ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Podemos erradicar la pobreza,
Objetivos de desarrollo del Milenio
Cumbre de las Naciones Unidas, del 20 al 22 de septiembre de 2010, Nueva York

Por fin, signos de avance con respecto al SIDA

Descienden las nuevas infecciones en todo África subsahariana

Michel Sidibé

El Director Ejecutivo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) Michel Sidibé. Foto ONU / Evan Schneider

Según una actualización publicada por ONUSIDA a finales de noviembre de 2009, el número de nuevas infecciones por el VIH en todo África subsahariana ha descendido un 25 por ciento desde mediados de la década de los 90, en medio de indicios de que la pandemia internacional puede haber alcanzado su pico en 1996.

La principal causa del descenso, indica ONUSIDA, es el éxito de los programas de prevención y educación que por fin han comenzado a cambiar las conductas de las personas de alto riesgo, incluidos hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales comerciales, consumidores de drogas intravenosas y, particularmente en África, mujeres jóvenes.

En Sudáfrica, por ejemplo, el uso de preservativos durante el primer encuentro sexual ha pasado a ser de más del doble, un 64,8 por ciento, entre 2002 y 2008. Zimbabue, Zambia y Tanzania, que se encuentran entre los países castigados con mayor dureza por la enfermedad, muestran descensos mantenidos en las tasas de nuevas infecciones. En el caso de Zimbabue, las tasas llevan descendiendo una década, a medida que los programas de educación y prevención han convencido a los adultos sexualmente activos de practicar sexo más seguro y reducir el número de parejas sexuales. El tratamiento para evitar que las madres VIH positivas infecten a sus bebés en el parto, también ha marcado una diferencia. Entre 2004 y 2008, informa ONUSIDA, el porcentaje de mujeres que recibieron dicho tratamiento se quintuplicó, hasta alcanzar un 45 por ciento, lo que generó un pronunciado descenso en el número de bebés nacidos con VIH. A nivel global, según estimaciones de ONUSIDA, se evitaron más de 400.000 nuevas infecciones solo en 2008.

«Los nuevos casos de infecciones por VIH y las muertes relacionadas con el SIDA están descendiendo en África subsahariana», confirmó Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA, a Africa Renewal en una entrevista escrita. «El descenso en las infecciones es resultado del impacto positivo de la prevención ‘combinada’ del VIH», un enfoque que combina la educación pública, el acceso a los preservativos y otras técnicas de prevención. También se debe a una reducción en la discriminación y prejuicios contra las personas con VIH y las personas en alto riesgo de infección, junto con políticas que han fomentado una conducta sexual más responsable.

«Con el mayor acceso a los tratamientos antirretrovirales en los países en desarrollo, estamos viendo un descenso en las muertes relacionadas con el SIDA» en comparación con el número de personas que tienen la enfermedad, comentó el Sr. Sidibé. «A finales de 2008, se calcula que 4 millones de personas de países de renta media y baja estaban recibiendo tratamiento antirretroviral».

Aunque esa cifra representa solo aproximadamente el 44 por ciento de todos los africanos que necesitan los fármacos, no obstante, refleja un aumento destacado en el acceso al tratamiento. En 2003, advierte la actualización, solo un 2 por ciento de los africanos que lo necesitaban tenían acceso a los medicamentos. Los fármacos antirretrovirales se administran a los pacientes que se encuentran en las fases más avanzadas de la enfermedad y han empezado a estar disponibles de una forma amplia en África solo en los últimos años, a medida que los elevados costos descendían y se resolvían las disputas sobre los derechos de patente y las normas de comercio internacional. A pesar del progreso, advierte el Sr. Sidibé, las tasas de infección en África subsahariana siguen siendo cinco veces más altas que en cualquier otra región. «La epidemia del SIDA se sigue desarrollando. Hay que hacer mucho más para revertir la epidemia. Los países tienen que adoptar un enfoque de prevención que se centre en las personas que tienen más riesgo de infección».

Fuente: Africa Renewal, enero de 2010

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010