Bienvenidos a las Naciones Unidas. ¡Es su mundo!

 

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional de Conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto

27 de enero de 2012

Niños judíos perecieron en el Holocausto

Un millón y medio de niños judíos perecieron en el Holocausto, víctimas de la persecución de los nazis y sus seguidores.

Decenas de miles de otros niños también fueron asesinados; entre ellos, niños con discapacidad ... así como romaníes y sintis.

Todos fueron víctimas de una ideología inspirada en el odio que los calificó como «inferiores».

Este año, el Día Internacional de Conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto está dedicado a las niñas y los niños que tuvieron que enfrentar el terror y el mal absolutos. Muchos quedaron huérfanos por la guerra o fueron arrancados a sus familias.

Muchos murieron de hambre, a causa de enfermedades o a manos de quienes los maltrataron. Nunca conoceremos la contribución que estos niños podrían haber hecho a nuestro mundo.

Y entre los sobrevivientes, muchos quedaron demasiado devastados para contar su historia.

Hoy queremos dar voz a esos relatos.

Es por eso que las Naciones Unidas continúan enseñando las lecciones universales que dejó el Holocausto. Es por eso que luchamos por promover los derechos y las aspiraciones de los niños, todos los días y en todas partes.

Y es por eso que seguiremos inspirados por el magnífico ejemplo de quienes se destacaron por sus acciones humanitarias, como Raoul Wallenberg, de quien se celebra este año el centenario de su nacimiento.

Hoy, al recordar a todos aquellos que perdieron su vida en el Holocausto, niños y adultos por igual, hago un llamado a todas las naciones para que protejan a los más vulnerables, independientemente de su raza, color, género o creencia religiosa.

Los niños son especialmente vulnerables a lo peor de la humanidad.

Debemos mostrarles lo mejor que este mundo tiene para ofrecer.

Gracias.