ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Podemos erradicar la pobreza,
Objetivos de desarrollo del Milenio
Cumbre de las Naciones Unidas, del 20 al 22 de septiembre de 2010, Nueva York

Salvar las vidas de madres y niños

Compromiso, dinero e innovación pueden reducir las elevadas tasas de mortalidad

Una madre con su hijo en brazos

En Rwanda y en un reducido número de países africanos, las mejoras en la atención para las mujeres embarazadas y los recién nacidos está permitiendo que muchos más sobrevivan y permanezcan saludables.

En el panorama, por lo demás sombrío, de las esperanzas de África de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), existen algunas buenas noticias. Es muy probable que Rwanda alcance las metas de los ODM de mortalidad infantil y maternal, y se convertirá posiblemente en uno de los pocos países de África en superarlas antes de la fecha límite de 2015. Eso hace que la dolorosa historia de genocidio de Rwanda, que dejó despedazada la economía de esta pequeña nación y a su sociedad completamente en caos, sea aún más destacable.

Théophile Ndabereye, un trabajador del Mayange Health Centre, se siente satisfecho con algunos cambios importantes que se han producido en su clínica, en la que los nuevos equipos y el aumento de personal contribuyen a que los partos sean seguros e higiénicos. «Solíamos tener solo tres enfermeras capacitadas y las mayoría de las madres daban a luz en su casa. Actualmente tenemos dieciocho», explicó el Sr. Ndabereye, según un estudio de caso realizado por una agencia de ayuda del Reino Unido, el Departamento de Desarrollo Internacional (Department for International Development, DfID). Como resultado, en la actualidad, la mayoría de las madres de la zona dan a luz en el centro médico. La esperanza de vida de los bebés también ha mejorado. Las madres permanecen tres días internadas después del parto. «Aunque las madres tengan prisa por volver a sus hogares después del parto, les mostramos y explicamos por qué es tan importante que permanezcan con nosotros durante tres días», comentó. «Y ellas lo entienden y se quedan, por el bien de sus nuevos bebés».

Las mujeres de Mayange y sus familias, pueden atribuir muchos de estos cambios al programa de seguro de salud del gobierno, Mutuelles de santé, a cargo de representantes comunitarios y proveedores médicos locales. El acceso al programa aumentó del 7 por ciento al 85 por ciento de la población entre 2002 y 2008. Las personas inscritas pagan una prima anual equivalente a US$ 2. Las mujeres que asisten a cuatro citas durante un embarazo, pueden dar a luz sin cobro alguno. Los resultados iniciales son impresionantes. La mortalidad infantil ha descendido en más de un 30 por ciento desde 2005 y la mortalidad maternal descendió en un 25 por ciento en los años hasta 2005. Los progresos realizados en otras áreas contribuyeron a estos resultados: un aumento de los partos asistidos del 39 por ciento al 52 por ciento entre 2005 y 2007; un aumento del uso de los métodos de planificación familiar del 10 por ciento al 27 por ciento entre 2005 y 2007; un descenso de la tasa de fertilidad de 6,1 a 5,5 niños por mujer; el logro de tasas de inmunización del 95 por ciento al 2008; un aumento en el uso de mosquiteros tratados con insecticidas del 4 al 67 por ciento de la población entre 2004 y 2007; y un descenso en la tasa de prevalencia del VIH al 3 por ciento.

Marie Rose Mukankudinye, una de las madres de Mayange que dieron a luz a su bebé con seguridad, no podría estar más satisfecha. «Quiero alentar al mayor número posible de personas a visitar el centro médico», comentó. «Los niños sanos pueden llegar mucho más lejos en la vida». Los logros en Rwanda se reciben con aún más entusiasmo en un continente en el que el progreso general hacia estos objetivos ha sido apenas perceptible. Demuestran lo que es posible cuando la voluntad política, las políticas innovadoras y el apoyo continuo de los donantes actúan de forma coordinada.

Fuente: Africa Renewal, enero de 2010

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2010