ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Programas y actividades del Sistema de las Naciones Unidas por tema

Desarme

¿Por qué actúa la ONU?

«Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas resueltos a preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra...

La Asamblea General podrá considerar los principios generales de la cooperación en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, incluso los principios que rigen el desarme y la regulación de los armamentos...»

Preámbulo y artículo 11 de la Carta de las Naciones Unidas

Los gastos militares mundiales sumaron en 2007 aproximadamente unos 1,34 billones de dólares.

Ensayo nuclear atmosférico llevado a cabo por Estados Unidos el 1 de marzo de 1954. Imagen del Gobierno de los Estados Unidos en dominio público.

El coste humano y material de las armas, tanto convencionales como nucleares, es extremo. De al menos 640 millones de armas de fuego con licencia en el mundo, aproximadamente dos tercios están en manos de la sociedad civil. El comercio legal de armas pequeñas supera los 8.500 millones de dólares anuales y se estima que el ilícito se acerca a los 1.000 millones mientras armas tan habituales como las minas terrestres se llevan vidas o dejan heridos incluso años después de que acabaran los conflictos que las produjeron.

En cuanto a las armas nucleares, basta recordar las famosas palabras del premio Nobel Albert Einstein cuando dijo: «No sé con qué armas se luchará en la tercera Guerra Mundial, pero en la cuarta lo harán con palos y piedras».

Pero, más allá de los efectos obvios, hay un coste mayor.

El antiguo Presidente de los Estados Unidos Dwight D. Eisenhower (1952-1960) y Comandante General de las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. En los comienzos de su mandato como presidente, declaró: «Cada arma que construimos, cada navío de guerra que lanzamos al mar, cada cohete que disparamos es, en última instancia, un robo a quienes tienen hambre y nada tienen para comer, a quienes tienen frío y nada tienen para cubrirse. El coste de un bombardero pesado nuevo es el siguiente: un colegio nuevo en más de 30 ciudades».

Por su parte, el Secretario General, Ban Ki-moon, ha destacado que, actualmente, «el mundo gasta diariamente en armas casi el doble que la ONU en un año de trabajo por la paz y los derechos humanos»

Nunca, por tanto, ha habido tanta necesidad de una cultura de paz y de una reducción de armas significativa a nivel planetario. Sin embargo, como ha señalado reiteradamente el propio Ban Ki-moon, se puede avanzar de manera significativa hacia lo objetivos de desarrollo, como la reducción de la pobreza o la educación primaria universal, si parte de esos recursos gastados en ejércitos y su armamento se redirigen a esfuerzos para el desarrollo económico y social.»

Para concienciar sobre la gravedad de este problema, cada año se celebra, del 24 al 30 de octubre, la Semana del Desarme, tal y como estableció la Asamblea General.