Bienvenidos a las Naciones Unidas. ¡Es su mundo!

El Holocausto y la colección de documentos de debate de las Naciones Unidas

Prevención mundial del genocidio: Aprender del holocausto

Por Edward Mortimer,Vicepresidente superior y Oficial jefe de programas, y Kaja Shonick Glahn, directora de sesiones del proyecto «Prevención mundial del genocidio: aprender del Holocausto» del «Salzburg Global Seminar».

Del 28 de junio al 3 de julio de 2010, un grupo de expertos internacionales en las esferas de los estudios del Holocausto y el genocidio, la enseñanza del Holocausto y el genocidio, la protección de los derechos humanos y la prevención del genocidio, se reunieron en el Salzburg Global Seminar para participar en una conferencia titulada «Prevención mundial del genocidio: aprender del Holocausto». Esta conferencia se desarrolló con la cooperación del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos y estuvo presidida por el Dr. Klaus Mueller, representante europeo del Museo.

El objetivo explícito de esta conferencia era analizar las analogías así como las divergencias entre las esferas de la enseñanza del Holocausto, la prevención del genocidio y los derechos humanos. Los participantes analizaron si la enseñanza del Holocausto podría concienciar sobre los genocidios contemporáneos, fortalecer una cultura de prevención del genocidio y contribuir a la educación sobre los derechos humanos y, de ser así, de qué manera podría lograrse. También analizaron si debemos mejorar nuestra comprensión acerca de los genocidios cometidos en el pasado y las actuales violaciones de los derechos humanos, estableciendo relaciones entre ellos, o si al hacerlo ponemos en peligro el reconocimiento de sus enormes diferencias. Uno de los temas sobre el que los participantes volvieron una y otra vez fue la relación compleja que existe entre enseñar acerca del Holocausto y aprender del Holocausto. Los participantes debatieron acerca de la contribución que la enseñanza del Holocausto brinda o puede brindar para crear conciencia acerca del racismo contemporáneo, el antisemitismo, la homofobia o la situación que viven las comunidades romaní y sinti hoy en día. Mediante este debate se intentó establecer si la enseñanza del Holocausto podría contribuir a la comprensión y la prevención de futuros genocidios y, de ser así, de qué manera.

Tanto entre los encargados de formular políticas como en la bibliografía académica, existe la tendencia a creer que la enseñanza del Holocausto puede ser un instrumento eficaz para enseñar a los estudiantes acerca de la importancia de proteger la democracia y los derechos humanos, prevenir el racismo y el antisemitismo y promover el respeto mutuo entre personas de diferentes razas, religiones y culturas. Algunos académicos, por ejemplo, sostienen que «los estudios sobre el Holocausto, el genocidio y los derechos humanos son inseparables» (1) , y que la «enseñanza del Holocausto puede brindar una contribución significativa a la ciudadanía, ya que crea conciencia en los estudiantes sobre las cuestiones de derechos humanos y los genocidios, así como también sobre los conceptos de estereotipo y chivo expiatorio»(2). SSegún el informe del año 2004 elaborado por el Stanford Research Institute, «La enseñanza del Holocausto no es solo un proyecto académico sino la mejor manera de vacunar a la humanidad contra futuros casos de genocidio «(3). En el ámbito académico se han expresado argumentos similares, en el sentido, por ejemplo, de que la enseñanza del Holocausto puede sembrar «semillas de preocupación […] que luego pueden producir ideas que florezcan para dar lugar a una serie de consideraciones en torno al lugar que ocupamos en el mundo y lo que significa ser un ciudadano en una democracia»(4).

De acuerdo con esta teoría (es decir, que la enseñanza el Holocausto puede jugar un papel importante a la hora de prevenir el racismo, el antisemitismo y los conflictos étnicos, y promover los derechos humanos), muchos Estados en todo el mundo han establecido programas obligatorios de enseñanza del Holocausto a nivel de la escuela secundaria. Sin embargo, según estudios y encuestas recientes, la mayoría de los programas de enseñanza del Holocausto, tanto en escuelas como en museos, no relacionan explícitamente la historia del Holocausto con la historia de otros genocidios o con cuestiones de derechos humanos más amplias (5). Al mismo tiempo, no existen demasiadas pruebas empíricas que sugieran que la enseñanza del Holocausto puede, por sí misma, enseñar a los estudiantes acerca de los peligros actuales que representan el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y el genocidio. El objetivo de la conferencia de Salzburgo de 2010 era involucrar a los profesionales de las distintas esferas de la enseñanza del Holocausto, la prevención del genocidio y la protección de los derechos humanos en estas cuestiones, guiada por una serie de preguntas generales relativas al propósito de la enseñanza del Holocausto: ¿brindar a los estudiantes conocimientos acerca del Holocausto? ¿Ayudarlos a «pensar más acerca de la responsabilidad cívica, los derechos humanos y los peligros del racismo»(6)? ¿O ambos?

El Holocausto, otros genocidios y la educación en derechos humanos

Uno de los temas principales que se debatió durante esa semana en Salzburgo fue la compatibilidad de la enseñanza del Holocausto y la educación en derechos humanos. A efectos del presente artículo, nos atendremos a la definición del concepto de «educación en derechos humanos» dada por la UNESCO: «Educación, capacitación y difusión de información orientadas a crear una cultura universal de los derechos humanos. […] La educación en derechos humanos promueve las actitudes y el comportamiento necesarios para que se respeten los derechos humanos de todos los miembros de la sociedad»(7). Por un lado, algunos participantes sostuvieron que resultaba de vital importancia relacionar estas dos áreas y abogaron por un enfoque pedagógico que situara la enseñanza del Holocausto dentro de un debate y contexto más amplios de los derechos humanos. Expresaron además que debería animarse a los maestros a relacionar el Holocausto con cuestiones de derechos humanos de hoy en día, como por ejemplo, enfatizar las relaciones históricas existentes entre el Holocausto, la Convención sobre el Genocidio y la Declaración Universal de Derechos Humanos. Otros participantes manifestaron su desacuerdo, sugiriendo que no debería combinarse la enseñanza del Holocausto con la educación en derechos humanos, ya que constituyen esferas independientes, con diferentes objetivos, metodologías y enfoques. Este desacuerdo se puso de relieve en una mesa redonda que se centró en la educación en los museos. Un orador sugirió que los museos e instituciones conmemorativas del Holocausto pueden y deberían relacionar el Holocausto con los derechos humanos, y utilizó el Holocausto como ejemplo específico de la mayor violación de los derechos humanos. De acuerdo con este miembro de la mesa redonda, el conocimiento acerca del Holocausto y las violaciones de derechos humanos ocurridas en el pasado podría conducir a un fructífero debate en torno a las violaciones de derechos humanos en la actualidad. Otro orador, por el contrario, recalcó que existe una diferencia importante entre comprender la historia y extraer lecciones de la misma.

Aunque existía una diferencia de opiniones acerca de si era apropiado incluir la enseñanza del Holocausto dentro del marco de la educación en derechos humanos, en general, la mayoría de los participantes de la conferencia reconocieron el valor y la importancia de enseñar a los estudiantes no solo acerca del Holocausto, sino también acerca de otros genocidios. Muchos de los participantes sostuvieron que el hecho de comparar el Holocausto (que, con frecuencia, se considera el caso paradigmático del genocidio) con otros genocidios y crímenes de lesa humanidad podría aumentar nuestra comprensión de otros actos de genocidio y, por la misma razón, del propio Holocausto. Al mismo tiempo, los participantes señalaron los desafíos que impone dicho enfoque comparativo y resaltaron la importancia de diferenciar, en el entorno del aula, entre el Holocausto y el genocidio, y otros casos de violencia masiva, abusos de derechos humanos o conflictos étnicos.

¿El Holocausto y las lecciones para el futuro?

En la conferencia se presentaron diferentes opiniones en cuanto a los propósitos de la enseñanza del Holocausto. Por un lado, algunos participantes abogaron expresamente por la importancia de aprender del Holocausto y otros genocidios y permitir que los estudiantes relacionen los sucesos contemporáneos con los del pasado. Un participante, por ejemplo, sugirió que el propósito de la enseñanza del Holocausto es aprender y lograr una comprensión acerca de la crueldad y la violencia humanas y cómo prevenirlas. Este mismo participante sugirió que, en algunos lugares, sería más adecuado centrarse en otros genocidios y conflictos para enseñar estas lecciones. Otros participantes se mostraron recelosos ante dicho enfoque y, en su lugar, abogaron por una enseñanza más directa acerca del Holocausto sin relacionarlo de forma expresa con otros sucesos, ya fueran presentes o pasados. Expresaron, además, cierta incomodidad con respecto a la noción de que el objetivo es aprender algo del Holocausto y sugirieron la relevancia e importancia que tiene el estudio del Holocausto en sí mismo como hecho histórico.

Como parte del programa de la conferencia, educadores de todo el mundo mostraron las distintas formas en que ellos mismos y las instituciones que representan definen el propósito y los límites de la enseñanza del Holocausto. A modo de ejemplo, un orador describió un programa educativo sólidamente arraigado en los Estados Unidos, cuyo enfoque es utilizar la enseñanza de adolescentes del Holocausto como un instrumento para prevenir la violencia y, eventualmente, el genocidio. Dicho orador hizo hincapié en el hecho de que si estamos interesados en inculcar valores o lecciones específicas en los adolescentes entonces debemos tener en cuenta el desarrollo y el comportamiento adolescente. Además, abogó por un enfoque multidisciplinario, mediante el cual los estudiantes no solo aprenden acerca del Holocausto y otros casos de genocidio sino que también se les anima a reflexionar sobre sus propias vidas y las analogías (y las diferencias) existentes entre los acontecimientos contemporáneos y los casos de genocidio ocurridos en el pasado. Otro orador sostuvo un enfoque similar y describió la elaboración de un plan de estudios patrocinado por el Estado en el Ecuador, denominado «Los derechos humanos, el Holocausto y los genocidios recientes». Este programa se elaboró teniendo en mente adolescentes de entre 16 y 17 años de edad. La enseñanza de estas materias en la escuela secundaria se encuentra justificada por el hecho de que resulta de vital importancia inculcar una ética de compasión en los estudiantes y enseñarles valores ciudadanos. Estos valores resultan factores clave para promover la no violencia y actitudes más positivas hacia los extranjeros. Según el punto de vista de este orador, mantener viva la memoria del Holocausto en el contexto de la enseñanza de cuestiones de derechos humanos y genocidios en tiempos modernos es de vital importancia para mostrar a los estudiantes que debemos preocuparnos por los demás, tanto por nuestro propio bien como por el de la humanidad.

A diferencia de los dos primeros oradores, que promovían explícitamente programas que animaran a los estudiantes a relacionar el Holocausto con otros genocidios, las cuestiones de derechos humanos y sus propias vidas, un tercer participante sugirió un enfoque más centrado en la enseñanza de la historia del Holocausto y en el fomento de la rememoración del Holocausto como un tema diferente y único. Este tercer orador describió la labor realizada por una institución europea de conmemoración del Holocausto que se centra expresamente en la rememoración del Holocausto, sin considerar como su misión principal la prevención del genocidio o la educación en derechos humanos. Prefirió un enfoque reflexivo de la historia y sostuvo que el propósito de la enseñanza del Holocausto es aprender acerca del Holocausto en lugar de aprender del Holocausto.

El cuarto y último miembro de la mesa redonda esbozó el enfoque multidisciplinario adoptado por el «Programa de divulgación sobre el Holocausto y las Naciones Unidas» para el aprendizaje del Holocausto y la prevención del genocidio. De conformidad con el mandato otorgado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, este programa organiza un día anual de rememoración que se observa en todas las oficinas de las Naciones Unidas del mundo, y se asocia con la sociedad civil para fomentar la comprensión del Holocausto y las causas de la violencia masiva, que pueden dar lugar al genocidio. El programa, además, lleva a cabo seminarios educativos y elabora materiales que subrayan las relaciones esenciales existentes entre esta historia y la promoción de los derechos humanos y los valores democráticos en nuestros días.

Confrontación de la realidad local

Aunque existieron puntos de vista muy diferentes en cuanto a la cuestión de cómo enseñar sobre el Holocausto y si dicha enseñanza debería incluirse en un plan de estudios centrado estrictamente en la historia, o en los derechos humanos, o en las comparaciones con otros genocidios y sucesos contemporáneos, todos los participantes de la conferencia reconocieron hasta qué punto las historias y contextos locales limitan la forma que puede y debe adoptar la enseñanza del Holocausto. En un grupo independiente se trataron los desafíos y los éxitos de la enseñanza contemporánea del Holocausto, arrojando luz sobre hasta qué punto varían los propósitos establecidos por los programas de enseñanza del Holocausto y la forma de ejecutarlos, y cómo reflejan estos la realidad local concreta. Por ejemplo, un orador austriaco explicó que, en Austria, el aprendizaje del Holocausto es obligatorio en el plan de estudios de la escuela secundaria. Sin embargo, en "erinnern.at", un instituto que capacita a maestros y elabora material para el aprendizaje del Holocausto en nombre del Ministerio de Educación de Austria, se ha decidido que, por el momento, el Holocausto no se debe enseñar junto con otros genocidios o dentro de un plan de estudios sobre los derechos humanos más amplio. La razón principal por la que se tomó esta decisión es que la historia del Holocausto continúa siendo un tema con una gran carga emocional en Austria, donde todavía existen muchos recuerdos y versiones encontradas. El mayor desafío sigue siendo el conflicto entre la versión oficial de la responsabilidad de Austria (es decir, la participación de este país en las atrocidades nazis) y las historias de las familias austriacas, según las cuales Austria y sus ciudadanos fueron víctimas del Holocausto o, a lo sumo, se les obligó a participar en él.

En Ucrania, por el contrario, tal como explicó el siguiente orador, el Holocausto no es parte integrante del plan de estudios escolar. De hecho, según este orador, menos del 10% de los maestros de historia en las escuelas secundarias de Ucrania están capacitados para enseñar acerca del Holocausto. Además, resaltó que existen impedimentos tanto burocráticos como políticos para establecer programas eficaces de enseñanza del Holocausto en Ucrania. Algunos de los problemas más significativos son los siguientes: una tradición de silencio (los ucranianos no creen que el Holocausto fuera un acontecimiento ucraniano ni que los ucranianos tuvieran alguna responsabilidad en él); competencia de las víctimas (creen que la cantidad de víctimas del hambre en Ucrania debe ser mayor que la cantidad de víctimas del Holocausto); y la «nacionalización» de la historia ucraniana, mediante la cual los judíos y otras minorías se ven marginados o directamente ignorados.

Tal como queda demostrado en estas y otras presentaciones, distintas instituciones, países y educadores abordan de manera diferente la enseñanza del Holocausto. Existen importantes factores pedagógicos, políticos e históricos que influyen en la forma en que se implementa la enseñanza del Holocausto y en si esta enseñanza debe relacionarse con otros genocidios, abusos de los derechos humanos o historia local.

Conclusión

Volviendo a las preguntas iniciales planteadas en la conferencia, relativas al propósito de la enseñanza del Holocausto, quisiéramos sugerir que existe una razón válida para cada argumento presentado y negamos que exista una única «manera correcta» de enseñar acerca de este tema. No existen dudas de que el Holocausto fue un acontecimiento significativo y fundamental en la historia del siglo XX, por lo que resulta importante que los adolescentes estudien y aprendan acerca de este hecho. En cuanto a la educación universitaria en particular, el concepto de que debemos aprender algo del Holocausto es, de alguna manera, contrario al concepto general de la investigación y el estudio. No consideramos que sea una materia merecedora o no de estudiarse por el simple hecho de que podamos o no extraer lecciones de ella en nuestra sociedad actual. Sin embargo, al mismo tiempo, reconocemos que la enseñanza nunca es neutral en cuanto a los valores y que, en su definición más amplia, es uno de los medios más eficaces mediante el cual las naciones pueden inculcar determinados valores y principios éticos (tanto constructivos como destructivos) en sus ciudadanos. En este mundo cada vez más globalizado, creemos que resulta fundamental enseñar a los estudiantes los peligros del racismo, el antisemitismo y la xenofobia e infundirles el respeto por los derechos humanos. Creemos que uno de los objetivos más importantes de la enseñanza es crear una cultura en la que los estudiantes tengan tanto la capacidad como la voluntad para desafiar los actos de intolerancia, injusticia y violencia genocida. Tal como expresó uno de los participantes de la conferencia en el panel «Las raíces del genocidio», debemos centrar toda nuestra atención y energía en la creación de una cultura antigenocida si deseamos prevenir el genocidio en el futuro. Aunque el aprendizaje del Holocausto puede ser un componente importante a la hora de crear una cultura antigenocida, no resulta suficiente por sí mismo. Es necesario demostrar a los estudiantes hasta qué punto «el genocidio es una tragedia humana común que ha ocurrido en demasiadas ocasiones en el pasado»(8). El Holocausto no puede enseñarse o comprenderse como una aberración en la historia de la humanidad, sino que debemos mostrar a los estudiantes que, aunque el Holocausto puede ser el caso más extremo de genocidio, comparte claras similitudes con otros genocidios más recientes ocurridos en Rwanda, Camboya y Bosnia y Herzegovina. Si queremos evitar el genocidio en el futuro, debemos educar a los estudiantes acerca del predominio de los genocidios y conflictos genocidas en toda la historia moderna, así como también enseñarles cómo y por qué surgen dichos conflictos.

Por el momento existen relativamente pocos modelos educativos que combinen con éxito la enseñanza del Holocausto con la enseñanza de otros genocidios modernos, los derechos humanos y la prevención del genocidio. Una de las conclusiones más evidentes de nuestra conferencia fue la necesidad de una mayor cooperación y colaboración entre los profesionales y educadores que trabajan en estas esferas si esperamos crear, finalmente, un modelo pedagógico que permita la integración de estas diferentes áreas en un único marco educativo. Con ese fin, el Salzburg Global Seminar, junto con el Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos, ha creado una iniciativa sobre los temas de la enseñanza del Holocausto y la prevención del genocidio, que tratará estas cuestiones y creará una red interdisciplinaria de expertos que podrán aprender unos de otros, con el objetivo de promover acciones educativas e iniciativas culturales de calidad que apoyen la concienciación y la enseñanza del Holocausto y otros genocidios, para combatir el odio, el racismo y el antisemitismo y promover la protección de los derechos humanos y la prevención del genocidio.


Para más información acerca de este programa y para obtener un informe completo sobre la conferencia del año 2010, visite nuestro sitio en Internet: http://www.salzburgglobal.org/2009.


Notas:

(1) David A. Shiman y William R. Fernekes, «The Holocaust, Human Rights, and Democratic Citizenship Education» («La educación sobre el Holocausto, los derechos humanos y la ciudadanía democrática»), en The Social Studies (marzo/abril de 1999): 53 a 62.
(2) Henry Maitles, «‘Why are we learning this?’: Does Studying the Holocaust Encourage Better Citizenship Values?» (¿Por qué tenemos que aprender esto?: el estudio del Holocausto ¿fomenta mejores valores ciudadanos?), en Genocide Studies and Prevention 3, 3 (diciembre de 2008): 341 a 352.
(3) SRI International, Estudio Nacional sobre Prácticas de Enseñanza Secundaria en la Educación sobre el Holocausto, informe final, 20 de agosto de 2004. www.policyweb.sri.com/cep/publications/SRI_Natl-Study_TeachingPractices.pdf.
(4) Samuel Totten, Holocaust Education: Issues and Approaches (Educación sobre el Holocausto: cuestiones y enfoques) Boston: Alyn and Bacon, 2008), 138.
(5) Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, «Descubre el pasado para el futuro: un estudio sobre el papel de los monumentos conmemorativos históricos y los museos en la educación sobre el Holocausto y la educación sobre derechos humanos en la UE»), Informe de resultados principales, enero de 2010.
(6) Kofi Annan, «The Myth of Never Again» (El mito del «Nunca más»), 17 de junio de 2010, New York Times.
(7) UNESCO, Plan de acción. Programa Mundial para la educación en derechos humanos, Nueva York y Ginebra 2006:1.
(8) Francis Deng, «In the Shadow of the Holocaust» («A la sombra del Holocausto»), serie de documentos de debate del Holocausto y las Naciones Unidas, documento de debate núm. 7.

Preguntas para el debate

1. ¿Por qué es importante para los estudiantes de todo el mundo estudiar el Holocausto?

2. ¿De qué forma los estudios del Holocausto, la prevención del genocidio y los derechos humanos son inseparables? ¿En qué se diferencian?

3. ¿Cuáles son los posibles peligros y beneficios de relacionar el estudio del Holocausto con otros genocidios?

4. ¿Cuáles son las lecciones que se extraen del Holocausto? ¿Son estas lecciones aplicables a su vida diaria y a sus relaciones con los demás?

5. ¿Cree que la enseñanza del Holocausto podría ayudar a evitar actos de genocidio en el futuro? Explique por qué.

________________________________________

La serie de documentos de debate brinda un foro en el que académicos especializados en el holocausto y la prevención del genocidio generan temas de debate y estudio sobre estas cuestiones. Se les solicitó a estos autores, que provienen de una variedad de culturas y formaciones, elaborar documentos de debate basados en sus propias perspectivas y experiencias en particular. Los puntos de vista expresados por estos autores no necesariamente reflejan la posición de las Naciones Unidas respecto de estos temas.

________________________________________

Colección de documentos de debate >>