ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Programas y actividades del Sistema de las Naciones Unidas por tema

Refugiados

«El problema de las situaciones de refugiados prolongadas ha alcanzado enormes proporciones. De acuerdo con las estadísticas más recientes del ACNUR, alrededor de seis millones de personas (sin incluir el caso especial de los más de cuatro millones de refugiados palestinos) han estado viviendo en el exilio durante al menos cinco años. Más de 30 de estas situaciones se encuentran en todo el mundo, la mayoría de ellas en países de África y Asia que están luchando por hacer frente a las necesidades de sus propios ciudadanos».

Comunicado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Refugiados, António Guterres,
Documento PDF en inglés
en «Exilio permanente» Disponible en inglés, diciembre de 2008.

Un mundo pacífico y próspero es aquel en el cual las personas pueden sentirse seguras en sus casas, con sus familias y en sus comunidades. Es un mundo en el que pueden sentirse cómodas en su país, en su cultura y en la familia de naciones y pueblos de nuestro planeta.

A veces, por razones económicas o por otros motivos personales, hay quienes deciden abandonar sus hogares para comenzar una nueva vida en un nuevo lugar. Ya sea para bien o para mal, estas decisiones son fruto de una decisión premeditada.

Pero cuando la naturaleza actúa en forma de desastres naturales, sus hogares se ven arrastrados por el agua o el viento, o derrumbados, devastando comunidades enteras. Cuando la guerra o los disturbios civiles asolan una comunidad, la gente se ve obligada a desplazarse o simplemente emigran para proteger su vida. En estos casos más extremos, les quedan sólo dos opciones: morir a causa de la privación, de una agresión o del genocidio; o la vida en el exilio. Solo hay que pensar en quienes se han visto obligados a huir de la violencia en Darfur para apreciar la gravedad de sus necesidades.

Esta es la difícil situación de los refugiados y los desplazados internos en la actualidad. En 2008, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) consiguió suministrar asistencia a 4,5 millones de los 11,4 millones de refugiados que se estima que existen en el mundo. También protegió y ayudó a casi 13,7 millones de desplazados internos.

Mientras tanto, el ACNUR posibilitó el retorno de 2,8 millones de refugiados y desplazados internos a sus casas. También satisfizo de forma activa las necesidades de casi 2,9 millones de apátridas y 800.000 personas en busca de asilo, así como otros grupos de especial interés: un total de 31,7 millones de personas despojadas de la más básica seguridad, necesaria para llevar vidas productivas y con sentido.

Desgraciadamente, los conflictos y los desastres naturales siguen afectando a estas personas. Pero su situación es mucho mejor de lo que podría haber sido, gracias al compromiso de la familia de las Naciones Unidas para ayudarles a regresar a sus hogares, y a proteger su vida hasta que su retorno sea posible.

Cuando pierden sus hogares a causa de conflictos armados, las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU se desplazan para proteger los campamentos en los que viven. Cuando pierden el acceso a la satisfacción de las necesidades más básicas como alimentos, agua y saneamiento, la familia de las Naciones Unidas se lo proporciona. Cuando su salud corre peligro, el sistema de las Naciones Unidas se ocupa de su protección.

Gran parte de este apoyo se canaliza a través del mecanismo de acción humanitaria de las Naciones Unidas. El Comité Permanente entre Organismos (IASC) Disponible en inglés, a través de su «enfoque de gestión por grupos>», aúna a los organismos humanitarios de mayor relevancia, tanto dentro como fuera del sistema de las Naciones Unidas, para su actuación conjunta. El ACNUR es el organismo principal encargado de la protección de los refugiados y de los desplazados internos. Junto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), es el encargado de la coordinación y gestión de los campamentos. Además, comparte la primacía en materia de refugios de emergencia con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Entre los demás organismos de las Naciones Unidas que están activamente vinculados con este enfoque de gestión por grupos se encuentran la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) Disponible en inglés, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH).

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha sido galardonada dos veces con el Premio Nobel de la Paz, en 1954 y 1981.

Además, el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), fundado en 1949, es el principal proveedor de servicios básicos (educación, sanidad, socorro y servicios sociales) para los más de 4,5 millones de refugiados palestinos en Oriente Medio. Esta cifra incluye los 1,3 millones que viven en 58 campos de refugiados en Jordania, Líbano, Siria y en el territorio palestino ocupado, que comprende la Franja de Gaza y Cisjordania.

El OOPS proporciona asistencia humanitaria de emergencia para mitigar los efectos de la crisis permanente sobre los refugiados más vulnerables tanto en Gaza como en Cisjordania, y fue uno de los primeros en satisfacer las necesidades de emergencia de los refugiados afectados por el conflicto del Líbano tras los disturbios de julio y agosto de 2006.

Por decisión de la Asamblea General, el Día Mundial de los Refugiados, se celebra cada año el 20 de junio.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.