Bienvenidos a las Naciones Unidas. ¡Es su mundo!

El Holocausto y la colección de documentos de debate de las Naciones Unidas

¿Por qué necesitamos la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto?

Por Dr. Mario Silva Disponible en inglés, Presidente para 2013 de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA)

El Holocausto fue un crimen de lesa humanidad sin precedentes y un momento histórico decisivo, que alteró fundamentalmente la forma en que el mundo considera y trata los actos de genocidio. Por esa razón, nos brinda muchas enseñanzas importantes que pueden ayudar a prevenir que esos crímenes se repitan. El desafío radica en velar por que esas enseñanzas sean recordadas, compartidas y aplicadas. El mundo podrá, así, honrar la memoria de aquellos que no supimos proteger.

Con esa finalidad, plasmada en 1998 por el entonces Primer Ministro de Suecia Göran Persson en el Grupo de Trabajo para la cooperación internacional en la enseñanza, recordación e investigación del Holocausto, nació la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA)

La IHRA es un organismo internacional de carácter singular, compuesto por delegaciones nacionales integradas por funcionarios públicos y expertos no gubernamentales especializados en el tema del Holocausto (académicos, museólogos, educadores e investigadores). La Presidencia de la IHRA rota anualmente entre los Estados miembros, y el Canadá tiene el orgullo de ocupar la Presidencia en el período comprendido entre marzo de 2013 y marzo de 2014 inclusive.

Orígenes de la IHRA

Diversos factores inspiraron la acción del Primer Ministro Persson. Uno de ellos fue su experiencia personal cuando visitó el antiguo campo de concentración nazi en Neuengamme, cerca de Hamburgo; otro fue el haber leído acerca de los niños judíos exterminados en ese campo. Otro factor fue una encuesta que indicaba una inquietante falta de conocimiento de la juventud sueca acerca del Holocausto.

El Primer Ministro Persson invitó al Presidente Bill Clinton y al Primer Ministro Tony Blair a sumarse a su proyecto. En Estocolmo, del 27 al 29 de enero de 2000, 46 gobiernos – representados por Jefes de Estado, Primeros Ministros, Viceprimeros Ministros y Ministros – aprobaron unánimemente la Declaración del Foro Internacional de Estocolmo sobre el Holocausto.

La adhesión de la comunidad internacional a los principios consignados en la Declaración de Estocolmo fue el punto de partida para que numerosos países comenzaran un debate público sobre su propia historia, y reconocieran el papel que habían desempeñado durante la Segunda Guerra Mundial en relación con el Holocausto. ¿Qué sucedió durante la guerra? ¿Qué hizo nuestro país? ¿Qué no hizo nuestro país? ¿Qué lecciones debiéramos aprender para tener la certeza de que nunca jamás vuelva a suceder?

Desde entonces, la IHRA se ha expandido de tres miembros fundadores a una red internacional de expertos en el Holocausto y cuestiones conexas, y ha intensificado la cooperación política entre sus 31 países miembros, que colaboran en un marco basado en el consenso.

Los Estados miembros que se incorporan a la IHRA se adhieren a los principios de la Declaración de Estocolmo, que dice como sigue: “El carácter sin precedentes del Holocausto tendrá siempre un significado universal”; con una humanidad “aún marcada por el genocidio, la limpieza étnica, el racismo, el antisemitismo y la xenofobia, la comunidad internacional comparte la solemne responsabilidad de combatir esos males”. Los gobiernos deben comprometerse a redoblar sus esfuerzos a fin de promover la educación, recordación e investigación del Holocausto.

Asociaciones

Desde la Declaración de Estocolmo, organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Consejo de Europa, la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) han hecho de la recordación del Holocausto un componente fundamental de su misión. La IHRA colabora con estas organizaciones, que tienen el estatuto de Observadores Permanentes.

Las semillas de este esfuerzo colectivo se sembraron hace 65 años, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 260 (III), de 9 de diciembre de 1948, en cuyo anexo figura la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio. Además, en noviembre de 2005, las Naciones Unidas proclamaron el 27 de junio –la fecha de 1945 en que las fuerzas rusas liberaron Auschwitz– Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. En su resolución 60/7, relativa a la “Recordación del Holocausto”, la Asamblea General reafirmó la Declaración Universal de Derechos Humanos y también que “el Holocausto, que tuvo como resultado que un tercio del pueblo judío e innumerables miembros de otras minorías murieran asesinados, será siempre una advertencia para todo el mundo de los peligros del odio, el fanatismo, el racismo y los prejuicios”.

El conocimiento de los antecedentes, el propósito y el significado del Holocausto es esencial para fomentar la sensibilización pública y movilizar fuerzas a fin de combatir los prejuicios y estereotipos que llevaron al Holocausto. Los delitos motivados por prejuicios, ya sea por xenofobia, antisemitismo o negación del Holocausto, son un fenómeno mundial. Individual y colectivamente, tenemos la obligación de combatir la discriminación que conduce a la exclusión de grupos de personas y difunde el odio.

Como lo expresó en 2010 el Primer Ministró del Canadá Stephen Harper, “recordar el Holocausto no es meramente un acto de reconocimiento histórico. También debe entrañar comprensión y compromiso: la comprensión de que todavía existen hoy día las mismas amenazas y la asunción de una solemne responsabilidad de luchar contra esas amenazas”.

La participación de la juventud

En años recientes, la juventud, en particular, ha estado expuesta cada vez más a opiniones discriminatorias a través de la Internet y las redes sociales. Sin embargo, la solución no radica en la censura, sino en la educación, que es una parte importante del mandato de la IHRA. La red internacional de expertos en educación de la IHRA ha preparado una serie de documentos para ayudar a los educadores a enseñar sobre el Holocausto y su relación con otros genocidios.

El estudio del Holocausto alienta a los estudiantes a reflexionar sobre los usos y abusos del poder, y el papel y las responsabilidades de las personas, las organizaciones y las naciones cuando enfrentan violaciones de los derechos humanos. Puede sensibilizar mejor sobre las posibilidades de que se cometa el delito de genocidio en el mundo contemporáneo. Además, el estudio del Holocausto puede coadyuvar a que los estudiantes comprendan las ramificaciones del prejuicio, el racismo, el antisemitismo y los estereotipos en la sociedad. Además, contribuir a que tomen conciencia del valor de la diversidad en una sociedad pluralista, estimula la sensibilidad de los estudiantes respecto de la situación de las minorías.

A medida que se van enterando de los numerosos factores históricos, sociales, religiosos y políticos que culminaron en el Holocausto, los estudiantes comprenden la complejidad del proceso histórico. Adquieren una perspectiva de la forma en que una convergencia de factores puede contribuir a la desintegración de los valores democráticos. Los estudiantes llegan a entender que los ciudadanos de una democracia tienen que aprender a detectar las señales de alarma y saber cuándo reaccionar. Por medio de las instituciones académicas o de la participación en la sociedad civil, los estudiantes tienen oportunidad de adquirir una mayor comprensión y promover la concienciación de otros.

La sociedad civil

En los últimos diez años, la IHRA ha hecho esfuerzos importantes para fomentar el desarrollo de la sociedad civil mediante un programa anual de subvenciones de aproximadamente 500.000 euros. Seguidamente se mencionan los objetivos del Programa de Subvenciones de la IHRA:

Los proyectos financiados con recursos del Programa de Subvenciones tienen los objetivos siguientes:

Esta labor se lleva a cabo tanto en los Estados miembros como en importantes Estados no miembros que fueron afectados por el Holocausto, como Ucrania, Belarús y la Federación de Rusia.

Prioridades actuales

Actualmente, la IHRA está ejecutando un plan de trabajo plurianual formulado por expertos, promovido bajo la dirección de sus ex Presidentes neerlandés y belga; las prioridades del plan son las siguientes:

Hay comisiones especiales de expertos que se ocupan también de otras cuestiones, tales como el Holocausto y otros genocidios, el genocidio romaní, el antisemitismo y la negación del Holocausto y desafíos pedagógicos especiales; por otra parte, tres grupos de trabajo más amplios sobre enseñanza, recordación e investigación intercambian ideas sobre la forma de fortalecer el apoyo a las actividades relativas al Holocausto en los países miembros y en el resto del mundo.

Bajo su nuevo nombre, aprobado mediante una decisión adoptada en diciembre de 2012, la IHRA procura asimismo mejorar la disponibilidad de información sobre el Holocausto por medio de un sitio web actualizado y de las redes sociales. Refleja así la evolución de su mandato, desde sus orígenes como foro para establecer redes a un colectivo de expertos, que elaboran recursos para los dirigentes políticos y sociales de todo el mundo.

Año de la Presidencia del Canadá

Actividades internacionales

En su calidad de Presidente de la IHRA, además de dar apoyo a las actividades en curso, el Canadá procurará reforzar la cooperación con los organismos internacionales, con miras a coordinar los esfuerzos encaminados a prevenir el genocidio y combatir el antisemitismo, la xenofobia, los delitos motivados por prejuicios y otras formas de extremismo. Colaboraremos con los Observadores Permanentes y exploraremos, también, las posibilidades de forjar otras alianzas.

Haré visitas a los países observadores de la IHRA –Portugal, la ex República Yugoslava de Macedonia, Bulgaria y Turquía–, con miras a alentarles a que pasen a ser miembros plenos, y continuaré las actividades de divulgación dirigidas a los Estados no miembros de la IHRA, como Ucrania. A juicio del Canadá, incumbe a la comunidad internacional la responsabilidad común de aprender del Holocausto, y la IHRA brinda una importante plataforma para ayudar a prevenir futuras violaciones de los derechos humanos.

También instaré a una mayor transparencia y comunicación de las prioridades y el progreso de la IHRA, mediante un informe anual en el que se destaquen las iniciativas de los Estados miembros, los proyectos financiados por la IHRA y la labor de los grupos de trabajo de expertos.

Actividades nacionales

Con el apoyo de asociados activos de la comunidad, el Gobierno del Canadá ha hecho inversiones significativas en la enseñanza, recordación e investigación del Holocausto, incluidos proyectos importantes como la creación de un Monumento Nacional al Holocausto en Ottawa y un Museo de los Derechos Humanos en Winnipeg. En conjunción con el año de la Presidencia del Canadá, el Canadá apoyará diversas iniciativas nuevas encaminadas a ampliar el conocimiento del Holocausto en todo el país.

El Gobierno del Canadá ofrecerá financiación para ayudar a preservar el testimonio de los sobrevivientes. Nuestro país ha sido profundamente influido por los 40.000 sobrevivientes del Holocausto que se radicaron en el Canadá después de la guerra. Los sobrevivientes han sido un componente vital de la enseñanza sobre el Holocausto en el Canadá, y es crucial preservar sus testimonios antes de que dejen de estar con nosotros.

En reconocimiento de las contribuciones vitales que hacen los maestros, el Gobierno del Canadá otorgará un premio nacional al docente que demuestre la aplicación de las mejores prácticas en la enseñanza sobre el Holocausto.

El Canadá participa, además, en un concurso internacional de carteles sobre el tema “Avivar la llama: Viajes a través del Holocausto”, que invita a estudiantes de artes gráficas o de arte y diseño a competir con otros estudiantes de todo el mundo. En colaboración con el Programa de Divulgación sobre el Holocausto y las Naciones Unidas y otras instituciones, diversos centros de información de las Naciones Unidas de distintos países están organizando la participación regional en el concurso. Los carteles ganadores, que se darán a conocer el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto el 27 de enero de 2014, se exhibirán en la Oficina de las Naciones Unidas en Viena.

Además, el Canadá seguirá esforzándose por conmemorar las experiencias de los judíos canadienses en el marco de las políticas inmigratorias restrictivas del Canadá. En 2013 habrá exhibiciones itinerantes encaminadas a concienciar sobre la internación de los refugiados judíos en el Canadá durante la Segunda Guerra Mundial y la trágica historia del trasatlántico MS St. Louis.

Una conferencia académica internacional, que se celebrará en octubre en la Universidad de Toronto, se concentrará en los estudiosos jóvenes y en la bibliografía emergente. Además, nuestra institución nacional, Biblioteca y Archivos Canadá, preparará una guía de investigación sobre sus archivos de la era del Holocausto y la forma de consultarlos.

Estas iniciativas se están llevando a cabo con el apoyo de asociados gubernamentales y comunitarios, incluido un Consejo Consultivo Nacional, copresidido por la Senadora canadiense Linda Frum, con académicos, directores de museos, directores generales de empresas y dirigentes de las comunidades judías, ucranianas y polacas.

Conclusión

Durante mi mandato de Presidente para 2013, me ocuparé de fomentar la sensibilización sobre el Holocausto en el Canadá y en el resto del mundo y en hacer ver la importancia de la IHRA. Mientras siga habiendo discriminación por motivos étnicos, religiosos u otros motivos en el mundo, la enseñanza, investigación y recordación del Holocausto serán funciones necesarias. A ese fin, la IHRA seguirá cumpliendo un papel importante como órgano intergubernamental dedicado a aprender de las lecciones del Holocausto y compartirlas con los dirigentes políticos y sociales del mundo.

 

________________________________________

Preguntas

  1. ¿Cómo surgió la IHRA y cuál es su principal objetivo?
  2. ¿Qué tipo de apoyo brinda la IHRA a los estudiantes y educadores?
  3. ¿Cuáles son las prioridades del actual plan de trabajo de la IHRA?
  4. ¿Cuál es el principal objetivo del Canadá ahora que ocupa la Presidencia de la IHRA?
  5. ¿Qué papel puede desempeñar la IHRA en la promoción de los derechos humanos en el mundo?

________________________________________

La serie de documentos de debate brinda un foro en el que académicos especializados en el holocausto y la prevención del genocidio generan temas de debate y estudio sobre estas cuestiones. Se les solicitó a estos autores, que provienen de una variedad de culturas y formaciones, elaborar documentos de debate basados en sus propias perspectivas y experiencias en particular. Los puntos de vista expresados por estos autores no necesariamente reflejan la posición de las Naciones Unidas respecto de estos temas.


Colección de documentos de debate >>