ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Las Naciones Unidas y la asistencia humanitaria

Protección de los niños

Las mujeres y los niños, que representan una gran parte de los refugiados y personas desplazadas, necesitan protección y asistencia humanitaria. En casos de extrema urgencia, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) trabaja con otros organismos humanitarios para restablecer los servicios básicos, como el abastecimiento de agua y el saneamiento, improvisa escuelas y suministra vacunas, medicamentos y otros bienes a las poblaciones desarraigadas.

Un niño vacunándose

Un empleado del UNICEF vacuna a un niño contra la parotiditis en un campo de refugiados en la República Democrática del Congo (2007).
Foto ONU/Marie Frechon


Asimismo, defiende incansablemente la causa de los niños ante los gobiernos y beligerantes. En zonas de guerra ha negociado, en concreto, la cesación del fuego para facilitar la entrega de ayuda, por ejemplo, para vacunar a niños necesitados.

Para ello, UNICEF ha defendido el principio de establecer un remanso de paz para los niños y ha creado los «días de tranquilidad» y los «colores de la paz» en las zonas de conflicto. Además, ha puesto en marcha programas especializados para ayudar a los niños traumatizados y a otros sin compañía a que puedan hallar a sus padres u otros miembros de su familia.

Proteger a los niños en los conflictos armados

En unos treinta países se ha reclutado como soldados a más de 300.000 jóvenes menores de 18 años, a los que se explota en ocasiones desde los 7 u 8 años de edad. Las guerras y los conflictos civiles han matado, mutilado o lisiado a millones de niños. Muchos otros, huérfanos o separados de sus padres tras las guerras, quedan traumatizados por las serias dificultades que deben superar para sobrevivir.

El Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños y los conflictos armados lucha especialmente contra las violaciones más graves:

  • el asesinato o las mutilaciones de niños;
  • el reclutamiento o el empleo de niños soldados;
  • los ataques contra escuelas u hospitales;
  • la denegación de acceso a los organismos humanitarios ;
  • el secuestro;
  • la violación de niños u otros actos graves de violencia sexual.

Para remediar esta situación, el Consejo de Seguridad ha pedido que se redoblen los esfuerzos para acabar con el reclutamiento de niños soldados. La protección de los niños figura entre las atribuciones de las operaciones de mantenimiento de la paz.

Desde 1997, el Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños y los conflictos armados ha contribuido a la difusión mundial de las repercusiones que los conflictos tienen para los niños y a obtener el apoyo político de los gobiernos y la sociedad civil para reforzar su protección.

En sus desplazamientos a zonas de conflictos armados, el Representante Especial ha pedido a los beligerantes que: respeten los compromisos que favorecen la seguridad de los niños;que no ataquen los emplazamientos de civiles, como escuelas u hospitales y no recluten más a menores.

En el año 2000, la Asamblea General aprobó el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño. Según este protocolo, los Estados Partes aceptan cambiar de 15 a 18 años la edad mínima de reclutamiento obligatorio y de participación en combates.

 


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación
de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, mayo de 2013.