ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Programas y actividades del Sistema de las Naciones Unidas por tema

Voluntariado

El programa Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) es el principal ente de voluntariado en el sistema de la ONU, y apoya la paz, ofrece socorro y promueve iniciativas de desarrollo en casi 140 países. Creado por la Asamblea General en 1970 y es administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Funciona a través de las oficinas del PNUD en los países, desde donde envía voluntarios y promociona el concepto del voluntariado. Así, VNU es el único programa de voluntariado en la familia de las Naciones Unidas y en su carácter de labor internacional. Trabaja con profesionales que se encuentren en el ecuador de su carrera profesional, asignándoles proyectos de desarrollo sectoriales y comunitarios, de actividades de ayuda humanitaria, o de promoción de los derechos humanos y la democracia.

El voluntariado beneficia tanto a la sociedad en su conjunto como a los individuos que lo ejercen, ya que refuerza la confianza, la solidaridad y la reprocidad entre los ciudadanos, al tiempo que crea oportunidades de involucración. VNU aboga por el reconocimiento de los voluntarios, integrando su labor en la programación del desarrollo, y movilizando a un número cada vez mayor y más diversificado de voluntarios por todo el mundo.

VNU moviliza por su propia cuenta a más de 7.500 voluntarios cada año, y estos trabajan tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Más del 75 por ciento proceden de países en vías de desarrollo, y más del 30 por ciento ejercen el voluntariado en sus propios países. Durante los años 2008 y 2009, aproximadamente la mitad de los voluntarios de VNU colaboró para agilizar el progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, mientras el resto se involucraron en el mantenimiento de la paz, la consolidación de la paz, la asistencia humanitaria, la recuperación después de los conflictos y las operaciones electorales.

El silencioso heroísmo de estos voluntarios está implícito en cada cosa que hacen. Aunque gozan de un estatus de integración plena en el sistema de la ONU, se ven directamente afectados por la gran volatilidad de las situaciones de seguridad en todo el mundo, de modo que son objeto de riesgo. Así fue que en 2009 estos riesgos se cobraron la vida de dos voluntarios durante un ataque violento contra los locales de las Naciones Unidas, y un tercero fue víctima de un largo secuestro.

No obstante, los voluntarios VNU se integran mucho en las comunidades en las que trabajan y residen, de modo que se comprometen más allá de sus labores diarias. Su participación se ha extendido a más ámbitos, de modo que ahora incluye trabajos comunitarios de limpieza y campañas de concienciación sobre la higiene, eventos deportivos, trabajo agrícola, enseñanza en centros locales, u organización y asistencia en campañas de donación de sangre. En BurundiDisponible en inglés, los voluntarios de VNU colaboraron ​​con una asociación de mujeres ancianas pertenecientes a grupos étnicos en la publicación de proverbios tradicionales, promoviendo la cohesión social y reduciendo las brechas generacionales.

El programa VNU también está presente en el ciberespacio, donde el Servicio de Voluntariado en Línea pone en contacto a voluntarios con organizaciones de paz y desarrollo de todo el mundo. Una sección del sitio web contribuye a que los voluntarios encuentren nuevas oportunidades de colaboración, y otra ayuda a las organizaciones a encontrar voluntarios.

El alcance y el impacto del voluntariado a través del sistema de las Naciones Unidas resulta asombroso.

En 2009, a través de la campaña «Voluntarios por nuestro planeta», el programa VNU pidió a los voluntarios ambientales que registraran las horas en que ofrecían labores destinadas a conservar el medio ambiente y a hacer frente al cambio climático. La página web de la campaña registró más de 1,5 millones de horas de servicios voluntarios, en 166 países distintos, en el día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio.

Durante ese mismo año, aproximadamente unos 850 voluntarios colaboraron con el sector sanitario, incluyendo el de Papúa Nueva Guinea, Sudáfrica, Tanzania, Trinidad y Tobago y Zambia. En MalawiDisponible en inglés, más de 50 médicos especialistas, incluyendo pediatras, obstetras y cirujanos voluntarios garantizaron los servicios básicos de salud y la construcción de la capacidad del personal médico gracias al financiamiento del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, y del Consejo Nacional del SIDA.

En Honduras, el programa conjunto de seguridad humana consiguió reunir a jóvenes en tres municipios distintos a través iniciativas de voluntariado, manteniéndolos fuera de las pandillas, reduciendo la violencia de género, y así beneficiando directamente a 55.000 jóvenes, la mitad de ellos mujeres.

Un proyecto en las regiones de Amara y Oromía, en Etiopía, se centró en la desertificación que provocan las actividades humanas y los desastres naturales.

Durante los años 2008-2009, más de 3.000 voluntarios VNU apoyaron el mantenimiento de la paz y las operaciones políticas especiales y de mantenimiento de la paz que se desarrollan anualmente. Con los servicios que prestan (19 misiones de la ONU en 18 países distintos), constituyeron el 30 por ciento aproximadamente de todo el personal civil internacional que participa en estas misiones. Los voluntarios colaboraron en áreas que van desde el apoyo médico, logístico para las misiones, hasta la protección del niño, el estado de derecho, los derechos humanos, los asuntos civiles y el desarme, la desmovilización y la reintegración.

Tan solo en la República Democrática del CongoDisponible en inglés, hasta 700 voluntarios de VNU han contribuido cada año al trabajo de la Misión de Estabilización de la ONU en la República Democrática del Congo, asistiendo en el desarme, la desmovilización o el programa de regreso, reintegración y recuperación de los combatientes extranjeros, entre otros. Los voluntarios del VNU que participaron en el programa de desarme, desmovilización y reintegración de PNUD contribuyeron a que la desmovilización de 23.000 excombatientes del país, incluidos 10.000 niños soldados, fuera un éxito.

Los voluntarios internacionales de VNU prestaron apoyo electoral en Afganistán, Côte d’Ivoire, la República Democrática del Congo, Guinea Bissau, Haití, Sudán y Timor Oriental. En el Nepal, 140 voluntarios de VNU, la mitad de ellos provenientes de dicho país, ofrecieron apoyo crítico a la comisión electoral, y consiguieron movilizar a 9.000 voluntarios locales para educar a los votantes.

Tras la violencia que tuvo lugar en KeniaDisponible en inglés después de las elecciones, PNUD y VNU pusieron en marcha un plan de voluntariado para promover el diálogo comunitario. Para ello, trabajaron conjuntamente con el Fondo de Consolidación de la Paz de las Naciones Unidas y el Gobierno. Veintiún voluntarios nacionales del VNU entrenaron a 900 prominentes jóvenes líderes, profesionales jubilados, mujeres y líderes mediáticos en temas de consolidación de la paz, resolución de los conflictos, seguridad colectiva, respuestas humanitarias y recuperación temprana.

Como proclama la Asamblea General, el Día Internacional de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social se celebra cada año el 5 de diciembre. El Programa de Voluntarios de la ONU celebrará su 40º aniversario en 2011.

«El voluntariado crea fortaleza, resistencia y solidaridad comunitaria, así como de cohesión social, y puede propiciar cambios sociales positivos promoviendo el respeto por la diversidad, la igualdad y la participación de todos. El voluntariado se cuenta entre los activos más importantes de una sociedad».

Secretario General Ban Ki-moon (5 de diciembre)

 

 


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.