios necesarios. Como consecuencia de estos déficits, las mejoras en las vidas de los pobres se han producido a un ritmo inaceptablemente lento, al tiempo que algunos logros difíciles de alcanzar se están viendo socavados por la crisis alimentaria y económica.

Lecciones aprendidas

Después de casi diez años de esfuerzo internacional por lograr los ODM, el informe identifica una serie de lecciones clave aprendidas. Entre ellas, la más importante es la propiedad nacional de las estrategias de desarrollo. Los países que tienen éxito persiguen una combinación de políticas pragmáticas, con capacidades domésticas mejoradas. La cooperación internacional debe apoyar con mayor intensidad esas estrategias de desarrollo nacional y los esfuerzos por desarrollar capacidades domésticas.

Aunque el crecimiento económico es necesario, no es suficiente para el progreso. El proceso de crecimiento debe ser inclusivo y equitativo para maximizar la reducción de la pobreza y los avances en otros ODM.

Logros difíciles de alcanzar pueden revertirse debido a la crisis económica y otros impactos. Por ello, los países necesitan políticas macroeconómicas innovadoras que apoyen un crecimiento general estable, p. ej. apoyar estrategias de inversión pública y protección social universal, para lograr los ODM.

Para lograr los ODM son esenciales un apoyo financiero adecuado, uniforme y predecible, así como un contexto de políticas predecibles y coherentes, tanto a nivel nacional como internacional. La falta de financiación internacional adecuada y predecible ha sido un impedimento importante. Existe una urgente necesidad de ampliar y fortalecer las asociaciones, para garantizar estructuras internacionales de apoyo de condonación de la deuda, comercio, tributación, tecnología, y adaptación y atenuación del cambio climático, para sustentar el progreso humano a largo plazo.

Deben cumplirse los compromisos

Aunque la financiación de los ODM debe comenzar en el propio país, con la asignación y ampliación de recursos domésticos por parte de los países en desarrollo, según el informe, la comunidad donante debe cumplir sus viejas promesas de ampliar en gran medida la ayuda pública al desarrollo (APD). Aunque la APD alcanzó su máximo nivel histórico en 2008, se mantienen importantes desfases en el cumplimiento de los compromisos.

El compromiso de APD de la Cumbre del G8 de Gleneagles 2005 es de aproximadamente US$ 154.000 millones en valor actual; se necesita un flujo adicional de US$ 35.000 millones al año, para 2010, para alcanzar este objetivo. África necesitará US$ 20.000 millones adicionales de aumento en APD para 2010 para alcanzar el objetivo de Glenagles de US$ 63.000 millones en 2010. «Si no se cumplen estas promesas, un gran número de personas pobres sufrirán y, de hecho, morirán», indica el informe.

El informe destaca varias propuestas prometedoras de los Gobiernos para garantizar la financiación adecuada de los ODM, entre ellas nueva financiación para desarrollar mejor los sistemas de salud y la Iniciativa de Seguridad Alimentaria de L’Aquila de 2009 del G8. Estas oportunidades deben ponerse en marcha con rapidez para garantizar el cumplimiento de los antiguos compromisos a tiempo de las Cumbres del G8 y el G20 de junio de 2010 en Canadá.

Al mismo tiempo, deben desarrollar más a fondo estrategias financieras innovadoras, según el informe del Secretario General. La Cumbre de los ODM de septiembre también debe ratificar un marco de responsabilidad que consolide los compromisos de ayuda internacionales, asocie los resultados con las fechas límite y establezca mecanismos de control y vigilancia.

Mientras solicita un nuevo «pacto», no sólo entre los gobiernos, sino entre todos los interesados, el Sr. Ban insta a los países desarrollados y en desarrollo, actores de la sociedad civil, empresas privadas, filántropos y al sistema multilateral a centrarse en el mejor uso de sus activos, actuando «con eficiencia, eficacia y como grupo». La Cumbre de septiembre —oficialmente una «reunión plenaria de alto nivel» de la Asamblea General de la ONU— ofrece una oportunidad única para fortalece tales asociaciones y esfuerzos colectivos como impulso hacia 2015.

«Reuniéndonos en septiembre con un compromiso renovado por ampliar los logros alcanzados hasta el momento y cubrir los desfases identificados, podemos cumplir con nuestra responsabilidad compartida de construir un mundo mejor para las generaciones del futuro», dice el Secretario General. «La consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio sigue siendo factible con el compromiso, las políticas, los recursos y el esfuerzo adecuados».

El informe del Secretario General está disponible en Internet en http://www.un.org/es/millenniumgoals/

Pueden encontrase datos de Contactos para los medios de los responsables de comunicaciones del Sistema de la ONU en el mismo sitio web.

Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas:
Martina Donlon, +1 212 963 6816, donlon@un.org
Pragati Pascale, +1 212 963 6870, pascale@un.org
Lyndon Haviland, +1 860 575 7691, haviland@un.org

Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas

 

 

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas